3 beneficios de correr al aire libre

3 beneficios de correr al aire libre
Foto: Unsplash

Todo el deporte al aire libre que durante la pandemia echamos de menos está dándose ahora. Independientemente de la estación del año, los parques (y los que no lo son) están repletos de personas que no dudan ni un segundo en hacer deporte. A lo largo de estos meses más fríos, son muchos los que apuestan por los gimnasios o por sus casas. Pero hay quienes se dejan ver por los espacios al aire libre para realizar cualquier tipo de actividad deportiva. Correr es, sin duda, la práctica más popular y habitual. Los unos y los otros, pero sobre todo los que hacen deporte al aire libre, conocen los múltiples beneficios de realizar cualquier tipo de práctica deportiva.

Corredor
Foto: Unsplash

Antes de elegir correr al aire libre, hay que verificar las condiciones meteorológicas y valorar si permanecer en el interior es la mejor opción. En principio, no existe una temperatura exacta que justifique la permanencia en los interiores. Quizá, uno de los factores que hay que tener en cuenta es la sensación térmica y las advertencias de congelación. Además, tienes que conocer a la perfección tu ruta para poder valorar su posible estado. En los días que no exista ningún tipo de contratiempo, debes considerar seriamente salir a correr y disfrutar de los múltiples beneficios que aporta hacerlo al aire libre. En ese sentido, ¿qué beneficios tiene correr al aire libre? En COOL te mostramos los más importantes.

Correr al aire libre
Foto: Vej

Reducirás tu tristeza estacional

En los meses más fríos, el estado de ánimo disminuye. Muchos expertos lo denominan como el trastorno afectivo estacional. Este se debe fundamentalmente a que estamos expuestos a una menor luz natural y, por ello, nuestros ritmos circadianos se trastocan. Entrenar al aire libre durante el día puede ayudar a restablecerlos. La exposición a la luz solar también aumenta la producción de vitamina D. Está claro que, para muchas personas, correr al aire libre por sí solo no es suficiente para tratar este trastorno, pero sí para reducirlo. 

Corredor
Foto: @asicsrunning

Quemarás más calorías

Corredora
Foto: Pexels

Varios científicos han demostrado que hacer ejercicio al aire libre en épocas de frío aumenta el gasto energético. En cambio, ese gasto energético es menor si realizas deporte en un espacio cerrado. Además, correr al aire libre podría suponer un mayor gasto de calorías que hacerlo en una cinta del gimnasio. En ese sentido, el terreno irregular, la resistencia al aire libre y el viento aumentan la energía que se gasta durante el ejercicio y, por tanto, aumenta el número de calorías perdidas. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ASICS Running (@asicsrunning)

Mejora tu salud

Correr
Foto: Unsplash

Muchos estudios estadounidenses afirman que en los ambientes cerrados la polución puede llegar a ser más de dos veces que en los exteriores. Aspectos tan básicos como las máquinas, el aire acondicionado, la disposición de las salas o el número de usuarios fomentan el incremento de la polución dentro de esos espacios deportivos. Se respira un aire más limpio y con menos contaminación si entrenas al aire libre en un entorno natural y alejado del tráfico de la ciudad. Además, la exposición prolongada a espacios verdes mejora la salud mental y la función cerebral. Eso también hace que aumente la longevidad mejorando la salud cardiovascular.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de VEJA (@veja)