Aceite de oliva: ¿el color importa?

Aceite de oliva: ¿el color importa?
Aceite de oliva y tomates / Foto: Pixabay

¡Ay, nuestro líquido dorado! Tesoro de nuestra gastronomía. El aceite de oliva es la base de la dieta mediterránea. Esa que, según los británicos, es la única efectiva para mantener un peso saludable a largo plazo. Sin embargo, por mucho que empleemos el aceite de oliva en nuestra cocina, son muchas las cosas que desconocemos del producto. Por ejemplo ¿cuántos tipos de aceite de oliva crees que existen? Hagan sus apuestas. A continuación te damos la respuesta y te contamos otras curiosidades del ingrediente que no pasa de moda.

Plato con aceite
Plato con aceite / Foto: Pixabay

Existen tres tipos de aceite de oliva:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva virgen
  • Aceite de oliva

¿Y qué los diferencia? Fundamentalmente el proceso de obtención del aceite y el punto de maduración de la aceituna. Pero, también, lo perfectas que sean esas aceitunas. El de oliva virgen extra es un aceite obtenido exclusivamente por medios mecánicos, a baja temperatura y de aceitunas completamente sanas recolectadas en su momento óptimo de maduración. El de oliva virgen es similar pero a la aceituna se le permite algún defecto y el tercero, el aceite de oliva sin apellidos, admite más defectos y por eso se somete a un proceso de refinado.

Aceite de oliva
Aceite / Foto: Pixabay

El color no determina la calidad

Tendemos a pensar que el mejor aceite de oliva es el que tiene una tonalidad más oscura. Estamos muy equivocados. El aceite se cata por gusto y olfato y los expertos suelen emplear vasos azules para no puntuar con prejuicios. ¿Y cómo sabríamos entonces viéndolos así cuál es mejor? Es sencillo: lo tendríamos que oler. Si huele a campo, a fresco y a aceituna, es un buen aceite. Un aceite que cumple estos requisitos es sin duda el Cosconia Viride. 100% ecológico, de cosecha temprana y producción familiar. Para adquirirlo puedes ponerte de hecho en contacto con la familia que se ocupa de todo el proceso por medio del correo electrónico que encontrarás en la biografía de su Instagram. La exclusividad hoy día radica en el trato personalizado y eso es lo que la empresa quiere garantizar.

Aceite, totales, alcachofas y pan
Tomates, alcachofas y pan / Foto: Cosconia Viride

El aceite en las ensaladas

Para terminar, como curiosidad, cabe mencionar en qué lugar se pone en las ensaladas el aceite de oliva, en cuál el vinagre y en cuál la sal. ¡Memoriza la respuesta para sacar a cada uno de los ingredientes que emplees para preparar tu plato su máximo partido!.

Aceite de oliva
Foto: Pixabay

Primero ponemos la sal para que penetre bien, después el vinagre para que disuelva los granitos de sal que se hacen los remolones y después ponemos el aceite. ¿Por qué en último lugar? Porque el aceite crea una película protectora que hace que no penetren ni la sal ni el vinagre. Por eso lo hacemos en este orden. 

¡Y ojo! La lechuga mejor cortarla con las manos para que se conserve fresca. Y siempre aliñar antes de servir, aunque justamente porque el aceite crea esa película protectora no pasa nada porque guardemos la ensalada y la consumamos al día siguiente.

¿Apuntado?

Aceite de oliva
Foto: Pexels