El exclusivo cronógrafo de Jaeger-LeCoultre inspirado en la flor del cerezo

Jaeger-LeCoultre
Foto: Jaeger-LeCoultre

En COOL somos amantes y fieles seguidores de muchas cosas. Pero, sin duda, nos declaramos auténticos entusiastas de los relojes. Recientemente, hemos descubierto un increíble cronógrafo en una exposición de artesanía celebrada en la isla de San Giorgio Maggiore en Venecia, Italia. El ‘Regulateur Cherry Blossom’ lo firma Jaeger-LeCoultre y es una auténtica pieza exclusiva inspirada en las flores de los cerezos.

‘Regulateur Cherry Blossom’
‘Regulateur Cherry Blossom’ / Foto: Jaeger-LeCoultre

¿Por qué Jaeger-LeCoultre ha escogido el tema de la flor del cerezo? Ese es un importante motivo de la cultura japonesa y se ha convertido en una metáfora universal de la primavera. Es todo un símbolo de renovación y un recordatorio de la naturaleza efímera de la vida y del tiempo mismo.

Cerezos en flor
Foto: Jaeger-LeCoultre

El reloj está rodeado por un dúo de paneles esmaltados. Para crearlos se tardó 200 horas y, por ello, este increíble cronógrafo constituye el mayor trabajo de esmalte que Jaeger-LeCoultre haya realizado jamás. Cada uno de los paneles ha sido pintado a mano sobre un fondo de esmalte negro grand feu.

‘Regulateur Cherry Blossom’
Foto: Jaeger-LeCoultre

Los esmaltadores tuvieron que perfeccionar la técnica de ‘esmaltado en seco’. Esta consiste en tamizar varias veces pigmento en polvo en las placas de cobre. Después de cada capa, los paneles tenían que ser cocidos, enfriados y aplanados. Cada una de las etapas tenía gran cantidad de riesgos y peligros. Solo cuando se perfeccionó el fondo negro, los pintores pudieron comenzar su arduo y detallado trabajo.

‘Regulateur Cherry Blossom’
Foto: Jaeger-LeCoultre

El reloj ‘Atmos’, inventado por Jean-Léon Reutter en 1928, tiene una cápsula llena de gas. A medida que la temperatura sube y baja, el gas se expande o se contrae, lo que hace que la cápsula se expanda o se contraiga a su vez. La energía creada está vinculada a un mecanismo que la utiliza para envolver al resorte principal. Una variación mínima de un grado Celsius es suficiente para crear energía durante dos días. Jaeger-LeCoultre ha realizado varias mejoras técnicas desde que adquiriera las patentes de este ‘reloj del presidente’ en 1936.

‘Regulateur Cherry Blossom’
Foto: Jaeger-LeCoultre

‘Regulateur Cherry Blossom’

El ‘Regulateur Cherry Blossom’ funciona con el calibre Jaeger-LeCoultre 582, una pantalla de estilo regulador (solo aparecen minutos en el dial central y las horas en una subesfera) y una indicación de fase lunar que tardará 3.821 años en ser reajustada. Este ‘Atmos Regulateur Cherry Blossom’ tiene un valor de más de 250.000 euros. De esta pieza también se pueden hacer diseños adicionales y modificados bajo pedido.