La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

No es la primera casa de vidrio que vemos y apenas es un render, pero imaginarnos viviendo o visitando esta casa de cristal sobre un acantilado, pone la piel de gallina. Se trata de un diseño del estudio Yakusha Design, quien nos tiene acostumbrados a  casas surrealistas en lugares impensables. Ahora, nos sorprende con una vivienda minimalista denominada ‘The Air’ capaz de aguantar el equilibrio sobre un acantilado de Portugal. ¿Te imaginas alquilándola para pasar unos días de vacaciones? Apta para personas sin vértigo de lo que no hay duda es que las vistas son impresionantes.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

Con vistas hacia el mar, con el sonido de las olas golpeando las rocas por las noches, la brisa marina… El diseño de esta casa de cristal de 270 grados hace referencia a la idea del tradicional faro. Sin embargo, no pueden tener menos en común. Según el propio estudio, la idea detrás de este diseño era crear una sensación de falso equilibro.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

La propia casa de cristal está unida a un pilar vertical que es el que la mantiene sujeta, y sobre una gruesa base de hormigón. Pese a que parte de este pilar vertical se mete en la vivienda se decidió no colocar ninguna pared o separación opaca, de modo que nada interfiriera con la vista. Así, podemos disfrutar del océano Atlántico desde cualquier rincón, cerrar los ojos y transportarnos a mitad de la inmensidad del mar sin movernos de la comodidad del sofá.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

El pilar de hormigón que se mete en la vivienda sirvió para hacer una pequeña separación en el interior. Pese a que todas las zonas (dormitorio, salón, cocina y baño) fluyen de una manera orgánica, permite dar algo de intimidad. El interior apenas tiene 48 metros cuadrados, por lo que no está pensado para pasar muchos días ni una familia entera, pero sí para parejas que quieran disfrutar de unos días en la costa portuguesa.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

El interior de la casa de cristal es totalmente minimalista y sólo encontramos los muebles esenciales y necesarios para hacer cómoda la estancia. Colores neutros y poco llamativos. Lo más impresionante está en el exterior.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design

Ahora sólo nos falta que esta vivienda se convierta en realidad y poder disfrutar de unas vistas impresionantes.

La minicasa de cristal suspendida sobre el océano Atlántico
Foto: Yakusha Design