El superyate que funciona como puerto para otros barcos

Superyate Saturnia
Saturnia / Foto: Lazzarini

¿Por qué los puertos han de estar en tierra? Esa fue la pregunta que se hicieron desde Lazzarini, un grupo de diseñadores de coches y barcos que quieren revolucionar el mundo náutico. Y lo están consiguiendo. El último proyecto de este estudio es diseñar un superyate que, además de navegar por el océano, funcionaría como astillero de pequeñas embarcaciones que necesiten sus servicios en alta mar. Te invitamos a descubrirlo y te explicamos todos los detalles que se sabe hasta ahora.

El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini

Estamos frente a un futurista superyate apodado Saturnia de casi 100 metros de largo capaz de albergar a varios barcos en su interior. Este ‘puerto privado’ está en medio del yate y se puede acceder a él a través de dos grandes aberturas que hay a cada lado del yate que se elevan automáticamente cuando es necesario.

El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini

En el interior del yate nos encontramos con 5 pisos con altos techos y grandes ventanales que buscan conectar al máximo la sensación de estar en alta mar. Lazzarini ya ha anunciado que construirá el barco a aquellos clientes que estén interesados y aporten algo más de 250 millones de euros.

El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini

Desde Lazzarini han explicado que se ceñirán al gusto de cada cliente para personalizar el diseño del superyate según sus necesidades. Tendrá capacidad para entre 10 y 20 suites, habrá múltiples piscinas, un salón con el suelo de vidrio para poder ver el fondo marino, áreas de comedor al aire libre… Un auténtico yate de lujo al alcance de muy pocos que pronto podremos ver surcando los mares.

El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini
El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini

La propulsión será híbrida, y contará con una velocidad de 30 nudos. Se fabricará con fibra de carbono seca, lo que le hará un 50% más ligero que las embarcaciones de su mismo tamaño, según explican desde Lazzarini.

El superyate que funciona como puerto para otros barcos
Foto: Lazzarini