Hablemos de futuro

En Colaboración con

Ayuda y mentoring para encontrar el camino de la inclusión y la independencia económica tras la violencia de género

by OKDIARIO

“Tener trabajo me ha cambiado la vida, ha hecho que recupere la confianza en mis habilidades y ver, aunque ha sido complicado, que se pueden cumplir los retos difíciles. Estaba muy deprimida, pero ahora he recuperado mi vida”, así explica Patricia –nombre ficticio– lo que ha supuesto para ella participar en ‘De Mujer a Mujer’ de Banco Santander y Fundación Integra, un programa anual de asesoramiento y mentoring a través del cual quince profesionales de la entidad financiera acompañan a quince mujeres que han sufrido violencia de género para empoderarlas en su acceso al mercado laboral.

Patricia es venezolana, llegó a España embarazada de su ya ex pareja, pero una vez aterrizados en nuestro país y lejos de los suyos, comenzó a sufrir malos tratos. Ella, agobiada por la distancia con su familia, la falta de personas de confianza o amigos con los que compartir su situación, decide decir basta y marcharse con su hija a un centro de emergencia y pedir ayuda a la Fundación Integra con el fin último de tomar las riendas de su vida.

“Cuando Integra me ofreció entrar en ‘De Mujer a Mujer’ me emocioné mucho porque mi vida era complicada en ese momento, necesitaba trabajar de forma urgente y encontrar un camino que me diera independencia económica. No dudé en aceptar esa ayuda, ahí es donde encontré a Fabiana, de Banco Santander. Me ayudó muchísimo. Hablar con ella y sentirme apoyada hizo que confiara de nuevo en mí”, relata Patricia al otro lado del teléfono.

Cuando habla de Fabiana, se refiere a Fabiana Lazzereschi, una empleada de Banco Santander que ha participado como mentora en ‘De Mujer a Mujer’ en esta última edición y que ha estado a su lado seis meses. “Fueron unas sesiones muy gratificantes, nos sentíamos muy cerca al ser las dos venezolanas y, además, nos entendimos muy bien desde el principio porque yo, al igual que ella, sé lo que es empezar de cero en un país extranjero. Me encantó que Fundación Integra me eligiera para ser mentora”, comenta emocionada.

Añade, además, que para ella es un “orgullo” trabajar en una empresa como Banco Santander porque con estas iniciativas “contribuimos al progreso de las personas y la sociedad, veo constantemente el esfuerzo de todos los proyectos en la búsqueda de soluciones”.

Por su parte, Patricia detalla que para ella “fue muy emotivo y esperanzador hablar con una persona de mi país a la que le iba bien, que tenía un buen trabajo, hablaba mi lenguaje y que, además, y a pesar de tener palabras muy distintas a las de España, me hizo perder el miedo a hablar en las entrevistas y a hacer currículums adecuados para conseguir empleo a largo plazo”.

“Estoy orgullosa de trabajar en Banco Santander, una empresa que ayuda a la sociedad”

Ambas, según comentan, compartieron muchos relatos y experiencias comunes que las hicieron conectar de inmediato. Lazzereschi, por un lado, explica que “durante estos meses, además, lo que hemos hecho ha sido trabajar el camino personal y profesional para que Patricia pudiera encontrar un empleo y ¡lo ha conseguido! Cuando me lo contó me pareció una noticia maravillosa, trabajar era su prioridad y lo ha logrado porque está muy preparada, se ha movido mucho haciendo cursos y, además, hemos trabajado mucho en conformar una candidatura que le brinde nuevas oportunidades en el futuro”.

Las dos, según detallan, han aprendido muchas cosas a lo largo de estos meses, pero lo más importante de todo ha sido tener consciencia de lo importante que es mirar alrededor y ver las oportunidades que hay, aunque a veces no las veamos. “Muchas veces vamos con un estrés laboral y unas prisas que no nos permiten vivir el presente y ver la fortuna que tenemos. ‘De Mujer a Mujer’ me ha dado mucho más de lo que yo he aportado, me ha gustado ver lo fuertes que son estas mujeres y el potencial que tienen porque están preparadísimas y muchas ganas de salir adelante, sólo necesitan tener una persona al lado que les ayude a buscar soluciones, compartir inquietudes y bloquear los miedos”, apunta la mentora de Banco Santander.

Patricia, para concluir, además, también tiene palabras de ánimo para aquellas mujeres que están en su situación: “No deben cerrarse jamás a pedir ayuda, en este país te ayudan mucho, sólo hay que dejarse asesorar y no tener miedo al papeleo o el desconocimiento. Hay maneras de encontrar un trabajo digno que te guste y que te permita vivir. Eso sí, hay que tener el arranque para hacer cosas y enfrentarnos a situaciones inesperadas”.

El 80% de las mujeres del programa de Santander y Fundación Integra han conseguido empleo

Este 2021 ‘De Mujer a Mujer’ ha clausurado la V edición y los resultados han sido estupendos: 10 de las 15 mujeres participantes han encontrado empleo. Pero, además, y mirando al resto de ediciones, cabe destacar que el 80% de las mujeres que han participado a lo largo de los años también han conseguido trabajo.

Cuando no se ve salida a un obstáculo, cuando parece que la luz está escondida, lo mejor es parar, reflexionar y, sobre todo, buscar la ayuda de personas profesionales y comprometidas que aporten soluciones reales de progreso. No debemos olvidar, además, que la violencia de género representa uno de los mayores problemas estructurales a los que en este momento debemos hacer frente. No sólo en la prevención y la ayuda directa, sino también en poner sobre la mesa oportunidades laborales que vuelvan a dar sentido a muchas vidas dañadas.

La relación entre el desempleo y la violencia de género

De hecho, algunos estudios europeos como We Go! (Women Economic-independence & Growth Opportunity), explican que alrededor del 60% de las mujeres que sufren malos tratos por parte de sus parejas no tenían un empleo. Es decir, que el desempleo y la violencia de género tienen una íntima relación entre sí, por ello, sin duda, resulta crucial hacer que las mujeres que los sufren tengan independencia económica y un empoderamiento personal para escapar de la espiral de violencia en la que están inmersas.

Por todo ello, por tanto, es tan importante que nazcan proyectos como el de Banco Santander y Fundación Integra. Ambas organizaciones colaboran desde 2015, año en el que un proyecto de la fundación sobre integración laboral de mujeres víctimas de violencia de género resultó ganador en la Convocatoria de Proyectos Sociales “Euros de tu nómina”. Con el apoyo de empresas como Santander, Fundación Integra ha conseguido más de 17.000 puestos de trabajo para personas en situaciones vulnerables que, gracias a encontrar empleo, han empezado una nueva vida.

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA BANCO SANTANDER