Blanca Romero: “Yon tiene un talento bestial"

Blanca Romero: “Yon tiene un talento bestial"
blanca romero bajo sospecha yotele

La actriz ha hablado con Yotele sobre su papel y la relación con sus compañeros en la ficción de Antena 3. Confiesa también que el rodaje de “Física o Química” la dejó agotada” y que le encantaría rodar más temporadas de “Bajo sospecha”.

RICARDO GARCÍA
@rickygarciatv

DAVID BUENESTADO
@davidbuenestado

Blanca Romero vuelve a Antena 3 tras “Física o química”. La actriz ha comenzado la grabación de “Bajo sospecha”, la nueva ficción de Bambú Producciones en compañía de actores como Lluis Homar o Yon González.. Se trata de una serie policíaca en la que un equipo formado por tres agentes que se infiltrarán en un pueblo para resolver la desaparición de una niña.

Yotele ha hablado con Blanca Romero sobre sus sensaciones sobre la serie y de las razones por las que ha tardado dos años en regresar a televisión. La actriz nos habla también de sus proyectos de cine, modelaje y su intención de irse a vivir a una isla cercana a Estados Unidos.

¿Cómo describirías a tu personaje en “Bajo sospecha”?

Mi personaje sufrió la traición de un compañero por el cual recibió cuatro heridas de bala a las que sobrevivió. Perdió la confianza en toda la gente salvo su familia, una tía religiosa con mucha moral, muy recta, que se dedicó a dar clase en la academia de policía. Hasta que la llaman para trabajar de infiltrada como maestra en un caso en el que trabajará con el personaje de Yon González, cuya personalidad es totalmente opuesta.  Gran parte de la frustración de mi personaje es que no puede tener hijos, por lo que a ella le afectará más la desaparición de la niña.

¿Surgirá de verdad el amor entre vosotros?

No creo. Ella está casada y jamás haría algo así. No creo que ella pierda los papeles nunca, aunque se respire la tensión sexual natural entre un hombre y una mujer.

¿Cómo es tu relación con Yon González?

Es un crío con un talento bestial y es muy perfeccionista. Yo soy más práctica y  lo hago todo a la primera como salga y él le da mil vueltas. Trabajar juntos está siendo positivo porque nos estamos aportando mucho y ayudándonos a ver las cosas de formas distintas. Es una maravilla trabajar con él porque sale todo facilísimo. Hay mucha confianza en el rodaje y no existen esas tensiones que a veces encuentras. Creo que la pareja en pantalla funciona genial y es visualmente bonita.

¿Qué tal es dar vida a un personaje policiaco?

Yo ya interpreté durante 9 meses en Italia a una comandante de la guardia costera, era una especie de heroína también muy recta y religiosa. Me apoyé bastante en ese personaje porque ya lo tenía interiorizado. Es como sí me tocara un personaje de modelo. Para mi este personaje es la segunda parte de esa comandante que ha decidido reinventarse.

Tu personaje tendrá que disimular muy bien… ¿Qué tal se te da eso a ti?

Yo miento muy bien y con mucha naturalidad.

¿Os han enseñado los asesores policiales a usar armas?

Si, nos enseñó cosas técnicas y básicas. Llevamos armas encima pero no las utilizamos, no se ven en cámara. De momento no hay tiros ni persecuciones.

¿Has buscado referencias en otras series de mujeres policías?

No me gusta hacerlo porque tengo la habilidad especial en copiar voces de cantantes y personajes. Tengo miedo a que lo acabe haciendo de esa misma manera. Mi referencia es el personaje que tenía en Italia, que fue durísimo de rodar pero me está dando recompensas incluso después de haber terminado.

¿Tenías ganas de volver a televisión?

Lo pasé tan mal y lloré tanto trabajando en los dos primeros meses desde que nació mi hijo que decidí criarlo, disfrutarlo y padecerlo y me encerré con él en el monte hasta que cumpliera dos años. Ahora que lo ha hecho, hay que ir rompiendo lazos y recuperarme a mí misma, a la profesión y a la gente.

¿Te ha costado volver al ritmo de trabajo y los madrugones?

¡Que va!. Para mí volver al plató ha sido como unas vacaciones después de dos años sin dormir con el niño… (Risas).

¿Cómo surgió trabajar en “Bajo sospecha”?

Acabé bastante cansada y quemada tras trabajar muchísimo durante cuatro años en “Física o química” y después en Italia. Me ofrecieron volver a “Física o química” y lo rechacé porque no tenía ilusión ni nada nuevo que ofrecer. Después llegó ese segundo hijo que quería y pude además dedicar a mi hija mayor el tiempo que se merecía.  Fue un lujo poder permitirme decir que no a cosas cuando uno está toda la vida luchando porque te lleguen cosas y seguir trabajando.

Tu personaje es muy religioso y poco moderno. Bastante diferente a ti, ¿no?

Aunque parezca muy moderna, en realidad soy una persona muy clásica, estoy siempre con mi familia, los niños, los amigos y el hogar.  Soy mucho más simple y básica que antes.

Esta serie se presenta como un producto de largo recorrido para  Yon González, Lluis Homar y para ti, ¿Estarías dispuesta a afrontar varias temporadas de “Bajo sospecha”?

Sí, porque además es un privilegio estar con Lluís, como presencia, como actor y como compañero, y aprendo mucho tanto de él como de Yon. Como cada temporada cambian las tramas, los guiones y el lugar en el que nos infiltramos, el espectador y el actor no pueden aburrirse. Si funcionara sería maravilloso tener algo estable en España y dejar una cuna aquí antes de marcharme lejos, algo que tengo previsto.

¿Por motivos personales o también profesionales?

Ambos. A nivel personal siempre quise irme a una isla con buen surf, y en la que poder descansar cerca de Estados Unidos por si sale un trabajo o me apetece ir de compras. Tener donde volver, con esta serie y estos compañeros sería un lujo. Si funciona serían 4 o 5 meses trabajando y viendo a la familia y luego volver al surf y al descanso.

¿Tienes algún proyecto de cine?

Ruedo una película en cuanto termine “Bajo sospecha”, en la que interpreto a una periodista política de 42 años. Me apetece evolucionar e interpretar ya a un personaje más maduro y no a la típica “guapita”, me parece más interesante.

¿Te dará tiempo a volver este verano a Asturias?

No. Allí me enganché en enero al surf y fue como una terapia curativa que me animó a volver a actuar, me devolvió la ilusión y me ayudo a quitarme los miedos.

¿Has dejado tu carrera de modelo?

Con motivo de la promoción de la serie saldrán editoriales en Woman y en InStyle. Hacía mucho que no hacía fotos, desde que estaba en París antes de hacer cine. Desde dentro te ves diferente que desde fuera, afectan el cansancio, las responsabilidades. Me daba miedo volver a ponerme delante de la cámara como modelo, pero me he visto estupenda, me he venido arriba (risas).

¿Qué te parece que tu hija quiera seguir tus pasos como modelo?

A mí la carrera como modelo me aportó cosas buenísimas y no me disgustaría nada que siguiese mis pasos. Le encanta la moda pero no tanto el cine  y la televisión porque la pobre se ha tragado tantos rodajes que sabe lo que hay. Es más modelo que yo, mucho más fina. Hizo unas fotos conmigo en la revista Glamour que saldrán el mes que viene. En este mundo como en el del cine o la música hay que empezar muy pronto.

¿Te traes a tu hijo pequeño a los rodajes de “Bajo sospecha”?

Que va… hace muchísimo calor y los horarios son muy duros. Me esperan en casa.

En los medios y  las redes sociales tu imagen es la de una mujer decepcionada con los hombres. ¿Es esto verdad?

Para nada, son seres maravillosos. Gracias a ellos tengo dos hijos. Hay veces que estás cansada de ellos, como cualquier mujer. Estoy muy orgullosa y muy feliz cuidando a mis hijos sola, pero no cierro la puerta a enamorarme. Además no me importaría tener un tercer o cuarto hijo. Para eso tengo que pegar un pelotazo y ganar mucha pasta (Risas)

 

 

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias