Moncho Moreno: «Ahora las hijas mandan a sus madres a ponerse guapas»

Es una de las figuras estrella de nuestro país si del cuidado y resultados para el cabello se trata. Moncho Moreno, el estilista por excelencia de muchas personalidades tanto de nuestro país, como de fuera, nos abre su salón para contarnos sobre su universo.

moncho moreno
Foto: Moncho Moreno

Pregunta: ¿Qué tal se encuentra el sector de la belleza, en concreto tu salón, tras la pandemia?

Respuesta: Parece que a veces las cosas pasan por algo en la vida. Ha hecho falta una pandemia para que la belleza haya salido reforzada. El sector de la belleza siempre ha estado ahí y nosotros como profesionales ahora estamos viviendo un momento de trabajo increíble. Curiosamente, esta sensación de estar en casa desarreglado ha provocado un ansia viva de sentirnos guapas/os y de estar bien con nosotros mismos. Hacía falta ese momento, también hablando en términos de estética. Nos estamos recuperando de todos estos meses en los que estuvimos cerrados.

Soy muy amigo de la gran psiquiatra Marian Rojas y comentaba junto a ella el momento de cambio convulso que estoy viviendo. Me parece espectacular que las hijas manden a sus madres a mi peluquería. Eso jamás ha pasado, una madre es la que lleva a su hija al peluquero. Nunca había sido al revés. Sentirnos guapos en cualquier momento de la vida es maravilloso.

Moncho Moreno

P: ¿Cuál es la petición que más se repite entre tus clientas?

R: Moncho Moreno se diferencia del resto por tener exclusividad. El ‘Clandestino plus’ es un tratamiento estrella, por ejemplo. Lo sacamos en nuestros laboratorios, donde un equipo maravilloso se pasa la vida trabajando y creando productos nuevos. Está siendo una verdadera locura el resultado de todos ellos.

También tengo que destacar el corte de engrosamiento, que en esta época de post-pandemia está viniendo fenomenal a los cabellos más débiles. La gente quiere tener un pelazo y recuperar la calidad de su cabello. Y para quienes lo han intentado y se les ha partido, o han tenido problemas probablemente tengamos solución. Estamos creando una gran familia y universo Moncho Moreno.

moncho moreno

P: ¿ En qué consiste este corte de engrosamiento?

R: Este corte a pesar de la cantidad de personal que hay trabajando en nuestros salones, solo lo gestiono yo. Un profesional sabe perfectamente qué te sobra y qué te falta. A veces es un corte progresivo, porque lo que tú consideras que hace falta, realmente sobra o viceversa. Hay que ir encontrando en el cabello su cuerpo. Se trata de un corte progresivo, sin darle tiempo a que se estropee. El cabello crece grueso y más fuerte poco a poco, se nota el cambio; así me permite aconsejar sobre otros aspectos a los que no les damos importancia como la raíz del pelo.

La gente da su pelo por perdido, pero no todo lo está. Como yo digo, tengo como 200 «cortes de pelo cocinando» por ahí. En muchos casos, pido la oportunidad de ser el «novio» de sus cabellos, para demostrarles lo que se puede llegar a hacer entregándose en manos de un profesional.

P: ¿Qué abarca el universo Moncho Moreno?

R: El nacimiento de una gran marca que siempre ha estado ahí. Llevo 38 años trabajando en el sector y ahora parece que, por fin, he hecho algo que ha innovado como empresa. Quizás nos faltaba darle un empujón al mundo de la belleza. La forma de entender todo está cambiando, se busca conectar con el origen de los problemas y tratarlos directamente. Nos mantenemos muy unidos tanto a los clientes, como a quienes están dispuestos a conocernos y compartir su confianza. Las redes sociales son uno de los factores claves en este cambio. La incorporación de mi mujer, Berta, ha sido un chute de adrenalina y juntos, entre mil cosas más, hacemos directos en Instagram los lunes donde hablamos directamente con la gente. Hablar de tú a tú, y hacer que el universo de la belleza sea más accesible es muy importante.

Berta lleva toda la parte de comunicación y la verdad es que estamos muy contentos con la aceptación y con el «boom» que suponen nuestras ideas. Tenemos un departamento que trabaja para sorprender y para presentar novedades. La gente está casi todo el tiempo expectante por los nuevos productos, tratamientos…

Moncho Moreno
Estantería del salón

P: Cuéntanos sobre los productos más llamativos que podemos encontrar en Moncho Moreno.

R: Hemos empezado muy fuerte y tenemos la suerte de hacer cosas y que a la gente le encanten. Mi experiencia, me ha llevado a crear esta marca en la que podemos encontrar productos que se adaptan a los nuevos tiempos. Sabía lo que quería: productos inteligentes. Hay muchos, como el peine rosa, que se roban en casa; o el Champú Healthy Smoothie, que cuando los hombres lo prueban se enamoran. Crea un volumen inesperado y te deja con ganas de repetir. O las Hair Parachute, que son ampollas que nutren el cabello y tienen resultados fantásticos sobre la caída del cabello. Siempre hay tratamientos médicos para temas muy graves. O las Gummy Better Hair sin azúcar, para evitar la caída y acelerar su crecimiento.

La gente nos envía fotos a redes enseñándonos el antes y el después. A nosotros nos emocionan los resultados. La gente está redescubriendo su cabello que está resurgiendo.

moncho moreno

P: ¿Este proyecto es más fruto del camino o era una idea que has tenido siempre clara?

R: El trabajo constante es la respuesta clave. Todos tengamos momentos de reflexión, como la pandemia, por ejemplo. Y es ahí donde retomas las riendas para marcar tus próximos pasos en el camino, ahí aproveché para dar ese empujón y desarrollar los nuevos productos. Aposté todo a una carta.

Por mi vida profesional han pasado desde Claudia Schiffer, hasta Olivia Palermo. Un montón de artistas. Pero la gente no me conocía, no existían las redes sociales, no podía comunicarme con ninguno de vosotros. Esa evolución profesional ahora se puede trasladar a la gente, y se ha hecho. Darte a conocer como profesional y como marca ha sido un camino que he estado recorriendo junto a mi equipo muy bonito.

 P: ¿Qué últimos productos o tratamientos destacarías?

R: Me marcho a Milán y estamos tratando de crear un tratamiento que parecerá irreal. Pero pronto os sorprenderá. Aún no puedo adelantar acontecimientos. He conseguido que cuando estás con el tratamiento Clandestino en la playa y tu pelo se estropea, vuelvas de tus vacaciones con el pelo mejor que antes de irte. Algo que habría sido impensable. Andamos trabajando en innovación y en exclusividad para proporcionar resultados espectaculares. Surfing también es otro de nuestros productos estrella. Cuando era joven y quería que mi tupé subiese, echaba limón y azúcar. Con los alquimistas trabajando, con seguimos este producto que lleva azúcar, limón y panela. Bond, J’aime Bond es nuestro top ventas, e incluso lo hemos reformulado en un año, vimos la oportunidad de dar todavía más de sí con tan solo un producto y fuimos a por ello. De cara a Navidad unas chocolatinas de chocolate negro, y muchas más cosas. ¡Todos atentos!

moncho moreno

P: Hemos escuchado por ahí que trabajas también y tienes proyectos fuera de España…¿tienes prevista una expansión Moncho Moreno?

R: Tenemos un proyecto muy emocionante en mente, pero este tipo de movimientos hay que hacerlos con mucha cabeza y con mucho tacto y tiempo. De momento tenemos una apertura en Coruña; y en Lisboa también tenemos otra intención maravillosa y algunas cosas más que no se me pueden escapar aún.

Tengo todo centroamérica preparado, México es un proyecto maravilloso.  Pero antes está España. Tenemos muchos clientes que nos piden que abramos en otros puntos de España porque se desplazan exclusivamente para venir a probar o a continuar con nuestros tratamientos. Las cosas funcionan cuando se hacen con cariño y tiempo.

Moncho Moreno
Foto: Moncho Moreno

P: ¿Qué necesita nuestro cabello tras el verano?

R: Nutrición y mucho amor. Octubre y noviembre son épocas de cambio, el verano queda lejos y ahora con los cuellos y los complementos podemos lanzarnos a cortarnos ese flequillo que no nos atrevíamos a hacernos. A cortarnos la melena. Esas pequeñas locuras las puedes hacer ahora.

Tenemos que cambiar nuestras costumbres. En casa podemos hacer cosas, pero tenemos que acudir con más frecuencia a los salones para que nos mimen, nos nutran y nos cuiden el cabello.