El Gobierno busca soluciones para salvar a una RTVE al borde de la quiebra

El Gobierno busca soluciones para salvar a una RTVE al borde de la quiebra
rtve1

El ente acumula unas pérdidas estimadas en los 800 millones de euros que podrían llevar a su disolución, por lo que el Ejecutivo baraja ofrecer un crédito de 120 millones para evitar su quiebra. La ley puede forzar en breve la dimisión de Echenique y el resto de la cúpula, por lo que el presidente pide una reformulación del “fracasado” modelo actual.

DAVID BUENESTADO
@DavidBuenestado

 

Televisión Española se encuentra al borde de la quiebra tras hacerse insostenible el modelo de financiación aprobado en 2009 y una gestión incapaz de contener los costes.

Esta es según un informe oficial al que hace referencia El Mundo la situación de la cadena pública y que podría provocar decisiones “de alto voltaje” por parte del Gobierno, entre las que el diario señala posibles aportaciones extraordinarias de dinero público a TVE para evitar que entre en causa forzosa de disolución forzando el despido de toda su cúpula.

“La situación es delicadísima: un déficit crónico anual de 100 millones de euros con unas pérdidas acumuladas de 800 millones. Es una situación patrimonial que puede forzar en breve por mandato legal el cese del presidente de RTVE y de todo el consejo de administración”, aseguran fuentes gubernamentales.

El propio González-Echenique ha pedido, en su última comparecencia en el Congreso de los Diputados, “una reformulación del modelo” de financiación del grupo público, tras haber caído los ingresos procedentes de los operadores de telecomunicaciones y de las cadenas de televisión y reducirse en un 20%  las aportaciones del Estado.

El Ejecutivo baraja aumentar su aportación en 100 millones anuales

“La propia Corporación RTVE prevé en estas semanas que concurra ya la causa de cese de los miembros del Consejo de Administración por pérdidas que dejen reducido el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del capital social”, según fuentes del Gobierno.

Son cuatro las opciones que el Ejecutivo baraja para evitar la quiebra: reducir en 461 millones el capital de TVE, realizar una aportación de más de 300 millones para compensar pérdidas de años anteriores, aumentar en 100 millones anuales la aportación que hace el Estado para compensar a RTVE por el servicio público o una modificación de la Ley de Financiación de RTVE para amarrar las aportaciones que realizan los operadores de telecomunicaciones.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias