Muere la Duquesa de Alba, la noble más popular de la televisión, a los 88 años

Muere la Duquesa de Alba, la noble más popular de la televisión, a los 88 años
duquesa alba cuatro yotele

La genial aristócrata, protagonista de multitud de horas de televisión por su cercano carácter, murió después de ser ingresada hace unos días por una neumonía, que se complicó con arritmia cardíaca producto de una gastroenteritis.

REDACCIÓN YOTELE

La duquesa de Alba ha fallecido este jueves 20 de noviembre a los 88 años en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla. María del Rosario Cayetana Victoria Alfonsa Fitz-James Stuart y de Silva, duquesa de Alba y duquesa de Berwick, era la noble más popular de la televisión y protagonista habitual de programas de corazón.

El pasado domingo, la salud de la duquesa sufrió un fuerte revés por culpa de una neumonía, complicada por arritmia cardíaca, después de haber sufrido una gastroenteritis. Fue ingresada en una clínica sevillana de la que salió ayer por la mañana por deseo propio de la familia, ya sin posibilidad de recuperación, para fallecer en su casa.

La aristócrata fue llevada al Palacio de las Dueñas, donde ha vivido sus últimas horas rodeada de toda su familia: sus seis hijos y su último marido, Alfonso Díez, con el que mantiene una relación desde el año 2008 y con el que se casó en 2011.

La aristócrata fue llevada al Palacio de las Dueñas, donde ha permanecido las últimas horas de su vida rodeada de toda su familia: sus seis hijos, sus nietos y su actual esposo.

La salud de doña Cayetana comenzó a empeorar hace ahora seis años. Sufrió una isquemia cerebral y su movilidad se vio considerablemente reducida. Pese a ello, no renunció a hacer vida social. Aceptaba casi todas las invitaciones a actos sociales que recibía, aunque en los últimos meses había reducido considerablemente sus apariciones.

Muy unida a la ciudad de Sevilla, Cayetana Fitz-James Stuart era la aristócrata con más cantidad de títulos y la tercera mujer en dirigir la Casa de Alba en sus más de 500 años de antigüedad. Tenía en su haber otros 49 títulos nobiliarios, veinte de ellos con Grandeza de España.

Un rostro habitual de los programas y revistas del corazón

Pese a su posición social, la duquesa de Alba se convirtió en una de las grandes protagonistas de los programas y revistas del corazón, que aprovecharon su carácter cercano y que siempre respondía a las preguntas de los reporteros para hacerla protagonista.

Cayetana era una gran aficionada a la pintura y al flamenco y en 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero la distinguió con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes por su “apoyo a las artes, además de abrir los archivos de la Casa de Alba a los investigadores”.

Cayetana de Alba: Tres maridos, seis hijos y una infancia marcada por la pérdida de su madre

La duquesa de Alba nació en el madrileño palacio de Liria el 28 de marzo de 1926, hija de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, duque de Alba y de Berwick, y María del Rosario de Silva y Gurtabay, marquesa de San Vicente del Barco. Sus padrinos eran los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Su madre murió a los seis años, un hecho que la marcó para el resto de su vida. Al morir su padre en 1953, se convirtió en la XVIII duquesa de Alba, además de ostentar el resto de títulos que heredó tanto de su padre como de su madre.

Se casó por primera vez en Sevilla el 12 de octubre de 1947 con Luis Martínez de Irujo y Artacoz, el padre de sus seis hijos: Carlos, heredero de la Casa de Alba, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia.

En 1972 murió su marido, víctima de leucemia y en marzo de 1978 contrajo segundas nupcias con el ex jesuita Jesús Aguirre. Su tercer matrimonio llegaría en 2011, no sin lucha por parte de la Duquesa y el reparto del legado de los Alba entre sus hijos.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias