Empresa de personas para personas

Powered by

«Centímetro a centímetro», talleres de ayuda a padres de niños de 0 a 3 años

by OKDIARIO

Los primeros meses y años de un niño son todo un reto, sobre todo para aquellas personas que por primera vez experimentan el maravilloso –y a veces también duro- mundo de la paternidad. Es una experiencia intensa y apasionante, pero también compleja y llena de preguntas que a veces no se saben responder sin una orientación adecuada. La evolución durante el primer año de vida es enorme y las familias, comprometidas con la educación y la creación de vínculos emocionales duraderos con sus hijos, quieren estar preparadas para cualquier cambio en su desarrollo.

¿Cómo son los cambios que sufrirán sus hijos cuando acudan a los centros educativos? ¿Cómo son los cambios en la alimentación y el sueño? ¿Cómo coordinar la educación de los colegios con la educación en casa? ¿Cuáles son las dificultades que como padres pueden encontrar en el primer ciclo educacional? Estas son sólo algunas de las dudas y las preocupaciones que pueden asaltar a las familias de alumnos de cero a tres años, por ello, desde Koala Soluciones Educativas, filial de Clece, han puesto en marcha durante este curso 2019/20 un total de diez talleres bajo el nombre de «Centímetro a Centímetro» en varias escuelas de la provincia de Valladolid y de Burgos, entre ellas la Escuela Infantil Municipal (EIM) de Aranda de Duero, EIM Virgen de Castilviejo de Medina de Rioseco y EIM Pinto Pinto de Laguna de Duero.

Se trata de un programa de acompañamiento al desarrollo del niño del primer ciclo de Escuela Infantil que consta de un total de diez talleres o acciones dirigidos a padres de alumnos del primer ciclo educacional (0-3 años) de estas tres escuelas. Beatriz Alonso, responsable de Koala Soluciones Educativas, explica a OKDIARIO que «los padres siguen demandando las recetas para conocer más información de las dietas, el sueño infantil, las rabietas, etc». Afirma, además, que el proyecto ha tenido mucha aceptación porque, al fin y al cabo, todos los padres, primerizos o no, tienen muchas dudas que no todo el mundo puede responder.

Koala Soluciones Educativas, encargada de la gestión de estas escuelas públicas vallisoletanas y burgalesas, propuso el desarrollo de estas acciones dirigidas a las familias para mejorar su propuesta a la hora de optar al concurso público de gestión. «Han tenido muchísima aceptación, de modo que siempre que los pliegos nos lo permitan vamos a seguir haciendo propuestas de esta naturaleza, por supuesto», concluye Alonso.

Mónica Fernández, psicopedagoga que imparte los talleres en los centros infantiles vallisoletanos y burgaleses, explica que está siendo una experiencia muy «enriquecedora» porque «las personas que tienen el primer hijo siempre tienen muchísimas dudas y, en muchas ocasiones, no saben bien a quien acudir y, por fin, gracias a esta acción en las escuelas hay alguien que puede ayudar a solventarlas».

Los talleres están organizados por temáticas y dependen, además, de las edades de los niños. Se tratan aspectos que afectan tanto al alumnado como a sus familias como la despañalización, la adaptación a la escuela, la autonomía, las dificultades a la hora de la comida –alimentos nuevos– o el sueño. «Este último tema lo decidimos incorporar porque nos preguntaban mucho y vimos que se trata de un aspecto que preocupaba mucho a las familias», apunta Fernández.

Según explica la experta, los participantes al finalizar los talleres quedan «muy contentos porque tienen sensación de tranquilidad». Cree, además, que «hay que empoderarles porque suelen venir un poco cansados de probar varios métodos que nos les funcionan y les ayudamos a ver las cosas con perspectiva«.

Gracias a esta iniciativa de Koala Soluciones Educativas se ha podido crear un espacio en el que las familias se pueden «desahogar y coger una base de información sobre las cosas que les preocupan para poder comprender la razón por la que unos métodos  funcionan y otros no».

Aclara Fernández que en sus talleres se aleja de dar «pautas dogmáticas porque cada familia tiene que criar como considere mejor. Unos eligen una crianza más tradicional y otros más liberal, pero yo siempre intento explicarlo desde la comprensión, es decir, hacer entender que cada cosa que hacemos afecta a nuestros hijos de determinada forma».

Carolina Morejón, vecina de Aranda del Duero y madre de dos niños de 3 y 5 años que ha asistido a los talleres, asegura que son iniciativas que «vienen muy bien porque te da pautas prácticas, la teoría ya nos la sabemos». Explica, además, que «el lenguaje es sencillo, todo está muy ordenado para que podamos participar porque, al menos lo que más valoro yo, es que Mónica parte un poco de situaciones que nosotros mismos le íbamos poniendo, no de sus ejemplos, sino desde nuestras situaciones».

Fernández también trata temas como la socialización de los niños o las famosas pataletas. «Este es el taller que siempre hago en una o dos sesiones. Ayudarles a afrontar la frustración de los niños, los celos entre hermanos o fomentar la comunicación de padres a hijos», apunta la psicopedagoga.

Otro de los talleres que más aceptación tienen es el que trata la comunicación entre los progenitores. «Cuando los niños son pequeños», aclara Fernández, «se aparca un poco el trabajo entre la pareja, por eso, este es uno de los más curiosos, aunque también uno en los que más se cohíben, así que no lo suelo poner al principio, pero tras varias semanas se crea una relación de confianza y funciona muy bien».

Todos los talleres llevados a cabo en estas escuelas públicas, gestionadas por Koala Soluciones Educativas, son herramientas de comunicación que se llevan para casa. Fernández se muestra «muy contenta» con el ambiente que se crea porque, además, apunta, «no tengo a nadie que me diga que no funciona porque no doy patrones morales, sino solo orientación».

Por su parte, Morejón añade que, efectivamente, «la educación no es un bizcocho con unas medidas mágicas, en estos talleres te dan herramientas que debes ir usando lo que mejor te vaya dependiendo de cada situación». Comenta, además, que a ella le gustado mucho el taller de las rabietas y el de comunicación positiva: «Este último es cierto que funciona, cuando tú cambias el lenguaje, ellos lo notan».

En definitiva, según asegura esta madre arandina, estos talleres impulsados por Koala Soluciones Educativas «te ayudan a centrarte como madre, aunque hayamos leído mucho sobre educación, de vez en cuando te viene bien un recordatorio, sobre todo cuando estás totalmente metida en el día a día. Yo con mis hijos sí que he notado cambios, así que ojalá hagan más talleres así, a mí me encantan».

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA CLECE