Sergio Bernal: «Los bailarines teníamos la labor de volver a emocionar»

Danzar para inspirar, danzar para escapar, danzar para mantener la tradición más fiel a los orígenes. El ballet es una de esas maravillas que existen para ser disfrutadas cuanto más, mejor; ya no os quisiera ni contar si existe la posibilidad de ser bailada. Quien así lo haya sentido, me comprenderá. Y la de Sergio Bernal, es una de esas almas de pura inspiración y disciplina de nuestro país. Su autenticidad es una de las características que mejor le definen en nuestro encuentro, una entrevista en la que descubrimos quién se esconde tras los escenarios. En la que nos contó sobre su pasos, nunca mejor dicho, en la danza como uno de los mejores bailarines de España, cuyo nombre ha figurado en la plantilla del Ballet Nacional de España como primer bailarín de la compañía. 

Sergio Bernal
Foto: Sergio Bernal

Actualmente, Sergio ha seguido construyendo su camino hasta hoy con nuevos proyectos como la creación de su propia compañía. Además, próximamente representará el papel de uno de los artistas internacionales vinculados al mundo de la creación con el que se identifica profundamente: el diseñador francés Yves Saint Laurent. Aunque si de algo está seguro, es de que sus mayores retos aún están por venir.

sergio bernal
Sergio Bernal en La borda del Mentidero

Pregunta: ¿Por qué empezaste a bailar? ¿En qué momento decide Sergio Bernal que quiere bailar?

Respuesta: Bueno, creo que hay dos momentos clave. El primer momento en el que yo elijo…o más bien mi madre -cuenta sonriente- decide que empiece a bailar es cuando yo tengo 4 años. Tengo un hermano gemelo y otro mayor, y ella decide apuntarnos a clases de sevillanas. Algo curioso, ya que lo usual habría sido apuntarnos a fútbol o a cualquier otra actividad. Mi hermano Pablo a las dos semanas dijo que lo dejaba, y yo, sin embargo, seguí, seguí, seguí… Por otro lado, también es verdad que cuando empecé a estudiar un poco más a fondo, y entré en el conservatorio con unos 11 años; ahí sí que vi más claro que mi futuro tenía que ser este.

P: Como bailarín, ¿cuál ha sido tu mayor reto superado?

R: Yo creo que está por venir. Hasta el momento el bailar no ha sido un reto, sino un camino del que estoy súper contento y me siento muy feliz. Aunque si tuviese que contar retos, destacaría esos pequeños objetivos que me fui poniendo al principio: entrar al Ballet Nacional. Se trata de una compañía de muchísimo prestigio en España e internacionalmente, y para mi era toda una meta. Quería estar en un lugar donde se apreciase y cuidase nuestro repertorio y la tradición.

sergio bernal
Bailarín Sergio Bernal con traje de DSQUARED2

P: Entonces como primer bailarín de la compañía, ¿qué supuso para ti y a día de hoy haber formado parte del Ballet Nacional de España?

R: Ha sido un step, era el siguiente paso de mi carrera. Creo que lo he disfrutado muchísimo. Adoro el BNE, lo siento como «casa», y ha sido una etapa maravillosa en la que he vivido millones de experiencias. Tener «parte» del peso de la representación de tu país es muy bonito. Sobre todo cuando lo que haces lo haces con cariño; cuando te gusta tu país. Me alegro enormemente de haber sido parte; aunque, por otra parte, sí que es cierto que tenía otras metas y retos y combinarlos era complicado. Pero el hecho de ser parte del Ballet ha sido algo que siempre he querido, y me gustaría formar parte siempre de alguna manera ya que sigo siendo bailarín en este país.

Sergio Bernal
Foto: Sergio Bernal

P: ¿Cuál fue el detonante para decir adiós y cambiar el Ballet Nacional de España por otros proyectos?

R: La carrera del bailarín tiene una temporalidad que al final es limitada. Es curioso. Conforme vas adquiriendo más conocimiento, tu cuerpo, por otro lado, va perdiendo facultades. Entonces, volviendo al tema, había un cambio de dirección y fue una época de novedades. Entraba el director actual del Ballet: Rubén Olmo, a quien admiro profundamente, y tuve la motivación suficiente para salir aunque no quería desvincularme del todo. Pero comenzaba a tener limitaciones de contratos, de tiempo… y cuando estás en un puesto de trabajo pienso que debes emplearte a fondo. Entonces, para continuar «mi camino» tuve que tomar decisiones y salir del Ballet, ya lo había conocido y tenía varios proyectos esperándome. Encontré mi momento.

sergio bernal
Sergio Bernal en La borda del Mentidero

P: Sergio, ¿cómo de complicado o de fácil es ser bailarín en nuestro país a día de hoy?

R: Tiene una parte muy compleja porque no está todo lo reconocido que está en otros lugares. Quizá parece que el bailarín en España es una persona que se lo pasa bien; no se dan cuenta de que es un trabajo. Físico, psicológico, de creación. Un trabajo en el que buscas conquistar a un público, mostrar un repertorio que tienes que cuidar tanto como bailarín como miembro que forma parte de un colectivo. No se valora lo suficiente. Ahí todos los bailarines tenemos un objetivo que cumplir que es hacer ver al público el valor que tenemos como país, la tradición, el repertorio… Aún nos queda mucho por luchar para poner la danza en el lugar que debería estar. Al menos para que se vea desde fuera como en otros lugares. Es duro, no te voy a mentir, pero es un trabajo muy bonito.

sergio bernal
Bailarín Sergio Bernal con traje de DSQUARED2

P: Hablando de luchas…¿Cómo recuerdas tu experiencia durante la pandemia?

R: Como en muchos campos, una catástrofe. En primer lugar, por supuesto, por la salud. Por la gente que hemos perdido, familiares que han pasado el virus y para los que ha sido complicado… Pero yo te diría que si vas un poco más allá, a mi me ha servido mucho en concreto para reflexionar. Para darle valor a lo que no le dábamos tanto valor. La vida iba demasiado rápida y va demasiado rápida y que todo se pare en un momento dado, que puedas reflexionar sobre lo que tenías, sobre cómo lo debes de conservar, cómo lo deber de cuidar y cómo debes de trabajar para poder seguir ganando cosas en la vida…creo que a mi me ha beneficiado. Sí que es verdad que ha sido duro porque un bailarín necesita saltar, recorrer, bailar, compañeros con os que interactuar.

 Sergio Bernal
Foto: Sergio Bernal

La danza no es solo individual, sino también colectiva. Aunque hemos tenido la suerte en Madrid de que abrió sus teatros desde junio del año pasado y los ha conservado hasta día de hoy.

P: En cuanto a la gestación de tu propia compañía, que ha sido uno de tus últimos proyectos, ¿qué tal está siendo la experiencia?

R: Estrené compañía en noviembre del año pasado, plena pandemia; y estaba un poco asustado porque no sabía cómo podría salir todo esto. A la hora de empezar con ella fue complicado porque claro, tenemos que vendernos a teatros, ciudades por el mundo…y si está todo cerrado es mucho más complejo. Las nuevas temporadas vienen con mucha más fuerza que las anteriores porque este septiembre que será cuando realmente se retome la actividad. Pero había que seguir adelante, proponer, y contentar al público. Los artistas nos fijamos sobre todo en el público y la gente estaba falta de emoción desde las butacas de un teatro. El miedo, las pérdidas que hemos tenido, han hecho han hecho mucho daño a nivel emocional en las personas. Yo creo que el arte lo cura todo, tiene la capacidad de emocionarte y de hacerte viajar. Al menos, te salva durante unos minutos de la realidad que se esté viviendo. Y todo esto coincide con la labor de esta nueva compañía. Ahora estamos proyectando con fuerza y ganas para afrontar la temporada que se inicia este septiembre. Personalmente estoy muy contento y dispuesto a tocar el corazón de la gente.

Sergio Bernal
Foto: Sergio Bernal

P: ¿Quién forma parte de esta compañía?

R: Somos cuatro bailarines, y contamos con un plantel de 25 músicos bastante importante; lo que la convierte en un proyecto bastante grande. Y aunque la situación actual dificulte la movilidad a grandes grupos de personas, es un trabajo colectivo.

sergio bernal
Bailarín Sergio Bernal con traje de DSQUARED2

P: Y ahora me gustaría sacar uno de los temas que entiendo que te tendrá con los nervios a flor de piel, ¿qué vínculo tiene Sergio Bernal con el diseñador Yves Saint Laurent?

R: Existen varios aspectos de su vida y su persona con los que me siento identificado. Pero el más potente es el emocional. Ambos somos artistas. Pero me gustaría destacar también la figura de Pierre Bergé, a quien pude conocer y mantener una preciosa conversación en su casa, la Villa Oasis. Se trata de un proyecto muy bonito, con un largo camino que aún está fraguándose. El fondo de la idea es trasgredir lo que hizo YSL, teniendo en cuenta lo que hizo en aquella época. Puso a la mujer a la altura del hombre a través de la moda, logró crear un comportamiento social, una manera quedarse con nosotros para siempre en la historia. Este ballet debe y busca ser lo mismo. La vida brillante del diseñador es el gran protagonista; realmente digna de ser vista en escena. Con momentos muy buenos, y muy malos. Algo con lo que también pretendemos que el público sea testigo de esa cara que no puede ver de los artistas. Existen muchas sombras más allá de las luces de un escenario. Y estas sombras son las que moldean lo que cuando hay luz tu ves.

sergio bernal
Bailarín Sergio Bernal con traje de DSQUARED2

P: ¿Un sueño?

R: Dejar un legado. Para mí es muy importante, creo que es de de las cosas más bonitas que puedes aportar. Dejar un granito de arena en la vida, con el que la gente te recuerde por algo que hiciste. Hay una canción de Beyoncé que dice ‘I was here’, aquí dejé un granito de mi forma de ser o de mi forma de pensar. Como en este caso YSL lo hizo.

P: Dale un consejo a a los nuevos bailarines  más jóvenes.

R: Que disfruten de la danza, y de lo bonito que es hacer que te llena en la vida. A mi hay algo que me encanta: salir al escenario y hay momentos en los que una coreografía tiene un silencio y este momento en el que el público está expectante a ver qué vas a hacer, esperando a contemplar cómo será tu próximo paso, es algo maravilloso. La escena te da poder, una sensación por la que todos los bailarines deberían pasar.

sergio bernal
Bailarín Sergio Bernal con traje de DSQUARED2

P: Cuéntanos un obstáculo que te haya servido como moraleja para crecer en tu camino.

R: La primera vez que audicioné para el Ballet Nacional de España me pusieron que no era apto. Ni siquiera nota: no apto. Yo tenía 18 años y me vine abajo completamente porque además yo ya estaba en la escuela del ballet. Sin embargo, esto lo utilicé como palanca. Cuando se cierra una puerta, se abre otra. Si te fijas, luego pasé a ser primer bailarín. Aprendí la moraleja de que si algo quieres en la vida tienes que ir a por ello. Sin duda. El único que se pone dificultades o barreras eres tú mismo. Estoy seguro de que en ese momento obtuve el no apto porque en realidad no estaba lo suficientemente preparado o que debería vivir cosas anteriores a lo que me esperaba.
<

Yo siempre digo que la vida es como un juego, si saber jugar tus piezas, ganas. Y esto me vino muy bien para  b. Y decir Ok, porque te digan un no, no puedes tirar la toalla. Se trata de un sueño, un camino, siempre hay que seguir.