Lucía Etxebarría arremete contra Telecinco: “Me están acosando"

Lucía Etxebarría arremete contra Telecinco: “Me están acosando"
lucia-etxebarria--644x362

La escritora y Premio Planeta 2004 sigue haciendo declaraciones tras su polémico abandono de “Campamento de Verano” y su aparición el viernes en “Sálvame Deluxe”. Acusa a la cadena de linchamiento público, de mentirla al presentarle el reality como un “programa que volvía a la infancia” y amenaza con desvelar secretos de sus compañeros y del programa.

 

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

Lucía Etxebarría ya ha salido del “Campamento de Verano” de Telecinco pero sigue dando de que hablar. La escritora acudía este viernes a “Sálvame Deluxe” como parte del contrato y contraprestación a su abandono, perdonándole la indemnización que debería abonar por abandonar a cambio de ofrecer una entrevista al programa presentado por Terelu Campos en verano. Tras pensárselo mucho, Etxebarría acudió y vio como su entrevista se convirtió en un ataque hacia ella.

Tras abandonar también el plató del “Deluxe” la escritora escribió varios tweets arremetiendo contra cadena, productora, colaboradores y presentadores. Desde el primer instante, Etxebarría acusó a Telecinco de “linchamiento” y “acoso”. “Yo no quería ir y se me envió a casa a una reportera para convencerme. Ella, que se llama Nieves, y la directora del programa (Carlota Corredera), se tiraron horas con el ”pero nosotros te admiramos mucho”, ”no te queremos hacer daño”, ”todo va a ser muy fácil”, y sobre todo, repetido hasta la saciedad ”confía en nosotros”. Confía en nosotros, me decían. No vamos a hacerte daño. Qué mentira tan cruel y tan sádica.” explica la Premio Planeta 2004.

“Me engañaron al decirme que Campamento de Verano sería un retorno a la infancia”

Lucía Etxebarría ha afirmado que aceptó entrar al reality producido por La fábrica de la tele porque le explicaron que no sería como el resto de realitys que se han emitido. “Cuando acepté entrar se me dijo que iba a ser un programa muy fácil, una especie de retorno a la infancia (textual) y que no debía tener ningún miedo porque, como se emitía en verano y en horario infantil, iba a ser diferente de los demás realites. Se me mintió” comenta la escritora.

Sus críticas hacia Telecinco no acaban ahí. La escritora describe a la cadena de Mediaset España como una “cadena desesperada por sacar dinero” y pone en cuestión la manera de actuar de la cadena y cómo consigue la audiencia que saca: “Lo que me da mucha pena es que de verdad la audiencia se consiga así. ¿Las historias de amor no dan audiencia? ¿El humor no da audiencia? ¿Las historias de superación no dan audiencia? ¿Es cierto que el público solo quiere gritos, descalificaciones, mentiras, humillaciones públicas e insultos? ¿Tengo que creer que el ser humano es tan rastrero y que ese es el mundo que dejo a mi hija?”, se pregunta.

Asimismo, Etxebarría deja claro que no “me siento orgullosa de haber sido tan ingenua y haberme puesto a tiro para convertirme en la res sacrificial de una cadena desesperada por sacar dinero. Y de haber metido, sin querer, a mi familia en este embrollo”.

Etxebarría se muestra firme en su denuncia de “acoso”, y asegura que si Telecinco decide tomar acciones legales contra ella por sus declaraciones irán a juicio: “Llevaré a una batería de psicólogos y abogados que certificarán que lo que digo es verdad. De hecho varios abogados se han puesto a mi disposición por si quiero denunciar, cosa que no sé si haré porque el tema de las tasas judiciales hace muy dificil emprender una demanda de ese tipo si no eres muy pudiente.”

“Jamás he dicho que Pedre se masturbara. Han mentido en todo”

Sobre el hecho que ha encadenado su furia y su abandono de “Campamento de Verano”, el hecho de que ella acusara a David Pedre, el expretendiente nerd de “Un príncipe para Corina” de masturbarse en el saco de dormir con todos delante, Etxebarría se muestra muy indignada porque se la haya acusado de difundirlo ella. “Se me ha culpado de decir que un señor se masturbaba. Ayer [viernes], como quizá visteis, no pudieron encontrar ningún vídeo en el que yo dijera tal cosa. Como no lo encontraban, entonces pusieron otro video y sobre él empezaron a decir, a gritos, que yo decía lo que no decía”.

Por otra parte, la escritora considera “surreal” todo lo sucedido en torno a este tema. “Yo no mencionaba jamás la palabra masturbación ni citaba nombre alguno, y encima de ese vídeo los tertulianos gritaban: ‘Mira, estás diciendo que X se masturba’, a grito pelado” y mantiene que ella jamás empleó la palabra “masturbación”, y he sido víctima de un “acoso y derribo”.

Amenaza con desvelar secretos de sus compañeros

La venganza de Lucía Etxebarría no queda ahí, ya que afirma que puede desvelar muchos secretos de sus compañeros y de rostros de Telecinco. Así, explica que podría contar como un “concursante se está metiendo Omifin, un medicamento que se utiliza en tratamientos de fertilidad pero que algunos usan para conseguir un aumento en la producción natural de testosterona y, por lo tanto, de los músculos. Uno de los efectos secundarios del Omifin es la agresividad”.

También “podría explicar qué concursante es adicto o adicta a los tranquilizantes hasta el punto de que organizó un pollo descomunal porque no le traían la maleta en la que tenía sus pastillas, y por qué por esa razón el síndrome de abstinencia le creaba agresividad” o “podría contar qué concursante fue condenado por agresiones a un mes de cárcel (y él mismo me lo relató)”.

Lucía también arremete contra Kiko Hernández, miembro del tribunal de “Campamento de Verano”: “Podría recordar que fue Kiko Hernández el que dijo en pantalla que ” Pedre se alivió y que tenían imágenes” mientras que en mi caso no han hallado un solo vídeo en la que yo lo diga. Pero me han intenado culpabilizar de la difución de un hecho que jamás debería, en mi opinión, haber sido difundido, por el dolor que me creó a mí y por respeto a la familia de Pedre”.

“Podría contar que una de las concursantes tiene autentico pánico a que se difunda un vídeo erótico que le hizo un novio, y que el contenido del vídeo le valió un mote muy particular. Podría contar que la ex pareja de uno de los concursantes me envió un guasap explicándome que me entendía porque ese concursante le había maltratado física y mentalmente en el pasado, pero que no quería hablar porque preferia olvidar la historia, y podría enseñar el guasap” sentencia Etxebarría.

Por último, la escritora recuerda que acudió a “Sálvame Deluxe” con el parte médico donde se decía que tenía una crisis de ansiedad. “Se sabía perfectamente que el doctor me ha diagnosticado ansiedad como consecuencia de una experiencia traumática. Llegué al programa con un certificado de la Seguridad Social”. Pero lamenta que “dio igual, fueron a por mí igualmente. Cuando me veían llorar, me acusaban de fingir” y para colmo Mila Ximénez me gritó “que estaba como una puta cabra”, algo que no se debería permitir en televisión.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias