ANÁLISIS YOTELE

El retraso de ‘Dani y Flo’ por culpa de ‘Singles XD’ y otros errores de estrategia de Mediaset en las tardes de Cuatro

cuatro
'Te vas a enterar', 'Hazte un Selfi', 'Dani y Flo' y 'Singles XD'

Mediaset ya no sabe qué hacer con las tardes de Cuatro, que se ha convertido en la franja horaria más problemática de la cadena. El poco prometedor estreno de ‘Singles XD’ y la bajada de ‘Dani y Flo’ al retrasar su comienzo, se suman a otros movimientos inexplicables del grupo desde que dejó marchar ‘Tonterías las justas’ a Atresmedia. No dejó crecer programas que prometían como el magacín de actualidad ‘Te vas a enterar’ y la única apuesta con la que mínimamente acertó, la serie ‘Ciega a citas’, fue retirada a los nueve meses. Analizamos las desacertadas estrategias del equipo de Paolo Vasile con las tardes de su segunda en los últimos años.

El estreno de ‘Singles XD’ desplaza a ‘Dani y Flo’ y lo lleva a mínimo de audiencia

El último gran desliz de programación de Mediaset en la franja vespertina de Cuatro ha sido el estreno de ‘Singles XD’. El dating show en directo presentado por Nuria Roca marcó este viernes un deprimente 1,7% de share, colocándose como última opción en su franja horaria. Y lo peor no es este pésimo resultado, sino que la estrategia de estrenar este espacio justo después de ‘Deportes Cuatro’ ha provocado que el arranque de ‘Dani y Flo’ se retrase hasta pasadas las 17:00 horas de la tarde y sus resultados de audiencia empeoren todavía más.

El programa presentado por Florentino Fernández, Dani Martínez y Lara Álvarez no estaba obteniendo grandes datos de audiencia y se ha mantenido siempre por detrás de ‘Zapeando’ (laSexta) pero los datos registrados antes de este movimiento llegaron a rozar algunos días el 4% de share. Con esta mala estrategia, ‘Dani y Flo’ ha perdido una parte de su público y su futuro se antoja preocupante.

Cerrar ‘Te vas a enterar’ cuando ya casi superaba a ‘Más vale tarde’

Aunque Mamen Mendizábal reina en solitario en la franja de tarde en el género de los magacines informativos, en 2013 tenía un prometedor y hasta novedoso competidor en Cuatro. ‘Te vas a enterar’ rompió con la clásica estética de este tipo de espacios, con un decorado que aseguraba ser la propia redacción del programa, con escenarios desde los que se desarrollaban los pasos a vídeo, entrevistas y las diferentes secciones.

Presentado por Álvaro de la Lama y Jesús Gallego (sustituido posteriormente por Ana Rodríguez) llegó a plantar cara a ‘Más vale tarde’ y a ganarle en más de una ocasión. Ambos se repartían a diario aproximadamente un 4% de cuota de pantalla pero Mediaset tiró la toalla al considerar que la actualidad política estaba dejando de interesar y canceló el espacio, posiblemente el mejor salido de la productora Mandarina en años, por sorpresa y de manera abrupta. En su momento, se especuló que presiones políticas estaban detrás de esta cancelación, que se sumó a la de ‘El gran debate’ en Telecinco.

Apostar por “la nada” durante tres años repitiendo series de producción ajena

Con el cierre de ‘Te vas a enterar’, Cuatro comenzó una larga y tediosa travesía por el desierto que la dejó sin ni un solo formato de entretenimiento de producción propia en casi tres años, copando la franja de reposiciones de series extranjeras como ‘Castle’ o ‘Hawai 5.0’. Este nuevo error de estrategia con las tardes del canal le colocó fuera del mercado nacional y con muy pocas posibilidades de posicionar ninguno de los productos que estrenarían posteriormente. Eso sí, la franja le salió a coste cero durante todo este periodo.

Volver a la actualidad con ‘Crónica Cuatro’ y retirarlo sin dejar que se consolide

Después del precipitado e inexplicable cierre de ‘Te vas a enterar’, todo apuntaba a que se volvía a apostar en la primavera de este año por la actualidad con ‘Crónica Cuatro’, producido por los servicios informativos del grupo y presentado por Ane Ibarzábal, una cara conocida por los espectadores de ‘Noticias Cuatro’. Parecía una apuesta a largo plazo para ir arañando poco a poco seguidores a ‘Más vale tarde’ a base de constancia y de recuperar el pulso informativo. Sin embargo, en Mediaset volvieron a ponerse nerviosos cuando los datos de audiencia no subían del 3% de share y en verano comenzaron los movimientos.

Se procedió a cambiar al rostro principal del programa en el mes de julio, cuando Carmen Azkoitia, hasta la fecha reportera, se convertía en la nueva presentadora. Además, se alargó la duración del espacio durante todo el periodo estival, que se fue recortando de nuevo a principios de otoño coincidiendo con su segundo cambio de presentador: David Tejera, mítico presentador de CNN+ y exmarido de la Reina Letizia, tomaba el testigo el 18 de septiembre. Pocas semanas después, el programa se despedía para siempre por la puerta de atrás y casi sin decir adiós.

Cancelar ‘Ciega a citas’, su único acierto, “por agotamiento de sus tramas”

En marzo de 2014, Mediaset despertó un poco de su letargo vespertino y decidió lanzarse a producir una serie de ficción con Big Bang Media, la productora del exdirectivo de Telecinco Alberto Carullo. ‘Ciega a citas’ no era la serie del año ni la de mejor factura pero su trama romántica resultaba atractiva para ese público que se enamoró años atrás con ‘Yo soy Bea’, logrando unos datos muy buenos en su estreno que apenas bajaron con el paso de los meses hasta terminar con una media de 6,5% de share, casi el triple de lo que logra hoy en día ‘Singles XD’.

Sin embargo, inexplicablemente el equipo de Paolo Vasile decidió terminar con el proyecto en septiembre de ese mismo año, apenas 9 meses después de su estreno, justificando su final por culpa del “agotamiento de sus tramas” que supuestamente estaban diseñadas para tener esta duración desde su concepción. No obstante, a nadie se le escapa que cuando quieren, las cadenas estiran los argumentos de las series hasta el agotamiento porque sus datos de audiencia todavía son aceptables, por lo que se considera esta decisión otro gran fallo de estrategia.

Apostar por ‘Hazte un selfi’ y cambiar su  formato hasta en cuatro ocasiones

Esta fue la primera apuesta de Cuatro para sus tardes después de casi tres años. El formato, adelantado en exclusiva por YOTELE, recuperaba la esencia de entrevistar a invitados anónimos frikis al más puro estilo de ‘El diario de Patricia’ (Antena 3) pero la fórmula no funcionó desde el primer día. Sin mucho margen para recuperar a ese público perdido tras años sin apostar por la producción propia, Mediaset decidió dar un cambio radical al formato y transformarlo en una especie de ‘Aquí hay tomate’ con el fichaje estrella de Adriana Abenia.

Sin embargo, ni el fichaje de la presentadora tuvo efectos positivos y comenzó un nuevo periplo de idas y venidas, abandonando el corazón tomatero para luego recuperarlo de nuevo y posteriormente convertirse en una suerte de infoshow de noticias curiosas y divertidas sacadas de las redes sociales.

Cerrar ‘Tonterías las justas’ tras la marcha del equipo de ‘El hormiguero’ a Antena 3, el primer gran error

El primer gran error de la cúpula de Mediaset en las tardes de Cuatro, sin tener en cuenta las de los primeros años de su existencia cuando pertenecía al grupo Prisa, se remonta a septiembre de 2011, cuando se dejó marchar a Antena 3 Pablo Motos con ‘El hormiguero’ y también con ‘Tonterías las justas’, que se emitía en después de los Manolos con Florentino Fernández, Dani Martínez y Anna Simón al frente.

Es cierto que Paolo Vasile intentó retenerlos por todos los medios, pero le fue imposible. El consejero delegado de Mediaset contó a los medios en junio que la productora 7 y acción pidió una cantidad indecente de dinero que no podían asumir, dando a entender que Atresmedia TV tiró de talonario para hacerse con los servicios de la compañía de Motos y Jorge Salvador. Sea como fuera, con estas bajas comenzó su particular travesía por el desierto de las tardes.

‘No le digas a mamá que trabajo en la tele’, la insípida solución a la marcha de ‘Tonterías las justas’

La mejor idea de Mediaset para sustituir a ‘Tonterías las justas’ fue un experimento de la productora Mandarina denominado ‘No le digas a mamá que trabajo en la tele’, en el que lo más original era su cabecera. Claramente basado en el programa de Flo y compañía pero con menos presupuesto y sin la misma personalidad, comenzó con un formato y terminó siendo algo totalmente diferente, algo que se ah repetido en las sucesivas apuestas de la cadena.

Presentado por Goyo Jiménez , un entonces desconocido Dani Rovira, y Lorena Castell (hoy integrante de ‘Zapeando’), contaba con colaboradores como Ares Teixidó, Iñaki Urrutia y Raúl Pérez (hoy estrella en ‘Tu cara me suena’ y ‘Late Motiv’) que estaban totalmente desaprovechados en una locura inexplicable que finalmente se convirtió en una sucesión de pruebas en plató entremezclados con algunos vídeos de humor.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias