ENTREVISTA YOTELE

Alicia Senovilla: “Me tantearon para ‘Supervivientes’, pero lo descarté”

Alicia Senovilla: “Me tantearon para ‘Supervivientes’, pero lo descarté”
Alicia Senovilla

Alicia Senovilla vuelve a Telemadrid con ‘En boca de todos’, un nuevo talk show en el que los madrileños serán los auténticos protagonistas. El espacio llegará a la autonómica este lunes 12 de septiembre a las 11:30 para repasar en directo, con un nutrido grupo de colaboradores, los temas más populares de la agenda social y mediática. En YOTELE hemos hablado con la presentadora de este nuevo proyecto, de su extensa trayectoria profesional y también de los rumores que la situaban como una de las concursantes de ‘GH VIP’.

¿Cómo afrontas este nuevo reto en tu regreso a Telemadrid?
Con vértigo, porque es una responsabilidad muy grande, pero espero que funcione por la ilusión que le hemos puesto todos. Por la energía que me está dando todo el mundo, las ganas que tiene la gente de una alternativa a la programación de las mañanas… Espero y deseo que funcione, aunque me consta que tendremos que tener un poquito de paciencia.

¿Te preocupa la acogida que pueda tener el programa?
Nos han transmitido tranquilidad, lo cual es de agradecer en los tiempos que corren. Somos conscientes de que es una franja horaria muy complicada, que Telemadrid no estaba ni está en esa franja en sus mejores momentos. La cadena no pretendía competir con las nacionales, y precisamente por eso queremos abrir una ventana que sea una alternativa distinta. El mejor pulso no lo dan las audiencias, sino cuando sales a la calle y la gente te dice si lo ha visto o no.

Además, parece que en estos tiempos el sistema de medición de audiencias se ha quedado un poco obsoleto.
Obsoleto, eso es. Nadie es consciente de que hay tantos canales de comunicación… Es muy difícil contabilizar eso. Por eso, para mí, el mejor dato de audiencia me lo va a dar la gente en la calle. Por supuesto, vamos a tener también redes sociales. A través de ahí la gente dice muchas cosas buenas, malas y regulares… Estaremos preparados con paraguas (risas).

Vuelves a Telemadrid después de presentar hace 15 años ‘Las mañanas de Alicia’… 
Han pasado 15 años, me fui el mismo día que di a luz a mi hija. Salí de hacer el programa a las 13:30 y me fui a una revisión médica… Quedaban dos semanas para dar a luz y cuando estaba allí me dijeron que me quedaba, porque estaba ya de parto. Es como volver a casa, volver a hacer un diario de mañana… Pienso que siempre se me ha identificado con esa franja. Lo que más me apasiona es volver a hacer testimonios porque empatizo mucho con la gente anónima. Me emociono con sus historias, y hacía falta en la televisión un programa así.

¿Esos testimonios serán entonces lo que va a marcar la diferencia con otros programas matinales?
En realidad no tenemos nada que ver, no me considero una competidora ni de Ana Rosa ni de Susanna porque no voy a hacer lo que hacen ellas. Sus programas son un abanico de posibilidades donde se habla de todo. Mesa política, sucesos, últimas noticias… Nosotros vamos a hacer un talk show, testimonio puro y duro pero con un giro de tuerca, porque nos tenemos que adaptar a los nuevos tiempos. Vamos a tener un tema por día que va a ser de interés social, de los que todo el mundo habla y opina. Eso lo vamos a reforzar con la participación de expertos y profesionales dependiendo del tema.

¿Los contenidos van a estar enfocados a la Comunidad de Madrid o van a estar abiertos a temas de actualidad nacional?
Habrá temas que no solo afecten a los ciudadanos madrileños, la mayoría de temas sociales afectan a todos, pero los protagonistas serán los madrileños. Habrá temas más cercanos a la comunidad y otros que podríamos hacerlos en cualquier sitio… Pero es un programa hecho por madrileños y para madrileños. Lo que queremos es que la calle hable, y darles la posibilidad de tener un sitio donde hablar y debatir.

Telemadrid ha experimentado un cambio en los últimos meses motivado por ese intento de recuperar la credibilidad ante los madrileños… ¿crees que ese cambio era necesario?
Yo creo que sí era necesario, como madrileña pienso que necesitábamos una televisión para todos nosotros. Tenemos mucha suerte respecto a otras muchas comunidades autónomas, porque la mayoría de las cosas ocurren en Madrid. Olé por el nuevo equipo de dirección de Telemadrid, que quiere recuperar la televisión para los madrileños. El que no arriesga no gana y lo están haciendo muy bien. Nos están transmitiendo paciencia, tranquilidad… Estoy muy agradecida de que en esta ocasión hayan confiado en mí para dar esa alternativa a las mañanas en la televisión de Madrid.

La última vez que te pusiste al frente de un matinal fue hace un años, en ‘Espejo Público’… ¿Cómo recuerdas esa etapa en Antena 3?
La recuerdo muy bien, porque yo en televisión soy feliz. Pero me da igual estar en una nacional o en una autonómica, llevo los diez últimos años de mi vida profesional en Castilla-La Mancha Media, donde se me acogió como a una más y me siento como en casa. La posibilidad que me dio la sustitución de Susanna Griso en Antena 3 fue volver a mis inicios, donde no se me veía solo en una comunidad, sino a nivel nacional. El vértigo, la presión y la responsabilidad es mayor, pero me permitió hacer lo que a mí me gusta, un magacín. La televisión me ha dado muchas satisfacciones y me implico mucho y me motivo, pero hay que atarme en corto porque me vengo arriba y un poco loca. Creo que disto un poco de las periodistas serias, me involucro y me emociono.

¿Consideras que hay una reina de las mañanas?
Como público, a lo largo de la mañana, zapeo, y creo que lo hacemos todos. Creo que las dos referentes son Susanna Griso y Ana Rosa Quintana, son grandes profesionales y las dos tienen grandísimas exclusivas. Lo que enriquece al espectador es poder complementar la información de una cadena con la otra. No hablaría de una única reina de las mañanas, sino de dos grandes profesionales y además mujeres, cosa que me enorgullece. Parecía que esto estaba cerrado un poco al mundo de los hombres, eran los que llevaban el peso de los grandes programas y las grandes noticias. Ellas están demostrando que son igual o más capaces que ellos.

Hablando sobre este tema, ¿qué te parece que en la gala de los Goya se hagan reivindicaciones?
Creo que cada sitio tiene su porqué, y cada espectáculo tiene su momento. Me parece muy bien que reivindiquemos, que protestemos por lo que no nos gusta, pero creo que hay que saber estar. Hay sitios y momentos oportunos donde quejarse, y creo que ese no era la gala de los Goya. Una cosa es lo que se está haciendo con los Oscar, la reivindicación contra el acoso, que me parece muy bien. Que las mujeres vayan vestidas de un mismo color, que alcemos un abanico… Ya sabemos lo que significa eso, para que hurgar en la llaga. No es el momento. Los Goya son unos premios muy importantes en los que hay que aplaudir el cine español.

Ha terminado la décima edición de ‘A tu vera’… ¿Vas a seguir al frente de la próxima edición o no puedes compatibilizarlo?
Ha sido la décima edición de un programa de música en directo en una autonómica… Bárbaro, maravilloso. Me gustaría seguir y así se lo expresé a la cadena cuando me embarqué en esta nueva aventura. Después de tantos años en CLMM, haber terminado una edición de un programa de éxito… Si volviera una 11ª edición, me gustaría estar ahí. Son muchas emociones, aprendizaje, vivencias. En ese aspecto no habrá problema si tuviera que compatibilizarlo ‘En boca de todos’. Si llega el momento lo haré con sueño… Pero encantada.

A lo largo de tu carrera has presentado muchos géneros, realities, magazines, talents… ¿En qué faceta te encuentras más cómoda?
Estoy cómoda con los programas que me permitan ser yo. Hacerlos míos, incluso hablando de política lo he hecho en otro tono distinto. Me considero muy empática, muy emocional. La gente recuerda mucho mis ataques de risa, pero lloro mucho con las historias que me llegan al alma. Me siento más espectadora que profesional. En el talk show me vuelvo loca, no me lo pensé cuando me lo ofrecieron. Cuando comencé en Canal Sur, alguien me sugirió la posibilidad de hacer informativos, pero creo que nunca me vería en ese papel, sentada y estática leyendo una noticia. Sufriría mucho por no poder expresarme.

¿Hay alguno de los que has hecho que no te haya dejado expresarte tal y como eres?
He tenido que presentar programas raros (risas). ‘El castillo de las mentes prodigiosas’ lo recuerdo de una manera extraña. Fueron unas circunstancias profesionales un poco raras, quizás también porque lo compaginaba con el programa de la mañana y tenía que viajar entre semana a Barcelona, volver de madrugada… No terminé de acoplarme con el equipo, pero porque no podía pasar tiempo con ellos. Entendí el programa de una manera distinta a la que luego se emitió, se vio o se intentó vender. No es que tenga un mal recuerdo del programa, pero no fue el que yo pensé que iba a ser. Me quedé un poco chof (risas). Me dijeron que lo que se pretendía era desenmascarar ese tipo de visionarios que no lo eran tanto, que creo que se aprovechan de circunstancias personales de la gente. No conseguí desenmascarar a nadie ni me permitieron desenmascarar a nadie. Había que creérselo sí o sí.

El año pasado se rumoreó tu participación en ‘GH VIP’… Ahora no te falta trabajo, ¿pero si te hicieran la propuesta te lo plantearías?
Han corrido rumores de que estaba en la lista de ‘GH VIP’, me tantearon para ‘Supervivientes’… Pero el calor no me gusta, tomar el sol me da pereza, lo de los mosquitos lo llevo fatal… Entonces lo descarté. Lo de ‘GH’… Tengo un poco de claustrofobia, verme encerrada, sin hacer nada, y con gente sin ganas de hacer nada… No lo veo, de momento. Luego lo mismo voy cumpliendo años, tengo ganas de hacer punto y ganchillo y pienso que es mi momento. Pero no, al fin y cabo son rumores. No tendría tiempo, ganas y paciencia. Te iba a decir que a lo mejor antes de eso hago un Interviú, pero ya llego tarde (risas).

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias