Nos colamos en la casa de la fotógrafa Rosa Copado

Rosa Copado
Rosa Copado

La fotógrafa andaluza Rosa Copado es una de las mujeres más inspiradoras de Instagram. Su estilo minimalista, su sencillez… Hacen de su perfil uno de los más cotizados cuando nos apetece buscar un poco de belleza. Elegante pero simple, en el buen sentido de la palabra, su estilo se capta en sus fotografías, en su manera de vestir… Y en su casa de Madrid. Después de colarnos en la casa de Paula Ordovás, Marta Ortiz o en la casa parisina de Alexandra Pereira… Es hora de colarse en la casa de la fotógrafa de Jaén.

Tras una temporada en Londres la fotógrafa volvía a su casa de Madrid, una de las más bonitas de las redes. Una casa de doble altura en pleno centro de la capital en el que ella hace sus propias sesiones de fotos y donde nos muestra algunos de los rincones de su universo.

Grandes ventanales

Para una fotógrafa la luz es primordial, por eso su casa debe tener luz por todas partes. Nunca se sabe si tu casa puede ser tu propio estudio de fotografía. La suya lo es, y lo vemos en los grandes ventanales de su salón, en su habitación… Copado juega con la luz en cada una de sus habitaciones.

El blanco

El blanco es el color que más respira en esa casa. En las paredes, en las ventanas, en el mobiliario, en las cortinas… El blanco aporta limpieza, paz y tranquilidad. Y en una ciudad tan caótica como Madrid, es un buen aliado. También es un color que ayuda a buscar esa inspiración que a veces una fotógrafa necesita. La casa de Copado es un oasis níveo.

Detalles de otras épocas

La mezcla de estilos es una evidencia de la casa de la fotógrafa. Aunque se mezclan de manera sutil, tiñendo de color algunos rincones que eran blancos. Una lámpara dorado y un sillón de terciopelo que nos recuerda a los años 50, una mesa de cristal… Son esas cosas las que hacen de una casa un hogar.

La naturaleza

En esta casa en pleno centro de Madrid encontramos plantas, que nos aportan ese toque de realidad en una casa sacada de revista. Plantas en el dormitorio, plantas en el salón… Toques verdes que colorean la casa de la fotógrafa de Jaén