Empresa de personas para personas

Powered by

Cuidar para dar años de vida

by OKDIARIO

Abrí la puerta y pensé: qué suerte he tenido. Su sonrisa y su expresión me contagiaron, me puse contenta. Desde que Isa viene, me ha cambiado la vida. Ella siempre se está riendo y me pone a su altura, me siento más joven”, nos cuenta Paquita a sus 82 años.

Isa es auxiliar del Servicio de Ayuda a Domicilio en Murcia que proporciona Clece, filial de ACS, a través de la UTE Clesal. Ella va dos horas a casa de Paquita cada lunes y cada miércoles y se ha convertido en sus ‘vitaminas’. “La ayudo a asearse, a vestirse, salimos a comprar, la llevo al médico, vamos al mercado, a la farmacia. Pero, más allá de eso, tenemos una relación personal. Le hablo de mí, hablamos mucho… Sólo quiero que, cuando me voy de su casa, ella se quede contenta. Que se dé cuenta de que ella puede con todo y más”, explica Isa a este medio.

En algo coinciden las dos: Paquita es como un terremoto. Cuando Isa va a su casa, se pone a pasar el polvo con ella. “Siempre he trabajado, soy muy activa y tengo que sentirme útil. Ella me inyecta la energía para hacerlo. Desde que se va, estoy deseando que el lunes llegue para volver a verla”, confiesa Paquita.

Más de 2.000 usuarios

Esta relación se repite en más de 2.000 casas de la región. El 83% de los usuarios son mujeres, frente al 17% de usuarios hombres y el 94% son personas mayores; mientras que el 5% son personas con alguna discapacidad y un 1% representa a la ayuda a las familias.

Un total de 435 auxiliares se encargan de armar sus historias durante los 365 días del año. Cada día, recogen información para descubrir lo que les hace felices y útiles. «Hay un cambio de paradigma hacia un servicio integral. No desatendemos las necesidades de las personas como el aseo, la comida, la movilidad y la limpieza del hogar, pero potenciamos la atención individualizada de las personas. Estamos en una sociedad viejista: hacemos infantiles a los abuelos y pensamos que ya no saben lo que quieren. Para evitar esto, hablamos con sus familiares para que nos cuenten cómo les gusta vestirse, nos den fotografías, su colonia, su comida favorita… Así, fomentamos su independencia, la toma de decisiones y su felicidad», explica Verónica Plata, jefa de Servicio de SAD de Clece en Murcia.

«El servicio se inició en junio de 2017. Formamos a nuestros trabajadores para convertir este trabajo en algo más profundo, más cercano, un modelo centrado en cada persona. No es llegar y hacer un informe, es estar durante horas conociéndoles para establecer un vínculo. Ahora, se está implementando a nivel nacional», apunta Alicia Márquez Paredes, responsable de coordinación del Servicio de Murcia.

UN PROYECTO DE OKDIARIO PARA CLECE