Aplaudida labor

ANÁLISIS | Roberto Leal triunfa como presentador de ‘OT 2017’: ¿Éxito fortuito o merecido?

ANÁLISIS | Roberto Leal triunfa como presentador de ‘OT 2017’: ¿Éxito fortuito o merecido?
roberto leal

Cuando se anunció que ‘Operación Triunfo’ volvía a TVE 7 años después de su fatídica y última edición en Telecinco, la gran incógnita era saber quién cogería el relevo de Pilar Rubio en la conducción de las galas, ardua tarea por la que la presentadora y actual colaboradora de ‘El Hormiguero’ salió bastante escaldada.

Aunque su nombre estaba en todas las quinielas de posibles presentadores, la decisión de que Roberto Leal se encargase de ‘OT 2017’ en la noche de los lunes sí sorprendió a algunos. La cadena contaba con rostros con una larga trayectoria presentado galas, y para Roberto Leal iba a ser su primer prime time, algo arriesgado si la cosa salía mal. La presión era todavía mayor si se tiene en cuenta que había mucha expectación por revivir el fenómeno que cautivó a la audiencia, aquel de la primera edición, llevado a la actualidad.

Quizá por ello se pudo ver a un Roberto Leal con el “palito” que mencionó Rosa López durante la primera gala y en los inicios de las siguientes, porque ‘OT’ es mucho ‘OT’, y porque el programa contaba con algo con lo que no tuvo que lidiar Carlos Lozano: Twitter y el poder crítico que otorga al espectador.

Por suerte para el presentador, ocurrió el caso contrario: las redes sociales rápidamente ensalzaron su simpatía, carisma y su actitud de cariño y respeto hacia los concursantes. Fue cuestión de semanas que las bromas y la complicidad entre Roberto y algunos concursantes empezaran a verse en las galas, llegando a explotar con ese recordado duelo de baile de distintos géneros que tuvo con Roi, con quien el presentador no pudo evitar emocionarse en su despedida.

Roberto Leal ha terminado cautivando al público en un trabajo que posiblemente otro podría haber sacado adelante con la misma soltura, dado que este ‘OT’, por suerte, se ha centrado en los concursantes (con permiso de alguna intervención roba-planos del jurado). Sin embargo, la emoción y la naturalidad que traspasan la pantalla salen solas y así ha sucedido con Robero Leal, que ha hecho que su labor también sea recordada como parte del triunfo de este ‘OT’.

El presentador ha demostrado que con él nada era impostado, ni las risas, ni los nervios, ni si quiera su tierno acento andaluz, con el que también ha logrado algún que otro detractor. En cambio, en lugar de mirar hacia otro lado, el conductor ha respondido a las críticas y también ha querido mostrarse partícipe del programa una vez acababan las galas, acudiendo a los Chats, donde hemos visto su lado más gamberro y desenfadado, y comentando en las redes, donde se ha elaborado el éxito de esta edición.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias