Hablemos de futuro

Powered by

Un futuro apasionante que comienza en Silicon Valley

by OKDIARIO

Lo que comenzó como un idea para su trabajo de fin de grado de Diseño Gráfico ha terminado convirtiéndose en un proyecto con mucho potencial. Tanto que a uno de sus creadores le ha servido para ser uno de los 54 jóvenes finalistas de la actual edición del Programa Explorer, impulsado por Banco Santander con la coordinación del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE).

Llegado desde el Sant Feliu de Llobregat Space, Tomás Lobez se encuentra estos días inmerso en una experiencia que, probablemente, nunca olvidará. El pasado jueves, junto a otros 53 talentos ‘made in Spain’, tomó un avión rumbo a la Meca de la innovación y el emprendimiento, Silicon Valley. Allí le esperaba una intensa semana, cargada de enriquecedoras experiencias, ponencias y networking. Una semana que puede que, algún día, recuerde como el viaje de su vida.

De momento, define la experiencia como absolutamente “reveladora”. “Estamos descubriendo, de primera mano, un mundo que nos han contado siempre que está muy idealizado, que nos ha quedado muy lejos, como una gran liga que ahí está”, nos cuenta Tomás desde el hotel donde se alojan, antes de comenzar una nueva e interesante jornada. Por eso, el joven catalán destaca la enorme oportunidad que les ofrece este viaje para conocer el contexto real, más allá de lo que les habían contado hasta ahora: “Estar aquí hablando de tú a tú con gente que está tan metida en este mundo y que te lo cuenta como podría contártelo un amigo, te da una perspectiva para pensar que, aunque a veces las cosas nos las pintan como muy inaccesibles, es posible hacer negocios en Silicon Valley o traer tu negocio a Estados Unidos”.

Junto a él, viaja ‘Nixi for Children, el proyecto que le ha servido para formar parte de este exclusivo club de talento joven. Esta iniciativa desarrolla entrenamientos de realidad virtual para ayudar a los pacientes pediátricos a comprender mejor el proceso por el que van a pasar en el hospital. A través de las experiencias de RV, como si fuera parte de un juego, los niños y sus familiares descubren desde casa cómo es el quirófano por dentro y de este modo se evita la ansiedad perioperatoria. Actualmente, el proyecto se desarrolla en el Hospital Pediátrico de Barcelona, tras una campaña de crowdfunding, desarrollada durante el pasado mes de mayo, que les permitió poner en mano de pacientes reales estas experiencias de RV.

“Los resultados están siendo muy positivos y ya estamos recibiendo peticiones de otros muchos lugares como Panamá o México”, nos explica Tomás con una energía desbordante, a pesar de que allí son las 7:30 de la mañana. Es probable que la llamada de uno de los inversores, para hablar de posibles sinergias y formas de colaboración, que unos días antes tuvieron la oportunidad de conocer este proyecto en uno de los Shark Tank que se organizan, tenga algo que ver en ello. “La experiencia fue increíble –reconoce– a pesar de los nervios de estar presentando tu proyecto en Silicon Valley ante personas a las que no solo tiene que gustarles tu idea, sino que te están juzgando”.

Espíritu Explorer: trabajo, esfuerzo y ganas de hacer las cosas

Durante toda la semana, los 54 jóvenes Explorer están teniendo la oportunidad de visitar sitios tan icónicos como Google, Facebook o el HP Garage, pero si para Lobez hay un lugar que ha marcado este viaje, ha sido la Universidad de Stanford. Allí, han tenido la oportunidad de conversar con cinco investigadores, entre los que se encontraba Elena Sotillo, una investigadora en inmunoterapia que trabaja con pacientes pediátricos. Quizá por la similitud de intereses con ‘Nixi for Children’, Tomás destaca la oportunidad de poder escuchar a gente “que está desarrollando su trabajo a un nivel tan alto” en un campo hasta hace poco “desconocido para mi”. No solo su trabajo, también el mensaje que les transmitió Sotillo, han hecho de esta visita un momento para no olvidar: “Nos ha transmitido la idea de que con mucho trabajo, esfuerzo, ganas de hacer las cosas bien, y siendo conscientes de que no va a ser fácil ni inmediato, los resultados acaban llegando solos”, asegura este joven.

Explorers: una familia “para toda la vida”

Tomás nos cuenta que hasta el momento de encontrarse en el aeropuerto no conocía ninguno de sus compañeros. “La experiencia con ellos está siendo brutal y muy reconfortante”, reconoce. Y es que, nos explica, que el proceso de emprendimiento en muchas ocasiones resulta tan solitario “que ni tus amigos llegan a comprenderte”. Nos asegura que más allá de la amistad, “que seguro será para toda la vida”, comenzarán a trabajar conjuntamente con sus respectivos proyectos, una vez concluya este viaje.

Un futuro que se plantea apasionante para Tomás Lobez, quien espera volver a España con una visión completa de cómo se trabaja en Estados Unidos, ya que su mercado sanitario encaja muy bien con los intereses de su proyecto. Por eso, es probable, que esta no sea la única visita de este joven talento ‘made in Spain’ a la meca de la innovación.

Programa Explorer: un compromiso con la innovación y el talento joven

El programa Explorer Jóvenes con Ideas está impulsado por Banco Santander a través de Santander Universidades y coordinado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE). Desde su puesta en marcha en 2011, este compromiso de Banco Santander con la innovación y el talento joven, ha potenciado los proyectos de más de 6.000 jóvenes y ha favorecido la creación de más de 600 empresas. Solo en esta edición, la iniciativa ha proporcionado formación y mentoring a un total de 1.812 universitarios.

El programa se desarrolla dentro de Santander X, la plataforma global de emprendimiento universitario que pretende respaldar la apuesta de las universidades por el espíritu emprendedor desde una perspectiva global e interconectada, con el objetivo de contribuir al progreso de las personas, las empresas y la sociedad.

Descubre más historias que contribuyen al progreso de una sociedad responsable.

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA BANCO SANTANDER