Kelekona, el exclusivo minibús que vuela de Londres a París en 1 hora

Kelekona
Foto: Kelekona

El mundo evoluciona a pasos agigantados. Hemos avanzado, tecnológicamente hablando, más en la última década que en los últimos 100 años, y lo que llegará en los próximos años a veces puede hasta asustar. Sin embargo, afortunadamente en la mayoría de las ocasiones, la tecnología ha llegado para ayudarnos a vivir mejor. En este caso, os voy a hablar de Kelekona, una empresa estadounidense que propone crear un minibús volador de hasta 40 ocupantes, más el piloto, capaz de recorrer más de 500 kilómetros en apenas una hora. Así es el prototipo eVTOL que propone esta empresa emergente y podría cambiar la forma de viajar.

Kelekona, el exclusivo minibús que vuela de Londres a París en 1 hora
Foto: Kelekona

Similar a un dirigible, el minubús volador de Kelekona podría ir de Londres a París en una hora y con cero emisiones. Asimismo, cuenta con espacio para transportar a 40 pasajeros más un piloto o 4,5 toneladas de cargamento. eVTOL tiene la apariencia de un dirigible, pero va a una mayor velocidad.

Por otro lado, pese a que por ahora está enfocado en el transporte masivo, la compañía prevé otros usos, entre ellos, el de transporte militar y ambulancia aérea. Ello sería de gran ayuda en caso de catástrofes naturales. Una forma rápida y segura de poder transportar a gente o de poder llevar bienes de primera de necesidad allí donde se necesite.

Kelekona, el exclusivo minibús que vuela de Londres a París en 1 hora
Foto: Kelekona

Kelekona plantea de momento lanzar su minibús volador con capacidad para unas 40 personas, aunque su ambición no se detiene ahí. Su objetivo es desarrollar una verdadera alternativa de transporte para el futuro, que permita cambiar la forma en la que viajamos actualmente.

Kelekona, el exclusivo minibús que vuela de Londres a París en 1 hora
Foto: Kelekona

¿Ganas de un viaje con tu grupo de amigos? Quizá este minibús volador pueda también alquilarse, con piloto incluido, y poder viajar así entre islas de forma rápida y cero contaminante. Sin duda, estamos en un momento de la historia que nos parece el futuro.