Paula Echevarría: "Ana es como una montaña rusa"

Paula Echevarría: "Ana es como una montaña rusa"
Echevarria-Miguel-Angel-Silvestre-Velvet_TINIMA20140214_0097_18-1

La actriz interpreta a Ana Ribera en “Velvet”, la serie líder de los lunes con más de cuatro millones de espectadores. Echevarría charló con Megatele y nos avanza detalles sobre su personaje, sus impresiones sobre la situación de la ficción española y otros temas .

ROBERTO JIMENEZ
@RoberJotaG

Paula Echevarría ha dejado atrás el mundo de los vinos para meterse de lleno ahora en unas Galerías de moda. La actriz es la protagonista femenina de “Velvet”, la nueva comedia romántica de Antena 3 producida por Bambú Producciones y que se estrenó con éxito hace tres lunes frente a “B&b” en Telecinco.

La actriz charló con Megatele y nos cuenta cómo es su personaje, cómo ha sido trabajar con Miguel Ángel Silvestre o José Sacristán, nos da su visión del gran momento de la ficción española y nos da su punto de vista sobre la guerra de las cadenas.

¿Cómo es Ana?. Háblanos un poco sobre tu personaje.

Ana es una niña que se queda huérfana muy pronto y se ve obligada a marcharse con su tío a Madrid y crece en las galerías. Desde que entra allí se enamora del sitio, del taller, del trabajo de las costureras… Es terca, luchadora, muy realista, muy honesta y muy fuerte. Es un personaje que tiene muchos matices, lo cual es un placer para una actriz. Además es una chica que disfruta con todo lo que hace.

¿Qué tiene Paula Echevarría de Ana?

Pues tenemos bastantes cosas en común. Yo soy muy tozuda también, no me vale un no por respuesta y ambas luchamos por todo, no nos amilanamos ante nada y ante nadie. También soy muy realista, y prefiero vivir el presente y no agobiarme. Lo único es que Ana es como una montaña rusa y yo soy más equilibrada en ese sentido.

¿Cómo habéis trabajado Miguel Ángel y tú para conseguir esa complicidad que tienen Ana y Alberto?

Los directores y los productores son muy listos y crean momentos para que los actores nos reunamos y trabajemos juntos. Estuvimos un mes y medio de ensayos todo el día, toda la mañana juntos, comíamos juntos y al final al pasar tanto tiempo juntos se crea una complicidad entre todos que luego ayuda mucho a la hora de ponernos en la piel de nuestro personaje. Sin ello, la complicidad que tienen Ana y Alberto o Ana y Rita no se vería tan fácilmente.

¿Cómo ha sido trabajar con Miguel Ángel?. ¿Qué destacarías de él?

Ha sido un lujo. Miguel Ángel es maravilloso y si de algo peca es de lo cariñoso que es, siempre está pendiente de ti, dando besos… Y luego es muy inocente, es como un niño, para nada tiene la imagen esa de duro que proyecta.

¿Sois conscientes de que “El Tiempo entre Costuras” ha dejado el listón muy alto? ¿Sientes responsabilidad como protagonista de este proyecto?

Son series diferentes. Lo único que tienen en común es el mundo de la costura, pero son costuras diferentes y aquí no hay espías, ni está el trasfondo de la Guerra Civil y mucho menos no transcurre en Marruecos (risas). Son series muy diferentes que no se pueden comparar. Yo siento responsabilidad pero la que siento siempre que empiezo un proyecto.

Destacáis el trabajo previo y los ensayos. ¿Habéis trabajado más en ello que en otras series como “Gran reserva”?

No, esto es un sello de Bambú, todas sus producciones son cuidadas al 100%. Cuando decimos que parece que hacemos cine no lo decimos por decir, es que la forma de rodar, las pruebas que se hacen de peluquería, maquillaje y vestuario son cuidadas al detalle.

A lo largo de tu carrera has tenido la suerte de trabajar con enormes figuras de la interpretación como Alfredo Landa, Tito Valverde, Emilio Gutiérrez Caba y ahora con José Sacristán. ¿Cómo es trabajar con ellos?

Es maravilloso trabajar con ellos, pero no por quienes son sino por como son. Cuando empieza a trabajar con gente de tanta calidad como Alfredo, Tito o Emilio pues te da vértigo y miedo al principio, pero luego es genial, porque antes los admirabas por quienes eran pero después los admiras por como son. Con Pepe ha sido un lujo trabajar, es amor puro, cariñoso, generoso, es admirable. Y que decir de Tito que es como mi padre o de Emilio que es un gran amigo.

¿Crees que “Velvet” marcará un antes y un después en tu carrera?

Yo nunca sé donde está el antes y el después. Todos los trabajos marcan un antes y un después. De todos los trabajos aprendes algo nuevo y te aportan algo distinto. Cuando hice mi primer papel como actriz hace 14 años en “7 vidas” disfruté mucho y me marcó de por vida, pero desde aquel día he ido aprendiendo con todos los papeles que he hecho.

¿Qué te parece este salto cualitativo de la ficción española?. Antes se decía que la primera división era el cine y después estaba la televisión pero ahora todos destacáis que se hace TV como si fuera cine…

Yo siempre he sido muy de televisión y siempre he defendido este medio. Se agradece la gran apuesta de las cadenas y las productoras por crecer y crear productos de calidad, pero no solo como actriz sino también como espectadora. Yo agradezco ver las series que hacen los compañeros. Y luego ver que cada vez se apuesta más por la ficción y que nuestra ficción se exporta con gran éxito fuera de nuestras fronteras es un lujo.

¿Cómo llevas como actriz y como espectadora los retrasos de las series y la guerra de cadenas?

Yo agradezco que Antena 3 haya querido cuidar nuestro producto y no lo lance a los leones. Aunque como espectadora entiendo que la gente pase de todas estas guerras y se vea maltratada, pero entiendo que las cadenas lo que hacen es cuidar sus productos y velar porque funcionen. Creo que hay sitio para todos en televisión y que lo ideal sería que nos repartiéramos las audiencias entre todos. Y yo como actriz hoy estoy aquí pero mañana puedo estar allí y no me puedo cerrar puertas.

¿Qué te parece que se haya puesto de moda emitir los making of de las series?

Me encanta. El público se pierde muchos detalles y desconoce cómo se trabaja en realidad para crear una serie y con el making of se enteran de todo. A mí por ejemplo me encantaba quedarme a ver los especiales de “Más de El tiempo entre costuras” y ver como Adriana explicaba cómo grababan ciertas escenas como las de la playa.

¿La historia de España tendrá importancia en la serie o solo será el transfondo?

No, los guionistas no se detienen demasiado en lo que sucedió en los años 50, ésto no es “Cuéntame”, no se narran los acontecimientos. La serie se centra en la historia de los personajes y de las galerías teniendo en cuenta que transcurre en los años 50 pero nada más.

¿Te están gustando más los papeles ambientados en el pasado frente a los personajes que viven en la actualidad?

Me gusta hacer más papeles de época que uno que transcurra en la actualidad.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias