Amor al desnudo en Cuatro con la adaptación de "Adán y Eva"

Amor al desnudo en Cuatro con la adaptación de "Adán y Eva"
still00165

La cadena de Mediaset y Eyeworks Cuatro Cabezas (“Quien quiere casarse con mi hijo”) preparan un nuevo dating show en el que los pretendientes se conocerán desnudos en una isla.

RICARDO GARCÍA
@rickygarciatv

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

Cuatro y Eyeworks Cuatro Cabezas siguen apostando por el género del dating show y ya preparan para la próxima temporada “Adán y Eva”, adaptación de ‘Adan looking for Eva’, de origen holandés en el que un chico y una chica con gustos parecidos se encuentran por primera vez en una isla tropical y completamente desnudos.

Según la información facilitada en un encuentro con periodistas al que ha asistido este portal, el programa fue uno de los formatos que más llamó la atención en el MipTV 2014. La cadena y la productora comienzan hoy mismo el casting de concursantes a través de teléfono con la intención de estrenarlo el próximo otoño.

Manuel Villanueva, director de Contenidos de Mediaset España, ha aclarado que “pese a que transcurra en una isla no es un concurso de supervivencia sino un dating show (concurso para buscar pareja)”. El directivo ha querido adelantarse a las posibles críticas: “El hecho de que vayan desnudos no es un contenido sino una circunstancia”.

Edie Walter, director general de Eyewoks Cuatro Cabezas, ha incidido en que el hecho de estar desnudos es un elemento anecdótico: “No vamos a hacer foco en la desnudez. El programa se centrará en la historia de los personajes y en las diferentes actividades que realizarán en el periodo en el que dura el programa”.

En esta ocasión no se tratará de los mismos protagonistas durante toda la edición del programa: “Los capítulos son autoconclusivos. Un chico y una chica conviven desnudos, después terminan el periodo de conocerse y se volverán a encontrar, esta vez vestidos. Todo funciona al revés que en una cita normal”, ha afirmado Leonardo Baltanás, director de Producción de Mediaset.

Seducción al natural recuperando las raíces más primigenias

Este sorprendente formato propone un retorno a las raíces más primigenias de las relaciones, una curiosa experiencia donde los participantes se atreven a despojarse de todo para mostrarse tal y como son. Sin ocultar sus complejos, sin elementos que potencien su aspecto físico y sin nada más a su alrededor que una pequeña isla paradisíaca con los enseres básicos para sobrevivir. Desnudos por dentro y por fuera, sin nada que esconder ni con lo que esconderse.

Los concursantes serán seleccionados a través de un “estudio de perfiles” para que se establezcan coincidencias en gustos y pueda haber compatibilidad. “Se trata de un test previo de compatibilidad que se suele utilizar en los dating show”, puntualiza Villanueva.

Las estrategias de seducción y la búsqueda del verdadero amor se encuentran en la actualidad rodeadas de artificios: maquillaje, prendas de ropa que realzan, esconden, camuflan o retocan la silueta, una estudiada pose en un ambiente controlado a la perfección… Sin embargo, surge la pregunta: ¿Cómo resultaría una búsqueda de pareja en unas condiciones de máxima naturalidad?

Así es la mecánica de “Adán y Eva”

Cada episodio comienza con un hombre y una mujer que se ven por primera vez, y que sus perfiles y gustos coinciden. Se conocerán en una isla tropical y sin ropa… completamente desnudos.

Ambos pasarán el primer día y la primer noche juntos y solos en la isla. Al día siguiente recibirán una visita de una tercera persona, que también va desnuda. Esta persona podrá ser hombre o mujer y llegará a la isla con un objetivo: conquistar el corazón de uno de los integrantes de la pareja principal, quien tendrá que elegir con quien se queda, si con la última persona en llegar o con la que ha compartido una noche.

Así, como tres son multitud, la persona que no sea elegida será eliminada del concurso. Los otros dos regrsarán a casa para mantener una última cita, aunque nadie asegura que esa cita se celebre. Y es que el candidato elegido tiene dos opciones: acudir a la cita y encontrar el amor o no acudir y llevarse el dinero.

Se prescindirá de los efectos de la edición y efectos de sonido habituales en Eyeworks

A pesar de los buenos resultados cosechados en otros formatos de la productora como “Un príncipe para…” O “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, en “Adán y Eva” se prescindirá de la tan particular forma de editar los programas que tiene Eyeworks Cuatro Cabezas.

“Lo que está bien no hay que arreglarlo. Y aunque no está todavía decidida la forma en que se editará el programa, en principio no se añadirán efectos de sonido y otros elementos que hemos utilizado en otros programas”.

 

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias