Actualidad

ENTREVISTA YOTELE

Alfredo Urdaci: “En ‘La contra’ no venimos a montar el juicio final, sino a reírnos de la actualidad y de la realidad”

Alfredo Urdaci
Alfredo Urdaci
0 Comentar

Desde el verano del pasado 2014, Alfredo Urdaci está ligado a 13TV como director de sus servicios informativos. En la actualidad, el periodista continua en dicho cargo con un nuevo cambio visible desde hace unas semanas: ‘La contra‘, una nueva sección que combina la opinión, el humor y la sátira con la información. YOTELE ha podido hablar con él sobre esta nueva sección, además de su paso por TVE y de los cambios que está haciendo la cadena para atraer a un perfil más joven de audiencia.

¿De qué trata esta nueva sección en los informativos de 13TV?

Es una sección larga de más de 30 minutos que se va a llamar ‘La Contra’. Es una visión satírica y humorística de la actualidad. Nosotros cerrabamos el informativo ‘Al día’ con una editorial. Ahí, fundamentalmente,  hay opinión, humor, crítica, sátira, y una visión desdramatizadora de la realidad. Como hemos visto que ha funcionado bien, hemos decidido ampliarlo y hemos montado un equipo de guionistas y redactores y para dar comienzo con ‘La Contra’.

Entonces, se pude decir que le ponéis nombre y ampliáis lo que ya estabais haciendo, ¿no? 

Eso es. Mantenemos el editorial porque nos sirve para cambiar de tercio y cuando termina, comienzamos con ‘La contra’.

¿’La contra’ supone mezclar tu etapa como presentador de informativos con una parte más lúdica?

Sí. Con el editorial hemos descubierto que tiene un efecto en la audiencia. De cierta manera, se reconcilia con una realidad que es dura y amarga. Nosotros vemos que el humor tiene un efecto purificador. Te reconcilia con las cosas de algún modo. Te las haces ver con un prisma menos grave. A eso es a lo que vamos. ‘La contra’ tiene una visión de las noticias que damos en la primera parte y de otras muchas que no están en el informativo convencional. Esto es mezclar dos tonos y dos estilos. En la radio, por ejemplo, Carlos Herrera lo mezcla muy bien. Nosotros intentaremos lo mismo.

¿Se podría titular que esta sección es una ‘contra’ a ‘El intermedio’, el programa de El gran Wyoming en laSexta?

No. Nosotros no venimos a plantar batalla y hacer un programa de trinchera. Cualquiera que vea los titulares de ‘Al día 2’ sabe que aquí hablamos del PP, de PSOE, de Podemos, de Esquerra, y a Ciudadanos, pero poco porque no tienen poder. Aspiramos a hacer un humor que sea elegante, inteligente, que deje una puerta de salida y que tenga un poco compresión, no un humor de trazo grueso. No venimos a montar el juicio final, sino a reírnos de la actualidad y de la realidad. Es inevitable pensar ‘El intermedio’ porque han constituido una referencia, pero no vamos a hacer lo mismo que ellos. Aspiramos a encontrar nuestro estilo. Buscamos audiencias mayores, pero siempre respetando a aquella que tenemos.

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en los servicios informativos de 13TV?

Pienso que es un balance bueno. Creo que en este tiempo hemos conseguido muchas cosas, aunque nos falta cosas por conseguir porque 13TV es una casa joven y pequeña, pero con ganas, ambición y mucha ilusión. Hemos organizado la redacción en estos dos años, pero nos quedan los informativos de fines de semana como asignatura pendiente, por ejemplo. Espero que la temporada que viene esto sea una realidad. Creo que tenemos unos informativos de calidad que ha permitido que otras muchas cadenas se hayan llevado algunos miembros de nuestro equipo. Esto no es problema porque siempre nos da la oportunidad de encontrar más talento.

¿El informativo ha llegado a su techo de audiencia?

Hemos tenido un recorrido lleno de altibajos. Estábamos por encima del 2,2% en informativos, con un 2,5% en el del mediodía. Cuando llegó la resintonización, nos llevó, como cadena en general, a perder unas décimas. Ahora ya estamos estables. Seguimos creciendo poco a poco e imaginándonos nuevas fórmulas, como ‘La contra’, para que ese techo sea de cristal y lo podamos seguir rompiendo.

¿Y de la cadena general? Visto desde fuera, vemos una cadena con una audiencia más que aceptable, pero que no es rentable en la actualidad con una deuda bastante grande y un target comercial de una edad bastante avanzada.

Aquí hay varios elementos. Por una parte, la cadena va a seguir invirtiendo  teniendo en cuenta que llegar al umbral de la rentabilidad en una televisión no es fácil. Basta ver la historia de Antena 3, Cuatro, Telecinco o laSexta para darte cuenta de que 5 años son muy pocos para darse esa situación. El entorno que tenemos no es el más favorable. Nos quejamos mucho del duopolio que tienen Mediaset y Atresmedia, que con el más del 60% de la audiencia se reparten más del 90% de la publicidad. Creo que en este punto las reglas no son iguales para todos. Aspiramos a que las reglas sean iguales para todos y poder competir en igualdad. También somos conscientes que las administraciones nos ignoran con el reparto de publicidad institucional. Parece poco justo. Haremos todo lo posible para ser más rentable y que nuestro público sea más grande. Nuestra audiencia es maravillosa porque guarda una gran fidelidad. La queremos, queremos mantenerla, y queremos mimarla, pero obviamente, también queremos ampliar nuestra base sociológica y tener un público más joven que nos haga más atractivos para la publicidad. Ese el reto en el que estamos trabajando.

¿En que líneas se está trabajando en 13TV para atraer al público joven, sin renunciar a la audiencia fiel de la cadena?

Por ejemplo, en el entretenimiento. ‘La contra’ es entrar en un contenido que toca directamente el entretenimiento. Yo creo que es una de las vías más interesantes para el público porque son programas con una gran capacidad de viralización, es muy fácil difundirlos por redes sociales, y probablemente atraen a un público más joven. Ahí es donde creo que debemos dar la batalla.

¿Es cierto que en 13TV estáis quitándole importancia a la política para hacer contenidos más abiertos?

Bueno, sí. Lo que pasa es que también es circunstancial. 2016 fue un año en el que consumo político extraordinario. En la actualidad, eso ha bajado con la estabilidad política y se nota en todos los programas que se dedican a temas políticos. Puede tener crecimientos puntuales con casos como el de la dimisión de Esperanza Aguirre o el de la operación Lezo, pero sabemos que no estamos en la situación del año pasado en la que todo lo que fuera política se consumía. Las cadenas tienen que evolucionar en función de la circunstancia y ahora estamos en momento totalmente diferente. Hay una indicación, pero no como filosofía de cadena, sino por la necesidad de adaptarse. La televisión es adaptación al momento presente. Quizás ahora al espectador le interesen otro tipo de cuestiones que el año pasado estaban eclipsadas por la gran efervescencia política.

Entre 13TV y la cadena pública hay una evidente diferencia de presupuesto, ¿eso es determinante a la hora  de trabajar?

No lo es porque aquí hay ilusión. En 13TV no tengo que batallar para conseguir motivar a mi redacción. Tengo un equipo pequeño, con pocos medios, pero realmente motivado. La motivación es una riqueza que no se consigue con presupuestos altos. O la tienes o no. Cuando la posees, da gusto trabajar aunque seas pequeño, y cuando no, es más complicado. Los años que pase en RTVE fueron maravillosos y los volvería a repetir, pero trabajar con una redacción motivada no hay dinero que lo pueda conseguir.

¿Qué recuerdo tienes de tu última etapa en los informativos de TVE? 

Un recuerdo un poco convulso porque había una gran batalla que se vivía en el interior. TVE era una casa muy polítizada en la que no era fácil trabajar. A pesar de eso, hacíamos nuestro trabajo con unos indices de audiencia que no se han vuelto a repetir. Fue una tarea que se queda ahí, más allá de la polémicas políticas que pudo haber en aquella época.

¿Cómo llegaste a la dirección de los servicios informativos de TVE?

Te voy a contar muy recorrido por la casa en tres líneas. Yo entré en RNE por oposición en la que permanecí 14 años con gobiernos mayoritariamente del PSOE. Posteriormente, me fui a Roma en el año 1993 y volví en 1996 porque Javier González Ferrari me ofreció hacer ‘España a las ocho’. Era la única razón por la que habría vuelto a España y me la ofrecieron. Cuando González Ferrari se va a TVE como director de informativos, me lleva como subdirector. Y ya cuando le ascendieron como director general, a mí me propone como director de los servicios informativos.

Las llamadas de Moncloa, ¿son leyendas urbanas o ocurre de verdad?

Tuve llamadas posteriores de jefe de gabinetes de ministros que se quejaban de cosas que habíamos dicho en el informativo. Antes nunca.

¿Tuviste la intención de dimitir en algún momento?

No, para nada.

¿Te arrepientes de algo durante esa etapa, Alfredo? 

No. De nada. Volvería hacer todo exactamente igual.

Retomando las primeras preguntas de ‘La contra’.  ¿Dónde ves tu futuro? ¿En un informativo puro o en un formato de entretenimiento? 

Pues no lo sé. A mí me gusta divertirme con lo que hago. Me he divertido casi siempre. Lo que me gusta es tener las dos opciones. Yo he cambiado cada 3 o 4 años de actividad, llevo tres en 13TV y es el momento de hacer un pequeño cambio. Si fuera muy bien, quizás podamos ver ‘La contra’ como un programa autónomo.

¿Te han ofrecido durante estos años volver a la radio?

En este momento, estoy en las tertulias de COPE, pero no me han llamado para hacer un programa propio. Es el medio que más me gusta y en donde mejor me lo he pasado. Tengo mucho cariño a la radio y es un lugar a donde volverá sin ninguna duda.

 

 

 

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias