Adriana Ugarte: "Sira es un papel duro pero agradecido"

Adriana Ugarte: "Sira es un papel duro pero agradecido"
adriana ugarte

La protagonista de “El tiempo entre costuras” habla en Megatele sobre su experiencia en la aclamada serie de Antena 3. La actriz asegura no tener miedo a que la gente la recuerde sólo por su personaje de Sira y opina que gran parte del éxito de la ficción radica en su equipo técnico.

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

DAVID BUENESTADO
@DavidBuenestado

“El tiempo entre costuras” se ha convertido en la serie revelación de la temporada. Tras permanecer guardada en un cajón durante año y medio debido a la crisis, su dos primeros capítulos han conquistado a más de 5 millones de espectadores, convirtiéndose en el mejor estreno de ficción nacional de Antena 3 en los últimos doce años.

MEGATELE ha podido hablar con su protagonista, Adriana Ugarte, quien entre otros temas, nos comentó emocionada sus sensaciones sobre el éxito abrumador de la serie. Recuerda, además, la intensidad con la que vivió los más de siete meses que duró el proceso de rodaje.

 

¿Qué te parece la acogida que ha tenido la serie en su primer capítulo?

Estoy tan contenta que te quedas un poco bloqueada porque son tantas emociones y tantas ganas de que llegue este momento que cuando sucede te quedas congelado por la alegría.

¿Qué sentiste al ver tu trabajo en el primer capítulo?

Mucha emoción. Aparte de haber sido un rodaje tan intenso que dedicaba más horas al personaje que a mi propia vida, es que puedes relacionar cada secuencia del rodaje con la llegada a casa de ese día de rodaje, con cada momento vital tuyo. Ha sido un rodaje lleno de emociones, intensidad y corazón que en este año y medio había pasado a algún lugar de reposo pero que ahora al verlo esos sentimientos se activan de nuevo.

¿Fue duro emocionalmente rodar “El tiempo entre costuras”?

Fue como una relación de amor. Maravilloso e intenso como todo a lo que te sientes unido y amas. Hubo momentos duros y de reto contigo mismo, para demostrarte que puedes llegar al final y cerrar el ciclo pero también momentos divertidos y lúdicos.

Ha sido un rodaje de mucho trabajo y mucha intensidad para los actores, pero un porcentaje muy alto del éxito que pueda tener la serie le pertenece al equipo técnico. Ellos se han echado encima la serie y ellos han hecho las historias. Para mí es muy importante hablar de ellos porque en este tiempo han sido mi familia.

¿Ha sido tu papel más duro?

Sí, por supuesto, pero también el más agradecido.  Ha sido un viaje largo conmigo misma. Un viaje de madurez no solo profesional, sino también a nivel humano. Para mí ha sido el trabajo más importante porque me ha enseñado muchísimo a creer en mí y a gestionar las energías para llegar a la meta.

¿Ha sido beneficioso al final el año y medio de espera para lanzar el proyecto?

Era una espera necesaria teniendo en cuenta el proyecto tan preparado y cuidado con tanto mimo. Los profesionales que deciden el momento  idóneo para lanzarlo y entregar el producto a los espectadores son los que tienen la palabra.  A mí no me corresponde valorar esas decisiones porque yo no tengo ni idea de audiencias, programación o publicidad, yo lo único que hago es actuar y confiar. Supongo que si se ha lanzado ahora es porque el momento idóneo es el actual.’

¿Recuerdas cómo fue tu casting?

Claro que lo recuerdo. Hice varias pruebas en la oficina de Yolanda Serrano y Eva Leira, que fueron además las directoras de casting de “Cabeza de perro”, mi primera película, así que las tengo siempre muy presentes.

Hay personajes que te gustan desde el principio y otros no. Pero desde que recibí el guión y empecé a estudiármelo siempre sentí a Sira como alguien propio y familiar. Cuando hice la prueba lo único que recuerdo es que disfrute muchísimo y que tocó muy dentro la relación con su madre y la necesidad de establecerse por sí misma. La respuesta sólo tardó una semana en llegarme.

¿Y qué sentiste cuando te dijeron que serías Sira?

Sentí una alegría tremenda pero también el vértigo al saber que serían siete meses estando presente en casi el cien por cien de las secuencias. Me di cuenta de que tendría que gestionar la energía porque si no el cuerpo no te da. Tienes que descansar y cuidarte mucho y al final si lo consigues.

Otro miedo que tienes es que sabes que estás ante un personaje que ha sido imaginado por un montón de gente. Sabes que no vas a ser la cara de todas las Siras imaginadas, ni su voz ni su manera de moverse. Al final lo que yo hago es solo dar mi interpretación sobre un personaje escrito ya imaginado. Es igual de valida la de un lector que está en el sofá de su casa, por eso es muy difícil gustar a todos. Sin embargo también creo que cuando pones toda tu energía y todo tu corazón igual no coincide exactamente con la imagen del lector pero sí que logras acercarte creando vínculos y empatizando con ellos.

¿Tienes algo en común con Sira?

Con ella y con todos los personajes que he hecho. Con Sira comparto la necesidad de buscarse a sí misma y esa forma de ser tan tozuda y testaruda. El no seguir el consejo de la madre solo por ser autónoma, aunque supiera que tenía razón.

Por el contrario, aunque ambas somos muy impulsivas creo que yo le doy más vueltas a las decisiones que Sira. Este personaje me ha aportado una visión muy generosa del amor y de la amistad entre las mujeres y la importancia de los vínculos femeninos.

¿Temes que este personaje pese y la gente siga viendo a Sira en tus próximos trabajos?

¡Que pese! ¡Que pese!, yo encantada (risas). Hasta ahora veían a “La Señora” y  si ahora me recuerdan por otra cosa bien hecha solo puedo decir gracias y sentirme bien conmigo misma. Es como un deportista al que le recuerdan su éxito en determinado partido. Claro que es algo que da presión pero voy a disfrutar de este trabajo sin pensar en aspectos negativos que puede traer. Ojalá que todos los personajes gusten tanto como este.

En pocos días se han emitido con gran éxito dos series protagonizadas por ti. ¿Te consideras la actriz del momento?  

Yo soy la misma de siempre. No quiero renunciar a mi ritmo de carrera que es ir despacio y poco a poco. Por supuesto que me gusta enfrentarme a miedos y a retos pero prefiero ir con calma. Respecto a si soy la actriz del momento, creo que hay muchas actrices que lo son.

¿Qué valoración haces del trabajo de vestuario de “El tiempo entre costuras”?

El vestuario en esta producción es imprescindible. Está diseñado desde un sentido emocional de construcción del personaje. Se trata de un vestuario con carácter y con sentido. La ropa que tiene que estar vieja lo está, y la que no pues no. Es un factor diseñado para ayudar al actor a dar más entidad a la trama y a los personajes.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias