Marcos Benito se convierte en “Increíble” con tan solo 4 años

Marcos Benito se convierte en “Increíble” con tan solo 4 años
marcosbenito_32273_1

Antena 3 celebró anoche la gran final de “Increíbles: el gran desafío” en la que la mente más maravillosa de España fue un niño de 4 años, que se sabe donde están situados todos los países del mundo, sus capitales y los países con los que hace frontera.

 

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

Antena 3 ya ha encontrado a la mente más privilegiada de España. Marcos Benito, de tan solo 4 años, se proclamó anoche el vencedor de la final de “Increíbles: el gran desafío” al superar en la última prueba a Martín López, el segundo finalista que consiguió su puesto al superar al resto de los finalistas con una prueba en la que adivinó mediante cálculos matemáticos descifrar diferentes códigos QR.

Marcos Benito sorprendió el primer día que pasó por el concurso que presenta Carlos Sobera, superando una prueba en la que tenía que adivinar a que países correspondía cada bandera. Consiguió ganar el programa y llevarse 3.000 euros además de pasar a la final como primer finalista. De modo, que ayer solo esperaba contrincante con el que batirse en duelo para hacerse con el premio del programa: 30.000 euros.

Seis Increíbles y solo un puesto en el duelo final

Fueron 6 “Increíbles” los que tuvieron que enfrentarse a nuevos retos, y a las votaciones de sus propios compañeros y los 4 colaboradores del programa: Santiago Segura, Chenoa, Mario Vaquerizo y Berta Collado, para conseguir ser el que se batiera en duelo con Marcos.

El primero en “probarse a sí mismo” fue Paco Páez, que en su primer paso por el programa
se propuso reconocer a mil personas por sus huellas dactilares, pero falló por uno; aun así consiguió clasificarse en la repesca resolviendo a ciegas un sudoku triple y ayer demostró que conoce los 25.000 primeros decimales del número PI, con lo que fue uno de los cuatro semifinalistas que se sometieron a la votación del público, pero finalmente no consiguió pasar a la fase final.

El segundo semifinalista era Adrián Santos, que ganó el programa en el que participó escalando a ciegas un rocódromo en el que solo podía pisar el camino amarillo. Ayer, superó su prueba que consistía en atravesar a ciegas un recorrido lleno de puertas móviles, que se desplazaban a diferente velocidad, sin rozar ninguna de ellas. Adrián, no consiguió situarse entre los 4 finalistas y se quedó a las puertas de someterse a la decisión del público.

Otro de los “Increíbles” que pasó su prueba anoche fue David Romera, que en su primer paso por el concurso logró in extremis clasificarse para la final en una complicadísima prueba:
tuvo que aprenderse en apenas unos segundos el número que arrojaban 80 tiradas de dados, en grupos de cuatro, y aunque estuvo a punto de fallar en el último, lo logró. En su prueba de ayer memorizó secuencias de 40 colores y se quedó como cuarto finalista.

Enric Llop, fue el tercer finalista del programa tras superar su reto: convirtió las letras de seis frases en seis idiomas diferentes (español, catalán, inglés, italiano, alemán y francés) en números y los sumó.

De todos los semifinalistas, tan solo uno de ellos no consiguió superar su desafío, con lo que quedó último en la clasificación. Fue, Sergio de Magallanes, el GPS humano, que en su primer programa fue capaz de reproducir el camino de un coche hecho con los ojos tapados valiéndose únicamente de su extraordinario sentido de la orientación. Sin embargo, en su reto de ayer, que consistía en encontrar a ciegas la salida de un complicado laberinto que previamente ha visualizado durante 2 minutos, falló.

Y fue Martín López el que consiguió pasar al duelo final tras ser seleccionado por el público como el mejor de los seis “Increíbles”. Este ingeniero gallego dejó al público con la boca abierta resolviendo un cuadrado mágico a ciegas. Llenó de números un tablero de ajedrez, de forma que todas las verticales y las horizontales sumaran lo mismo utilizando los movimientos del caballo de ajedrez. Ayer pasó al duelo final al conseguir descifrar mediante cálculos matemáticos 10 códigos QR.

Duelo final entre Marcos y Martín

En el duelo final Marcos, el niño de 4 años, tenía que superar su reto distribuido en 3 fases: en la primera tenía que situar el país Guayana en el mapa del mundo, decir cual era su capital y los países que hacían frontera con él, y lo consiguió; en la segunda, falló al tener que decir cuales eran los países fronterizos de Italia y situarlos en un mapamundi del revés; por último, si tercera fase consistía en situar Kazajistán en un mapa mundo sin fronteras ni límites.

Por su parte, Martín López realizó un cálculo matemático a la velocidad del rayo con el fin de dividir entre 9 los números de 40 matrículas de coche. Un reto que superó con maestría sin ningún fallo.

A partir de aquí, era el público el que tenía que decidir entre los dos quien debería convertirse en la mente más maravillosa de España. A pesar de que tuvo un error en su prueba, el público se decantó por el pequeño Marcos teniendo en cuenta su edad y la emoción que provocó en todos los asistentes en el plató. Marcos se alzó como el “Increíble” de la primera edición del concurso con el 52% de los votos frente al 48% que recibió Martín y se llevó los 30.000 euros del premio final.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias