Qué son los alimentos bajos en FODMAPs, menú semanal saludable con Elisa Escorihuela

Elisa Escorihuela
Elisa Escorihuela. /Foto: Nutt.es

Dejó su trabajo para dedicarse a la familia de lleno y en ese momento descubrió su auténtica vocación. Lleva 12 años ayudando a cantidad de personas a comer mejor y acaba de publicar su primer libro: Dietoterapia. Charlamos con Elisa Escorihuela acerca de los alimentos bajos en FOODMAPs, las patologías más vistas en consulta y la nutrición entendida como fuente de salud. Al final de este artículo encuentras también un menú semanal saludable diseñado por ella.

Pregunta: ¿Cuándo y por qué motivo decidiste dedicarte a lo que te dedicas?

Respuesta: El motivo por el que dejé mi profesión de base, yo soy farmacéutica, es porque tuve a mi primera hija y en ese momento decidí tomarme la maternidad muy en serio. Dejé absolutamente todo. Yo me dedicaba a la distribución de productos para investigación de biología molecular que se estaba implantando por aquel entonces en España y me dediqué a Ana pero descubrí que necesitaba algo más. Me matriculé en ADE. No aprobaba ni recreo y al primer trimestre lo dejé todo porque veía que no era una carrera que se acoplase a mis necesidades. Entonces descubrí un máster de Nutrición en la Universidad de Valencia que me encantó. Lo hice durante un año y el director del máster me propuso hacer la carrera y ahí que me planté. La hice en Madrid y pegándome unos cuantos viajecitos a lo largo del año conseguí sacarme la carrera y montar el centro de nutrición que hoy en día dirijo y que ya va a cumplir 12 años, casi como mi segundo hijo.

Elisa Escorihuela
Elisa Escorihuela. /Foto: Instagram

P: Dedicas tu libro a tu familia y amigos y les pides perdón por tus ausencias por lo mucho que te gusta la nutrición. Explícanos este punto. Es pura pasión, ¿no?

R: La nutrición es una parte de la ciencia que me encanta y que disfruto con mucha pasión. Me encanta la consulta, me encanta ayudar a la gente. Es bastante egoísta porque casi me dan ellos más a mí que yo a ellos porque me encanta hacer lo que hago. Les pido perdón porque, ¡imagínate! Les rasco horas de mi tiempo por escribir un libro o porque tengo que grabar no sé qué. Les doy las gracias por toda la comprensión que me han dado y les pido perdón por si en algún momento han notado mi ausencia.

Qué son los alimentos bajos en FODMAPs, menú semanal saludable con Elisa Escorihuela
Foto: @eliescorihuela

P: Tratas diferentes problemas de la salud en las páginas de tu nuevo libro pero, ¿por qué concretamente estas cosas? ¿Son las que más ves en consulta?

R: Sí. En este primer libro se han abordado esas patologías determinadas por eso. No es que sean las más importantes. No es que sea predilección mía sino que es lo que más hemos estado viendo en consulta en estos años. De hecho, me ha dado mucha pena no haber tratado otras patologías pero es que el libro se estaba haciendo cada vez más gordito y nos daba mucho miedo que fuera espeso pero sí, realmente son el tipo de patologías que más vemos hoy en día aunque no son todas.

Tomate relleno de crema de bonito
Tomate relleno de crema de bonito / Foto: @eliescorihuela

P: ¿Por qué en cada capítulo encontramos una dieta de cinco días? ¿Crees que son suficientes para abordar un problema?

R: No, evidentemente no. La pauta debería ser cada día de la semana como con cualquier tratamiento farmacológico. Lo que pasa es que también es una excusa para que la gente que lea el libro tenga una guía. Lo que pasa es que las dietas hay que personalizarlas. Una dieta necesita revisión. Al final se necesita la supervisión de un profesional que es un dietista- nutricionista. Por eso cinco días. Para que la gente vaya a consulta sin miedo porque es la mejor manera de apostar por su salud.

P: «El médico del futuro no tratará el cuerpo humano con medicamentos, más bien curará y prevendrá las enfermedades con la nutrición». Es una frase de tu libro y tendrá seguro sus detractores. ¿Cómo defiendes este pensamiento?

Tallarines de calabacín con pesto
Tallarines de calabacín con pesto / Foto: @eliescorihuela

R: Es una frase que me encanta. Es de Thomas Edison, inventor del gramófono y la bombilla. Nunca lo asociaríamos quizás con estos temas. No creo que tenga muchos detractores porque hoy en dia conocemos la relación que existe entre la alimentación y la salud. Podemos defender tratamientos o técnicas. Podemos defender la farmacología. Todo eso está genial pero si no empezamos a instaurar políticas de prevención mal vamos porque tenemos mucho conocimiento y tecnología pero realmente fíjate como enfermedades como el cáncer, la diabetes o enfermedades respiratorias están causando el 70% de las muertes en el mundo. Entonces, la prevención sería el primer paso para empezar a paliar este efecto que, siendo una sociedad en la que tenemos tantas herramientas no conseguimos eliminar ciertas patologías. Pongo como claro ejemplo el caso de la diabetes. Cuanto más sabemos parece que vaya la cosa a peor. Defiendo este pensamiento hasta la muerte tanto desde la alimentación como desde los buenos hábitos. Poco se habla del descanso en nuestra sociedad. La práctica de ejercicio físico y alejarse de hábitos tóxicos prevendría muchas enfermedades, nos ayudaría a tener sociedades más desarrolladas y a tener un menor gasto farmacéutico y médico.

Elisa Escorihuela. /Foto: Instagram
Elisa Escorihuela. /Foto: Instagram

P: Concedes especial relevancia a los alimentos bajos en FODMAPs. Cuéntanos qué es esto.

R: Es un tipo de alimentación muy característica que se emplea para tratar enfermedades inflamatorias intestinales. Para nosotros es una herramienta muy práctica porque nos ayuda con un tipo de patología que vemos que cada vez está más aumentada. Y son todos esos cajones de sastre que podríamos englobar  en el intestino irritable y en unos síntomas que la gente empieza a notar y se acostumbra a vivir con ellos como son la hinchazón, los pinchazos de barriguita, la distensión abdominal, ir mucho o poco al baño… Con esta alimentación se consigue bajar los Fructanos, Oligosacáridos, Disacáridos, Monisacáridos y Polioles. Parece un poco complicado pero realmente es bajar los azúcares y reducir la fibra para poner en descanso a las bacterias que viven en nuestra microbiota y que generan malestar. Evidentemente, cuando hablamos de patologías diagnosticadas como es un Crohn, una colitis ulcerosa… van fenomenal pero en aquellos cajones de sastre de los que te hablaba también. A mi me encanta asociar la nutrición y la gastronomía y ya tenemos una base de datos en las redes sociales.

P: ¿A qué crees que se debe la popularidad que has alcanzado en las redes sociales?

R: No lo sé. Pero creo que realmente es por vejez, Elisa. (Risas). Son muchos años trabajado en esto. Siempre me ha gustado la divulgación. Creo que fui de las primeras. Aparte tenemos un perfil que nos gusta mucho la gastronomía, el diseño y la fotografía. Hacer fotos y vídeos que inspiren de comida, ser generoso a la hora de compartir cosas… hace que tengas amigos en las redes.

Qué son los alimentos bajos en FODMAPs, menú semanal saludable con Elisa Escorihuela
Batido de plátano y Kefir con semillas de Chía / Foto: @eliescorihuela

P: ¿Dónde podemos contratar tus servicios?

R: A través de www.nutt.es, a través de las redes sociales que siempre estamos pendientes. También por teléfono. ¡Por todos sitios! Estamos pendientes siempre.

P: Ojalá, ojalá, ojalá los médicos nos traten desde la nutrición de aquí a unos años.

R: Realmente cada vez los médicos nos derivan cada vez más a los nutricionistas. Ese trabajo multidisciplinar lo tenemos que hacer todos en conjunto. Nosotros no somos nada sin los médicos y los farmacéuticos y somos también un gran pilar para ellos. La psicología también se debería integrar en este sistema de salud. Al final es un tratamiento que debería tener muchas patitas y debería por supuesto entrar la nutrición pero somos muy peleones porque todavía no se le ha dado la importancia que debe tener sobre todo en lo que se refiere a la adquisición de plazas en el sistema sanitario público y son muy pocas las comunidades que tienen nutricionistas a pie de guerra y parece que siempre hay que recurrir al privado…

Menú semanal saludable con Elisa Escorihuela

Lunes

  • Desayuno: café con leche semidesnatada, copos de avena y pieza de fruta
  • Almuerzo: yogur desnatado
  • Comida: ensalada variada, lentejas estofadas y pieza de fruta
  • Merienda: frutos secos
  • Cena: ensalada de tomate y aguacate, merluza con espinacas y pieza de fruta

Martes

  • Desayuno: infusión, tostada de pan integral con queso fresco y pieza de fruta
  • Almuerzo: frutos secos
  • Comida: sopa de verduras, wok de pollo con verduras y yogur desnatado
  • Merienda: hummus y crudités
  • Cena: súperensalada completa con huevo duro y atún al natural y pieza de fruta

Miércoles

  • Desayuno: infusión, yogur desnatado, frutos secos, pieza de fruta
  • Almuerzo: biscotes integrales con atún
  • Comida: ensalada variada, hamburguesa de legumbres con verduras y pieza de fruta
  • Merienda: queso fresco con orégano
  • Cena: ensalada de cogollos, salteado de pavo con verduras y pieza de fruta

Jueves

  • Desayuno: zumo de naranja natural, tostadas de pan integral con aguacate
  • Almuerzo: pieza de fruta
  • Comida: sopa de verduras, tabulé de quinoa y yogur desnatado
  • Merienda: hojitas de cogollo con guacamole
  • Cena: ensalada de escarola y fresas, brochetas de salmón y pieza de fruta
Elisa Escorihuela
Baba Ganoush de Elisa Escorihuela. /Foto: Instagram

Viernes

  • Desayuno: infusión, pancakes de avena y pieza de fruta
  • Almuerzo: yogur desnatado
  • Comida: chips de boniato, lubina horneada con verduras y pieza de fruta
  • Merienda: helado cremoso de plátano y cacao
  • Cena: ensalada de rúcula y olivas, pizza con base de coliflor y fruta