La fiscalía demanda a “Entre todos” por usar la imagen de un menor discapacitado

La fiscalía demanda a “Entre todos” por usar la imagen de un menor discapacitado
toñi moreno

El programa de Toñi Moreno está acusado de vulnerar los derechos de imagen y a la intimidad de un niño con fines “conmiserativos y mendicantes”. El Ministerio Fiscal exige una indemnización de 15.000 euros. En RTVE estudian la demanda para interponer alegaciones .

RUBÉN MONTES
@RbnMnts

 
“Entre todos” vuelve a desatar las críticas. Esta vez la denuncia no viene por parte de un espectador cabreado, de un colectivo de afectados o de la prensa internacional. En esta ocasión ha sido la propia Justicia quien ha levantado la voz contra el programa vespertino de La 1 de TVE.

Según publica el diario El País, la fiscalía ha interpuesto una demanda contra el director del programa, Nicolás Díaz Bustos, la productora, Proamagna, y la propia RTVE, porque los considera “responsables solidarios” de la emisión de unas imágenes en las que aparece un menor discapacitado. El Ministerio Fiscal interpreta que esas imágenes se utilizaron con fines “conmiserativos y mendicantes” y denuncia que se difundieron públicamente datos sensibles de la vida personal del menor.

Desde el programa pixelaron su rostro y facilitaron las iniciales de su nombre, pero su imagen era identificable dado que el resto de su cuerpo no estaba difuminado y que mencionaron el nombre y los apellidos del padre. Asimismo, ni el progenitor del niño ni la dirección del programa informaron a la fiscalía de la divulgación de esas imágenes, en contra de lo que obliga la Ley.

La fiscalía concluye que la imagen trasmitida “cae de lleno en la óptica caritativo/paternalista de la desgracia familiar enfatizando negativamente la discapacidad”. Por ello, exige una indemnización de 15.000 euros para el menor por daños y perjuicios. Desde RTVE estudian la demanda para exponer su versión.

Continuas críticas a “Entre todos”

No es el primer caso polémico de críticas a “Entre Todos”. En octubre del año pasado, con solo un mes de emisión, el Consejo General del Trabajo Social, pedía a TVE la retirada del programa por considerar que “vulneraba la dignidad de las personas a través de un periodismo amarillo y rancio”.

Una semana después, el espacio fue diana del diario francés “Le Figaro”, que lo calificó como “el programa de los pobres”. Ese mismo mes, la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de los Servicios Sociales denunció al Defensor del Pueblo que “se usaba a los menores para despertar la solidaridad y generosidad de los telespectadores” y ello implicaba una “vulneración de la privacidad y seguridad de los menores”.

Por su parte, el Comité Español de Representantes de Personas Con Discapacidad (CERMI) pidió en noviembre de 2013 la cancelación del programa por difundir “una imagen contraria a los derechos […] de las personas con discapacidad […] que el ámbito de la discapacidad percibe como hirientes y lesivas”. Los mismos argumentos que nueve meses más tarde eleva las críticas a “Entre todos” a oídos de la Justicia.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias