Tipos de zapatos para hombre y cómo usarlos

Mocasines
Foto: Crocket and Johns

Siempre hay determinadas prendas básicas que debemos tener en el armario. Una camisa blanca, un traje… y determinados tipos de calzado. Hoy venimos a hablarte de 4 tipos de zapatos para hombre que deben estar en tu fondo de armario porque los vas a utilizar más de lo que crees. Unos mocasines, unos zapatos Oxford, los Monk y unas botas Chelsea. A continuación te explicamos cómo son cada uno de ellos y cuándo ponértelos.

Mocasines

Son quizá los zapatos más usados, especialmente en primavera y verano. Su historia se remonta a la década de 1920, cuando el rey Jorge VI pidió que le hicieran unos zapatos informales para ‘holgazanear’ en sus frías casas de campo.

Mocasines Salvatore Ferragamo
Foto: Salvatore Ferragamo
Mocasines con borlas
Foto: Crockett & Jones

El mocasín se puede poner con la misma facilidad con unos pantalones cortos y un polo, que con unos pantalones de franela y una chaqueta. Un zapato que da a tu atuendo un aspecto más natural y cómodo.

Mocasines Brunello Cucinelli
Foto: Brunello Cucinelli
Mocasines
Foto: Tod’s

Zapatos Oxford

Otro de los tipos de zapatos para hombre más comunes es el Oxford. Se trata del zapato de vestir para hombre más adaptable y elegante que hay. Te los puedes poner con un traje e incluso un esmoquin, si olvidar los chinos para ocasiones menos formales. Hay ciertas prendas que todo hombre debe tener en el armario, básicos. Unos zapatos Oxford no pueden faltar en el zapatero. Tan necesarios como una camisa blanca o un traje azul.

Zapatos Oxford
Foto: Crockett & Jones
Zapatos oxford de John Lobb
Foto: John Lobb

Zapatos Monk

Siempre abrochados, con una hebilla o dos, preferiblemente dos. Se cree que los primeros se fabricaron hace 800 años e iban destinados a los monjes, a modo de sandalia con tiras. De ahí proviene su nombre, ‘monk’, ‘monje’ en inglés.

Zapatos monk de Tom Ford
Foto: Tom Ford

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de JOHN LOBB (@johnlobb)

Botines

La bota Chelsea se inventó a mediados del siglo XIX y fue la reina Victoria quien la popularizó. Poco después, se convirtió en el calzado elegido por los Beatles y desde entonces es frecuente verlas sobre los escenarios. Los Chelsea son elegantes a la vez que informales, aceptan numerosos tipos de atuendos. Además, son cómodos y perfectos para los días de lluvia. A continuación, te mostramos 2 tipos de botines.

Botines John Lobb
Foto: John Lobb