Una fábrica de lápices convertida en un escondite con cenas de lujo

Vipp Pencil House /Vipp
Vipp Pencil House /Vipp-low

Todo comenzó con una papelera. Después llegaría la mesa y la silla para finalmente atreverse con la cocina. En todos sus aspectos. Y es que la firma de diseño danés ‘Vipp’ no solo ha transformado una fábrica de lápices centenaria en un showroom, lo ha convertido en el escenario gastronómico de moda de Copenhague. Bienvenidos a ‘Vipp Pencil House’ y sus selectos ‘Supper Club’.

Vipp Pencil Factory / Foto: Vipp
Foto: Vipp

Aún son muchos los vecinos del barrio de Islands Brygge los que recuerdan el humo de la fábrica en la que nacían los lápices más icónicos de Copenhague: Viking. Los que serían nuestros Staedtler a la danesa siguen fabricándose todavía pero en una nueva sede, dejando vacío el edificio estilo Bauhaus que la firma de diseño danesa Vipp ha reconvertido en un elegante espacio en el que se dan cenas de lujo privadas y en número reducido con los mejores chefs del panorama internacional.

Vipp Pencil Factory / Foto: Vipp
Foto: Vipp

Un plan con reserva

Mezclando creaciones clásicas de esta firma que comenzase como fabricante de cubos de pedal de metal con sus últimas creaciones – véase su cocina modular – el showroom que ofrece ‘Vipp Pencil Factory’es una parada obligatoria para los amantes del diseño. También del buen comer, pues el pasado septiembre se inauguraba Vipp Supper Club, cenas para unos pocos afortunados en donde comida, arte, diseño, arquitectura y música convergen para crear un plan único. Y para el que hay que reservar con antelación, pues las plazas no superan la treintena de afortunados y no se realizan todos los días.

Vipp Pencil Factory / Foto: Vipp
Foto: Vipp

Como en casa

Sintiéndose como en casa, entre unas paredes que tienen un siglo, esta ex-fábrica de dos pisos también luce como un elegante showroom en el que disfrutar de elegante mobiliario y de las últimas novedades de Vipp tras el trabajo llevado a cabo por la diseñadora de interiores, Julie Cloos Mølsgaard, quien lideró el lápiz en la transformación de este espacio de 400 metros cuadrados conocido como ‘Vipp Pencil House’. De hecho, la planta superior es un apartamento en el que poder alojarse.

Vipp Pencil Factory / Foto: Vipp
Foto: Vipp

Del mejor restaurante del mundo

Volviendo a la experiencia gastronómica, íntima y social, ésta se sirve en una mesa para unos 26 comensales (obligatorio reservar) con la cocina abierta y a pleno rendimiento con chefs de renombre mundial a unos pocos metros y un piano sonando en directo. Para hacerse una idea del nivel de este ‘pop-up’ gastronómico, el chef italiano Riccardo Canella, procedente de Noma, mejor restaurante del mundo, fue el primero en ofrece un ‘Vipp Supper Club’ el pasado mes de septiembre.

riccardo.canella
Foto: riccardo.canella

Pronto pasará por la cocina de ‘Vipp Pencil Hoyse’ el chef danés Torsten Vildgaard, la estrella Michelin danesa más rápida ganada por su restaurante ‘Studio’, quien mostrará su destreza preparando y emplatando el menú ante los ojos de los asistentes. ¿Qué más se puede pedir? Disfrutar de esta cena íntima sintiéndose como en casa, entre muebles y accesorios de la lujosa firma (perfectos para tomar ideas para la propia casa), piezas de arte de galerías locales y mucha historia a la que sacarle punta.

Vipp Pencil House / Vipp
Foto: Vipp