ENTREVISTA YOTELE

Ana Pastor: “‘¿Dónde estabas entonces?’ me está enseñando a frenar, escuchar y disfrutar”

Ana Pastor
Ana Pastor en la presentación de '¿Dónde estabas entonces?'

Después de sorprender con un  12,4% de share durante su primer entrega, Ana Pastor regresa este noche, a las 22:30 horas, a la Sexta con un nuevo capítulo de ‘¿Dónde estabas entonces?’, la serie documental que realiza un retrato social de los últimos 40 años de la historia de España. Horas antes de su emisión, YOTELE ha podido hablar con ella sobre el programa, sobre su nueva start-up y sobre las parodias que le realizan en algunos espacios de humor.

Ana, ¿nos vas a sorprender en ‘¿Dónde estabas entonces?’?

Hay quién dice de broma que estoy hasta simpática. Cuando no tienes delante a un político, sino a un ciudadano que no tiene responsabilidad y que ha hecho  mejor a nuestro país, solo te queda escuchar, disfrutar de lo que cuenta y darle las gracias.

¿Donde estabas entonces?’ ha supuesto para ti una vía de escape a todo el estrés informativo con el tema de Cataluña. ¿Cómo has vivido esta situación?

Como dice Pablo Alborán en una de sus canciones, ha sido una pausa en mitad del desorden. Está suponiendo muchas horas de trabajo, pero me ha supuesto una pausa que no viene nada mal. A pesar de que tengo pocas horas al día, ‘¿Dónde estabas entonces?’ me está enseñando a frenar, a escuchar y a disfrutar porque quién te habla no te está intentando mentir. Es alguien que te quiere contar una cosa que ha vivido primera persona y merece todos nuestros respetos.

¿Puede ser que estemos viviendo una faceta más emocional de Ana Pastor?

Siempre he sido así. Lo que pasa es que delante de Esperanza Aguirre no me voy a poner a contarle mi vida. Creo que está faceta que se ve ahora también es lo que soy. Es verdad que las cosas te influye mucho más cuando eres madre, pero también cuando no lo eres y te cuentan historias como las de ‘¿Dónde estabas entonces?’. ¿Cómo le cuenta una madre a su hijo de 10 años que había una bomba y que ha perdido una pierna?  Pues esa madre le lee ‘La isla del tesoro’. Y yo, cuando lo estaba contando, tragué saliva porque no era capaz de articular palabra.

¿Ese ha sido el temas duro que has tratado en ‘¿Dónde estabas entonces?’?

Y el de la heroína también lo ha sido. En uno de los programas, Pilar nos cuenta cómo su hijo, al salir del colegio, se engancha con 14 años a la heroína y muere años después… Esas ojeras de esa madre, esa mirada… No recuerdo esa época porque me pilló más pequeña, pero no recordarla no impide que esas historias tan humanas que contamos en ‘¿Dónde estabas entonces?’ te dejen marcada.

¿Qué sensación te quedó después de hablar con Alberto Muñagorri, ese niño de 10 años que perdió una pierna por una bomba?

Es que la historia es bestial. Hace unos días, Alberto corrió la carrera Behobia-San Sebastián con una pierna biónica. Me quedó una sensación de esfuerzo, de resistencia, de generosidad. Es como cuando escuchas a Irene Villa decir que ha perdonado, algo que yo no podría hacer. Con él pasa un poco igual. Le preguntamos qué piensa cuando se cruza con la gente que le puedo hacer aquello y es increíble lo que cuenta. Te reconcilia con el ser humano.

¿Con qué has desconectado durante este periodo informativo tan intenso?

Hay varias cosas que me hacen desconectar. Jugar al fútbol con mi hijo todos los domingos antes de irme a ‘El objetivo’ es una de ellas. Para mí, mis hijos son lo más importante, ya que por un lado desconecto y por otro conecto. Además, estoy enganchada a ‘Stranger Things’, que también conecta con la maternidad y con la forma de entender los miedos. El otro día contaba que mi hijo canta alto para no escuchar su miedo. Me parece que en la serie han sabido coger el punto a los miedos de los adultos y de los niños. Yo soy muy miedosa también. Mi hijo no es miedoso por casualidad.

¿A qué tiene miedo Ana Pastor?

A muchas cosas. A lo violento, a lo agresivo, a que le pase a los míos, a que hayan situaciones que no se controlen, a la enfermedad, al sufrimiento… No me gusta ver a la gente sufrir. En eso, quizás me esté haciendo más blanda. También le tengo miedo al miedo, al no saber gestionarlo. En ‘Stranger Things’ dicen que el miedo hay que afrontarlo de frente.

Hablando de miedos y con este escenario informativo, ¿en algún momento has sentido miedo en Cataluña?

No. Imposible porque me pongo a pensar en un montón de gente como Manu Bravo y otros compañeros de la prensa que se van a Siria y que viven situaciones realmente peligrosas para hacernos llegar lo que está pasando en esa zona. Lo que tengo es mucha preocupación porque esto no se soluciona ni metiendo a la gente en prisión, ni solo convocando elecciones. Creo que el 22 de diciembre nos podemos encontrar de nuevo con que el dinosaurio sigue allí, por mucho que nos tapemos como los niños. He visto a mucha desgarrada en Cataluña. Personas independentistas o no que se te acercan y lloran. Te conmueve porque no estamos contando la noticia, estamos contando la vida de la gente en tiempo real.

¿Por qué has tomado la decisión de montar tu propia productora?

En realidad, es una start-up. Convivir con una adolescente, me ha enseñado muchas cosas. Ella cuando quiere informarse lo hace de una manera diferente. A mí ese mundo me tiene totalmente fascinada porque no ponen laSexta o la CNN, se informan de otras maneras, ya ni siquiera a través de las redes sociales que nosotros utilizamos. De ahí nace una idea que tengo en la cabeza y que yo quiero hacer crecer y ver si soy capaz de explorarla.

¿Te atreverías a dar el salto al entretenimiento?

Si yo me entretengo mucho. Creo que donde me muevo cómoda es preguntando a políticos. No se puede querer hacer todo y realizarlo todo bien. Lo poco que sé hacer medianamente bien es esto, y además es lo que me gusta.

¿Te has planteado parar?

Me lo he planteado muchas veces. Nunca pensé que iba a salir en televisión, ni que iba a realizar tantos proyectos. En mi casa, somos la primera generación en hacer una carrera universitaria. Mi madre es analfabeta funcional y valoro mucho lo que hemos tenido. De vez en cuando hay que pararse y hacer balance de lo que has hecho.

Estás a punto de cumplir 40 años, ¿cómo lo afrontas? ¿Existe esa crisis de los 40 o no te da tiempo?

No. Lo que quiero es seguir cumpliendo años porque lo contrario ya sabemos lo que significa. A mí me gusta disfrutar de la vida, exprimiéndola al máximo. Como no sé cuando me voy a morir, lo que quiero es vivirla. Soy una privilegiada porque la profesión que tengo la he elegido, estoy en la cadena en la que quiero estar, presentamos ‘¿Dónde estabas entonces?’ y les gustó, tengo un equipo maravilloso y, además, tengo una familia que está bien. Vamos, que no me puedo quejar.

¿Cómo te organizas para hacerlo todo?

Como la gran parte de la gente. Intento organizarme lo mejor que puedo. Antes me preguntaban por la conciliación y lo decía el otro día en ‘El hormiguero’: las enfermeras que cuidaron a mi madre en un hospital público no saben si mañana van a trabajar porque lo hacen con contratos lamentable por horas y también tienen hijos. Me parece que decir que el problema de la conciliación lo tenemos Ferreras y yo me da apuro.

¿Cómo te tomas los memes que circulan por las redes sociales?

Hay uno que me hace especialmente gracia que dice “el chiquillo de Pastor y Ferreras se está criando como el del ‘El libro de la Selva'”. A pesar de todo, nos han salido unos hijos bastantes sensatos, muy equilibrados y que entienden lo que hacemos y la pasión que le ponemos. No sé si con los años renegarán, pero siempre que hago algo, pienso que lo que quiero es que valoren el trabajo que estamos haciendo.

Tanto tú como Ferreras también sois dos de los rostros más imitados en televisión. Programas como ‘Homo Zapping’, ‘Late Motiv’, ‘Oregón TV’ os parodían habitualmente. ¿Cómo os tomáis las parodias?

A mí me parece que lo hacen con mucho cariño. Yo veo cómo lo ven nuestros hijos, que se parten de la risa. Si no tenemos sentido del humor, seriamos unos seres humanos un poco taimados. Incluso cuando lo hacen con mala leche, yo lo agradezco. Forma parte de nuestro trabajo y es maravilloso. En casa, ponemos la imitación de Raúl Pérez en ‘Late Motiv’ y los críos se parten. Especialmente, la de ‘Oregón TV’ (Aragón TV) también es muy buena porque hacen la de ‘El señor de los anillos’, la de ‘Harry Potter’…

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de trabajar junto a Antonio García Ferreras?

Una de las cosas que pedí cuando llegué a laSexta era no depender orgánicamente de él. La situación es de igualdad, algo que me gusta aquí y en todas las facetas de mi vida. Antes competíamos abiertamente al estar en cadena diferentes, ahora colaboramos cuando tenemos programas especiales. Y sí podemos, en la actualidad, también competimos porque él hace un programa diario y yo tengo que esperar al domingo, y muchas de las entrevistas me gustaría tenerlas antes que él, pero intentamos hacerlo compatible. Yo me pongo la camiseta de laSexta e intento aportar a la cadena en lo que haga falta.

¿Desconectáis alguna vez en casa?

Sí. Por ejemplo, con el basket. Nos gusta mucho.

O sea, que no solo habláis de temas profesionales.

No. Fundamentalmente se habla de temas profesionales, pero luego también tenemos nuestros espacios que están relacionados con la maternidad, la paternidad, el cuidado de nuestros hijos y las aficciones…

¿Te consideras una madre protectora?

Soy una mamá Merkel. El yogur que empiezas, te lo acabas. Tonterías las mínimas. Mi hijo pequeño se hace la cama y dobla su pijama todos los días. A mí me han educado así. Valoro mucho la cultura del esfuerzo. Aunque seas pequeño también tienes tus responsabilidades y disfrutes.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias