Escenas de películas impensables hoy en día

Steve McQueen
Steve McQueen

Cuando la adicción se pone de moda estamos ante un grave problema. Durante muchos años hemos visto cómo los actores de Hollywood, idolatrados e imitados por gran parte de la población, fumaban en las películas. Un cigarrillo tras otro, no había límite. De hecho, se les identificaba más con un cigarro que sin él. Esa imagen de chico malo tenía que estar acompañada por el tabaco. El cine ha sido durante muchos años un fiel colaborador de la industria tabacalera, fomentando mediante la presencia del cigarrillo en las películas que niños y jóvenes se conviertan en adictos a la nicotina. (Seguro que tienes en mente varias escenas de películas donde los actores están con un cigarro en la mano).

Sin embargo, poco a poco hemos podido ver cómo desaparecían los cigarrillos en aquellas películas catalogadas para menores de 14 años. Netflix fue la última gran productora en sumarse a la guerra antitabaco en pantalla.

El actor Roger Moore
El actor Roger Moore en 1968 / Foto: Getty

A continuación te dejamos algunos míticos actores a los que solíamos ver en pantalla con un cigarro o un puro.

James Dean

El rebelde por antonomasia de Hollywood era un adicto al tabaco. De hecho, James Dean era conocido por ser un fumador en cadena: después de terminar un cigarrillo inmediatamente encendía otro.

Humphrey Bogart 

Bogart siempre fue un fumador empedernido, dentro y fuera de la pantalla. En cada film se fumaba unas cuantas cajetillas de tabaco.

Jon Hamm (Don Draper)

Tabaco, sexo y alcohol. Los tres ingredientes que aparecen en todos los capítulos de Mad Men. Según las estadísticas que sacó la serie, se fuma más de 11 veces por capítulo.

Steve McQueen

Fue el rey de lo cool, un actor de vida intensa, acelerada y exitosa. En sus películas podemos. Cigarros, cócteles y ajedrez en ‘El caso Thomas Crown’, de 1968.

 John Wayne

John Wayne fumaba (murió de cáncer) y lo hacía de una forma totalmente natural, integraba el tabaco en el guion sin esfuerzo. Interpretaba de forma tan natural que se llegó a decir que no era realmente un actor, sino un tipo que se dejaba fotografiar sin el menor esfuerzo.

Jack Nicholson

En seis décadas dedicadas al oficio, Jack Nicholson ha recabado una carrera envidiable a los ojos de cualquiera. Seguro que si piensas en algunas escenas de películas de Nicholson, te venga a la mente la de él con un puro en la boca.

Clint Eastwood

En ‘Hombre sin nombre’, el director convenció a un desconocido aún Clint Eastwood para que comenzara a fumar. Sin embargo, contrario a la creencia popular de que el protagonista de ‘El bueno, el malo y el feo’ tiene los mismos humeantes hábitos que algunos de sus personajes más representativos, Eastwood no fuma fuera de la pantalla.

Sean Connery

James Bond fumaba sobre todo en los años 60. De hecho, lo hizo en 5 de las 6 películas de esa década, pero dio su última calada en 202, en ‘Muere otro día’.

Jean-Paul Belmondo

En ‘À bout de Souffle’ (‘Sin aliento’), de 1960, Belmondo aparece constantemente fumando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de All Classic (@clasicogentleman)