Experiencia religiosa

Jaqui y Janet (“Quiero ser monja”): “La productora dijo que era uno de los programas más blancos de la historia de los realities”

Jaqui y Janet (“Quiero ser monja”): “La productora dijo que era uno de los programas más blancos de la historia de los realities”
Jaqui y Janet fueron dos de las participantes de "Quiero ser monja"

Jaqui y Janet Capdevila, dos de las protagonistas de “Quiero ser monja”, han concedido una entrevista a El Periòdic d’Andorra en la que hacen un repaso de su trayectoria en el docu reality de Cuatro. Durante su emisión, el programa recibió duras críticas que ponían en duda la veracidad de los hechos que se contaban en él, algo que las jóvenes han desmentido asegurando que “en cuanto a los diálogos, todo era espontáneo”.

“Éramos libres de expresarnos como quisiéramos, de preguntar todo lo que nos inquietaba y reaccionar a nuestro impulso”, cuentan, aunque sí reconocen que, como en cualquier reality, “había un guion de programa para organizar todas las actividades que hacíamos”. En cuanto a las críticas recibidas, consideran que aquellas “que se hacen con respeto y son constructivas las aceptamos e intentamos mejorarlas, nosotras somos nuestras primeras críticas”.

Además, Jaqui y Janet también han contado cómo llegaron a participar en el programa, ya que la productora no hizo un casting público para buscar aspirantes. “Fueron directamente a parroquias religiosas a buscar chicas que realmente hubieran tenido esta llamada o vocación de ser monja o, en nuestro caso, la llamada espiritual”, dicen las catalanas. “Una conocida se puso en contacto con nosotros explicándonos este nuevo proyecto en saber cuáles eran nuestras creencias e ideologías, y nos propuso ir a hacer el casting en Madrid juntas”, añaden.

La experiencia que vivieron en el programa la catalogan como “muy positiva”, y destacan el comportamiento de todo el equipo. “Al final te acostumbras a los horarios, a tener que ponerte el micrófono, y ya actúas con plena normalidad. En todo momento han respetado nuestras decisiones y nos han dejado una vía bastante abierta para realmente poder vivir la experiencia como queríamos”.

En la entrevista, Jaqui y Janet también destacan la dificultad que les supuso cambiar su estilo de vida de la noche a la mañana. “Los primeros días nos tuvimos que acostumbrar a los horarios que tienen las religiosas para ir a rezar, a los momentos de silencio, nos tuvimos que aprender oraciones, costumbres antes de hacer las comidas del día, en definitiva, tuvimos que entrar por completo a su estilo de vida. No es fácil de repente tener que cambiar de vestuario, de horarios, y renunciar a ciertas cosas como el móvil, la familia, la música, entre otros”.

Respecto al enfoque que la cadena decidió darle al docu reality, las dos participantes aseguran que “han querido tratarlo con mucho respeto, sin hacer daño a la institución de la Iglesia y mucho menos a ninguna de las congregaciones, y así se ha hecho. Muchos críticos, incluso la propia productora, dijeron que era uno de los programas más blancos en la historia de los realities”.

Para terminar, hacen balance de su paso por el programa: “Nos ha hecho crecer más como personas y evolucionar espiritualmente”. “Hemos conocido un mundo en el que desde fuera no se le da mucha importancia y de lo que mucha gente desconoce muchas cosas”, concluyen.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias