Jorge Javier Vázquez habla de la telebasura, "Sálvame" y su vida en el Chester

Jorge Javier Vázquez habla de la telebasura, "Sálvame" y su vida en el Chester
VIAJANDO CON CHESTER-JORGE JAVIER VAZQUEZ

El presentador conversó con Risto Mejide sobre el tipo de programas que hace (fast tv según él), sobre su comportamiento en “Sálvame”, su trayectoria y cuando recibió el Ondas.

REDACCIÓN
@yotele_

Por el Chester de Risto Mejide han pasado políticos, periodistas, deportistas, cocineros, cantantes pero faltaba un peso pesado de la televisión. Anoche, el publicista recibió en “Viajando con Chester” a Jorge Javier Vázquez, con el que mantuvo una conversación interesante sobre diversos temas. El presentador de “Sálvame” se mostró más cercano que nunca al hablar de su vida personal además de recordar su trayectoria profesional.

La conversación empezó sobre el tipo de televisión que realiza el presentador catalán y sobre el uso del término de la telebasura. Para Jorge Javier él hace “fast tv, televisión rápida. Es una televisión que está hecha para ser consumida en ese momento y luego te olvidas de ello”. “Para mí es un momento de gozo, los placeres eternos no existen” comenta Vázquez.

Tras ser preguntado por Risto sobre si había valorado dejar todo, el presentador lo tiene claro: “Sí, el año pasado. Estuve casi dos meses de vacaciones y al volver me di cuenta de que no me habían bastado y tuve dos ‘Deluxe’ muy duros con Remedios Torres y otro en el que estuve francamente desafortunado con Olvido Hormigos, pero el problema lo tenía yo”.

En “Sálvame” Jorge Javier Vázquez es el dueño del cortijo y siempre se le acusa de dictador, algo que al catalán no le suena a nuevo pues su padre se lo llamaba cuando tenía ocho años. “Me decía el pequeño dictador”, reconoce. Sin embargo, en el programa le acusan de defender y ponerse en el lado del más débil. “El eje del mal, formado por los Kikos y Mila, me dicen que siempre me pongo del lado del más débil, que siempre suele ser Lydia”, comenta el presentador.

Otra de las típicas acusaciones que se hace a Jorge Javier es que tiene el ego muy alto, pero él no cree que lo tenga. Para el publicista “para estar en televisión hay que tener ego”, algo que el presentador de “Sálvame” matiza al decir que “más que ego, lo que hay que tener es resistencia”.

El final de “Aquí hay tomate” y la llegada de “Sálvame”

Risto quiso preguntar a su entrevistado sobre las leyendas urbanas del final de “Aquí hay tomate”. “Hay leyendas que dicen que la orden vino de la Moncloa o incluso de la Casa Real. La realidad es que después de cinco años estábamos en un momento en el que la audiencia estaba sufriendo un desgaste. ‘Aquí hay tomate’ era un programa complicado y conflictivo. Entiendo que un programa así solo se debe mantener si arrasa”, aclaró Jorge.

Después, llegó “Sálvame”, sobre el que el catalán afirma que “Lo que tiene de genial es la experimentación. No es que sea genialidad, es que hicimos de la necesidad una virtud. No teníamos otra cosa que hacer. Estábamos trabajando en un plató diminuto en el que no nos podíamos mover porque nos cruzábamos con las cámaras. Era tan asfixiante que las salidas del plató se convertían en una ventana de aire fresco”.

“Y luego cuando se fue alargando la gente empezó a merendar porque tenía hambre. Fue todo muy sencillo. De repente te das cuenta de que los elementos vitales de los colaboradores empiezan a interesar y que los colaboradores que han tenido y tienen una vida potentísima lo comparten con la audiencia”, añadió.

Asimismo, el presentador reconoció que él a veces también ha odiado el programa. “Yo soy el primero que a veces he odiado el programa. Pero te pasa con lo que más quieres. También pasa con la familia, con los amigos, con los jefes…”, dijo.

Sobre la polémica llamada de Pedro Sánchez, Vázquez se muestra sorprendido por la reacción de algunos periodistas y periódicos, de los que dice que están “anclados” en un modelo de política que ya no existe, la transición, al igual que decía que “se han quedado mayores y deben aceptarlo”.

Durante la conversación, tanto Risto como Jorge Javier Vázquez hablaron de sus experiencias con el Opus Dei.

Jorge Javier: “Los jóvenes ahora lo tienen más fácil para salir del armario”

Respecto a la sexualidad, el presentador considera que los jóvenes “lo tienen más fácil ahora para salir del armario”, pero que si los padres no lo aceptan en su casa él se enfrentaría a sus progenitores. “Eso sí que es una guerra que se tiene que ganar”, sentenció. Y le contó a Risto su propia experiencia. Jorge siempre se ha arrepentido de no habérselo contado a su padre, aunque hace dos años se enteró por su madre que su padre ya lo sabía pero no había querido enfrentarse a ello.

Sobre los Ondas: “¿Habrían hecho lo mismo con Sardá? No, porque es de su casta”

Y cómo no, también se tocó durante la entrevista su polémico Premio Ondas. “Lo del Ondas se ha convertido en algo que me va a perseguir siempre. A veces me pongo a pensar en lo del Ondas y me vienen pensamientos cada vez más elaborados. Cuando Francino y Barceló desaparecen del escenario para no darme el Ondas, ¿hubieran hecho lo mismo con Sardá si le hubieran premiado y no a ‘Crónicas Marcianas’?”, reflexionó el filólogo.

El propio Jorge, respondió a la pregunta con un rotundo NO. “No, jamás lo hubieran hecho. Ya te lo digo yo. Porque Sardá pertenece a su casta y a un grupo social de Barcelona”, afirmó.

Jorge Javier Vázquez: “Isabel Gemio se ha quedado antigua”

Y tampoco podían faltar las referencias a Isabel Gemio, gran enemiga y uno de los objetivos de las críticas del catalán. “Se ha quedado antigua, como me pasará a mí también”, decía. Afirmó “no tener inquina” hacia la periodista, pero se niega a quedarse callado ante lo que diga en la radio la comunicadora.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias