Icono COOL: el estilo del príncipe Carlos de Inglaterra

El príncipe Carlos jugando al polo
El príncipe Carlos jugando al polo / Foto: Getty

Del estilo británico podríamos decir que está por encima de los demás. Esa manera de llevar los trajes o el estilo masculino por antonomasia es algo que los británicos llevan en la genética. Ya se sabe, Savile Row en Londres es una de las mejores calles del mundo para hacerse un traje. El tailoring es la esencia de esa zona. Uno de los mejores ejemplos de esta manera de llevar los trajes es el príncipe Carlos. El hijo de Isabel II es también un icono de estilo y vamos a analizar cómo lleva la ropa. El príncipe de Gales es nuestro nuevo icono COOL.

El príncipe Carlos jugando al polo
El príncipe Carlos jugando al polo / Foto: Getty

Siempre elegante

El Princípe Carlos y la Princesa Diana en el Cirencester Polo Club / Foto: Getty images
El princípe Carlos y la princesa Diana en el Cirencester Polo Club / Foto: Getty images

Hasta fuera del mundo trajes el príncipe Carlos no ha perdido esa elegancia. Podríamos decir que es genética. Es cierto que tener un icono de estilo al lado como la princesa Diana podía sumarle o restarle, según lo viéramos, pero en este caso… Sumaban. Nos gusta ese detalle de las gafas, muy de los 70. El look, de polo, tiene sus detalles: un reloj y un sello en el dedo. El príncipe Carlos no deja a un lado su personalidad.

El paraguas

El Príncipe Carlos en el año 2000 en Manchester / Foto: Getty Images
El príncipe de Gales en el año 2000 en Manchester / Foto: Getty Images

Por suerte o por desgracia el paraguas es un accesorio más en los looks de los británicos. Y como el príncipe Carlos lo sabe, lo lleva con total normalidad. Siempre apuesta por paraguas de colores oscuros, para que no llamen la atención demasiado. Los lleva a modo de bastón, se apoya en ellos al posar… Le da hasta un aire más fuerte de gentleman.

Las corbatas

El Príncipe Carlos cerca de Florencia, en 2002 / Foto: Getty Images
El príncipe Carlos cerca de Florencia, en 2002 / Foto: Getty Images

Casi podríamos decir que las corbatas forman parte de la seña de identidad del príncipe Carlos. Nunca son discretas… Pero tampoco demasiado eclécticas. Logran ese equilibrio. Utiliza colores llamativos pero siempre dentro de una gama elegante. Consigue darle un twist a sus looks con la elección de las corbatas y eso nos gusta, porque no es fácil lograrlo. Aunque eso sí, siempre suele apostar por prints sencillos como las rayas. Horizontales, diagonales… Según lo que le apetezca o le encaje a su traje de chaqueta.

Doble botonadura

El Príncipe Carlos junto a Camila Parker Bowles en Norfolk, 2002 / Foto: Getty Images
El príncipe de Gales junto a Camila Parker Bowles en Norfolk, 2002 / Foto: Getty Images

Dentro de todos los tipos de traje que existen hay unos por encima de los demás. Los trajes con americanas con doble botonadura son los favoritos del príncipe Carlos. Son diferentes pero son muy elegantes y al hijo de la soberana le sientan como un pincel. Los sabe llevar con personalidad y los combina a la perfección según el tipo de evento. A la americana nunca le falta un pañuelo.

El gris

El Príncipe Carlos con la Princesa Diana en 1981 / Foto: Getty Images
El príncipe Carlos con la princesa Diana en 1981 / Foto: Getty Images

El color gris es uno de los colores favoritos del Príncipe Carlos. El gris, en todas sus tonalidades, han teñido sus trajes de chaqueta. El protocolo para el hijo de la soberana nunca ha sido un problema, por eso en los actos diurnos el gris siempre era un fiel aliado. Eso sí, siempre ha apostado por tonalidades sofisticadas. Colores oscuros solo cuando la ocasión lo requería. ¿Lo mejor? Que luego ha jugado con el color con detalles menos desapercibidos, como la corbata… Que casualmente, lleva a juego con el look de la princesa Diana.