Hablemos de futuro

En Colaboración con

Así es la App móvil que guía a las personas con discapacidad visual dentro de los edificios

by OKDIARIO

Hay pequeños gestos que son capaces de construir grandes hazañas. En multitud de ocasiones, y con el fin de ayudar a los demás y hacerles la vida más fácil, sólo tenemos que hacer uso de la empatía. Cuando una persona se pone en la piel de otra se crea una conexión solidaria a través de la cual, sin duda, se consiguen superar retos y obstáculos para poder ser una sociedad inclusiva y diversa en plenitud.

De hecho, es gracias a esta conexión emocional con las personas por lo que ha sido posible, entre otros aspectos, junto con la investigación y la tecnología más puntera, desarrollar de manera exitosa proyectos que han tenido un impacto sin parangón en el día a día de las personas. Este es el caso de SmartLazarus, una aplicación móvil diseñada por el Grupo ESALab de la Universidad de Salamanca, liderado por el profesor e investigador Gabriel Villarrubia González, que es capaz de guiar a personas con discapacidad visual en espacios cerrados.

Esta solución tecnológica, que tardó alrededor de un año en ver la luz, fue seleccionada entre más de 70 presentadas por diferentes universidades españolas en el marco de la II Convocatoria de Ayudas a Proyectos de Investigación de Tecnologías Accesibles que anualmente organizan Indra y Fundación Universia, de Banco Santander.

“Nos dimos cuenta de la problemática que encerraba el hecho de que una persona invidente entrara en un ‘macro edificio’, como un hospital o una universidad, por poner dos ejemplos, y quisiera ir a un punto determinado sin tener ninguna guía. Si para una persona que no tiene problemas de visión a veces es complicado ubicarse, imagina para alguien que no puede ver los carteles o las señales que hay”, explica Villarrubia González.

Por ello, el grupo que lidera se propuso el reto de poder dar solución a este problema y adaptar el servicio de la aplicación a las necesidades de cada uno de los usuarios: “Hay un menú de ajustes a partir del cual se hace una configuración de las preferencias: si usan o no ascensores, si tienen movilidad reducida, si necesitan baños adaptados, etc”.

Un proyecto muy valorado porque, entre otras cosas, tiene la ambición de impulsar de forma real la accesibilidad de las personas con discapacidad visual en la sociedad, así como promover su inclusión laboral y social. Se trata, además, de una forma de fomentar la igualdad de oportunidades para que todo el mundo, independientemente de si tiene o no alguna discapacidad, se realice como profesional al formar parte de equipos multiprofesionales y multidisciplinares que tantísima riqueza aportan al conjunto de la sociedad.

Aumentar la igualdad de oportunidades y formar equipos diversos

SmartLazarus, que se puede descargar a través de Google Play y Apple Store, tiene la capacidad de obtener información del entorno y de los recursos del espacio de manera sencilla y en tiempo real. De este modo, la persona invidente es capaz de percibir el estado real de los individuos y los objetos que están a su alrededor. Una realidad que gracias a la tecnología va a permitirle ser capaz de relacionarse con los demás y el espacio, tanto laboral como social, de una forma más completa e inclusiva.

Desde el punto de vista más formalista, cabe destacar que el sistema, que funciona en la nube y ofrece acceso online bajo un modelo de Platform as a Service (PaaS), se alimenta de las tecnologías existentes en centros de trabajo, edificios, aeropuertos, entre otros, como puntos wifi y bluetooth.

También se alimenta de los sensores embebidos en los teléfonos como la brújula magnética, el acelerómetro y el giroscopio. Todo ello, entre otras cosas, permite a la aplicación calcular la posición de los usuarios en un entorno cerrado, evitando así la duplicidad de infraestructuras y reduciendo los costes.

¿Cómo funciona la tecnología de SmartLazarus?

Una imagen de cómo funciona SmartLazarus. @SmartLazarus

En cuanto a su uso, SmartLazarus se inicia de forma automática al entrar a un edificio equipado con la solución. Una vez activada, el usuario establece una comunicación con el sistema por medio de comandos de voz –actualmente disponibles en castellano, chino, inglés y alemán–, permitiendo a las personas con discapacidad visual una interacción sencilla y efectiva con la interfaz.

Tras indicar el destino al cual se quiere llegar, por ejemplo, el servicio, un consultorio médico, un despacho o una oficina determinada, se inicia una guía de voz detallada capaz de emitir diversas indicaciones y alertas durante todo el recorrido como el tiempo de ruta, la amplitud del espacio por el que se desplaza o la presencia de escaleras, anomalías en el trayecto u otros obstáculos.

“Nos permite localizar a un usuario dentro de un edificio, a través de un plano y de la tecnología de posicionamiento. Una solución que, además”, explica Villarrubia González, “va a permitir muchos más usos en el futuro para medir patrones de consumo en los supermercados, conocer comportamientos dentro de las residencias geriátricas, localizar más rápido materiales de alto valor en los hospitales, encontrar obras de arte o mercancías dentro de un barco o, incluso, saber dónde está un niño que se ha perdido en un centro comercial”, explica con entusiasmo este profesor de la universidad salmantina.

Desde el punto de vista social, detalla Villarrubia González, la aplicación móvil SmartLazarus está teniendo “mucha repercusión” porque, aunque “es un colectivo reducido, muchas veces tienen el día a día complicado y las autoridades no piensan en su accesibilidad”. Con respecto al feedback de los usuarios, reconoce que “la aceptación está siendo muy buena. De momento está en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca, pero esperamos conseguir que se comercialice porque hay muchas personas interesadas que han preguntado por la aplicación”.

Ayudas Indra-Fundación Universia

La Convocatoria de Ayudas a Proyectos de Investigación en Tecnologías Accesibles ha sido lanzada por Indra en colaboración con Fundación Universia, de Banco Santander. La iniciativa se ha consolidado en cinco ediciones como la principal convocatoria de este tipo en España, capaz de despertar el interés de más de 100 grupos de investigación de universidades públicas y privadas de todo el país, que han presentado más de 300 propuestas en las ediciones celebradas.

Indra ha contribuido al desarrollo de más de 60 proyectos en el marco de sus Tecnologías Accesibles, una iniciativa puesta en marcha hace más de 15 años como parte de su Responsabilidad Social Corporativa, que pretende reducir la brecha digital y poner la innovación al servicio de las personas con discapacidad.

Banco Santander, por su parte, gracias a su apoyo a este tipo de iniciativas, es hoy el Mejor banco en Diversidad e Inclusión según la revista ‘Euromoney’.

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA BANCO SANTANDER