Empresa de personas para personas

Powered by

La importancia de comprometerse con la inserción laboral de las mujeres que han sufrido violencia de género

by OKDIARIO

El empleo es la puerta que permite a las mujeres que sufren violencia de género salir de ese círculo porque, entre otros aspectos, conlleva el acceso a la independencia económica, personal y social necesarias para romper el vínculo con el agresor, además de tener una recuperación más rápida y sosegada.

Para ello, para ayudar a todas aquellas mujeres que han sido víctimas de violencia de género, es importante que desde las compañías se vele por la recuperación de estas, brindándoles la oportunidad de ir cada día a trabajar para que se sientan útiles, realizadas y libres para, poco a poco, poder sanar y dejar atrás el sufrimiento de la violencia.

En este sentido, hay que destacar la gran labor que hace Clece para dar su apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género a través de diversos proyectos. Entre ellos, la compañía, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra este 25 de noviembre, ha impulsado durante este mes un proyecto especial para la contratación de personas de este colectivo, que suma, a día de hoy, 130 nuevas contrataciones de mujeres que han encontrado en Clece una nueva oportunidad.

Íñigo Camilleri, director de Selección de Clece, detalla que el proyecto nace tras una propuesta de la presidencia de la empresa. “Inicialmente el programa tenía el objetivo de contratar a 50 mujeres víctimas de violencia de género durante el mes de noviembre, pero el éxito ha permitido casi triplicar la cifra”.

En la labor de contratación, prosiguen desde Clece, se ha contado con “el esfuerzo” de 30 profesionales de la compañía especializados en contratar personas procedentes de “colectivos vulnerables en toda España junto con la colaboración y ayuda de entidades de alcance nacional y local con las que venimos trabajando desde hace años. Algo que, como decía, nos ha permitido conseguir contratar a 130 mujeres víctimas de violencia de género durante este mes”.

“Fue un alivio escuchar al otro lado del teléfono: ‘Tranquila, yo te ayudo’”

Una empleada del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Clece en la zona de Levante señala la gran oportunidad que se abrió ante ella cuando la compañía le brindó un trabajo tras una búsqueda sin resultados. “Llevaba un tiempo sin encontrar ayuda en ningún sitio y fue un alivio escuchar al otro lado del teléfono que alguien me dijera: ‘Tranquila que yo te ayudo’. Seis meses después tuve contrato indefinido”.

Y añade, además, que para ella este trabajo es muy importante porque “hace que me sienta útil y, lo que es aún más importante, están a mi lado a nivel profesional y humano cuando, por ejemplo, he tenido un juicio o he tenido que llevar a mi hija al médico”. Por ello, concluye: “Se necesitan más empresas como Clece que se pongan del lado del que sufre”.

Más de 15 años impulsado la igualdad de oportunidades

La apuesta de Clece por la inserción laboral de colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión no es nueva. La compañía lleva más de 15 años impulsando la igualdad de oportunidades a través de la integración de personas de colectivos desfavorecidos como son las mujeres víctimas de violencia de género, entre otros.

Además, trabaja para concienciar a la población de la realidad y situación que viven los colectivos más vulnerables de la sociedad y para promover el mantenimiento del empleo, favoreciendo la posibilidad de que las personas puedan acceder a un puesto de trabajo y fomentando su desarrollo profesional y personal.

9.300 empleados proceden de colectivos en riesgo de exclusión

En este momento, más de 9.300 empleados de Clece pertenecen a colectivos en riesgo de exclusión. En el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, en septiembre de 2020, eran 249 mujeres las que formaban parte de la plantilla. Tras la campaña llevaba a cabo durante el mes de noviembre, actualmente Clece cuenta con 379 mujeres pertenecientes a este colectivo vulnerable.

Definitivamente, regresar al mercado laboral, tener relaciones humanas e ingresos propios brinda la capacidad a estas mujeres víctimas de violencia de género de romper con el pasado.

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA CLECE