Vivió 20 años en la ciudad

OKDIARIO en Burgos: Los vecinos muestran su conmoción al saber que Ana Julia fue su carnicera

Comentar

La tranquila ciudad castellana de Burgos se ha despertado este lunes conmocionada. La detenida por el asesinato del pequeño Gabriel, Ana Julia Quezada, vivió cerca de 20 años en la ciudad, una hija suya todavía trabaja en el barrio de Gamonal y, además, otra falleció en 1996 al caer de una séptima planta.

“Coincidimos varios años, solía entrar en nuestro bar y tomar algo, pero solo la conocía de vista”, explica a OKDIARIO el propietario del bar que está bajo la vivienda desde la que cayó la niña de 5 años.

“Yo soy camionero y conocía a la ya ex pareja de Ana Julia que también es transportista, eran dos personas completamente normales, hablé con él, como solía hacer, hace escasos 20 días”, indica otro burgalés a este periódico. Solía chalar con él, por ejemplo, sobre que su hija era buena estudiante. No obstante, desde los 18 años empezó a trabajar.

Por su parte, otro vecino indica que la recuerda a Ana Julia como “una vecina normal” y destaca que ahora ha cambiado de peinado. Era “una chica de barrio” y dicen que iban a comprar a su carnicería.

“El impacto para Burgos y para España en general ha sido fuerte“, reconoce otro burgalés. La ciudadanía acostumbrada a la normalidad está sorprendida y piden que no se produzca un linchamiento contra la hija de Ana Julia que ha sido ingresada en el Hospital Universitario de Burgos por una crisis de ansiedad. “No puede ser que la ataquen en Facebook”, pide otra vecina.

Según los habitantes de Gamonal, esta chica de 24 años ha trabajado durante varios años en un local de restauración en la Plaza Roma, en el centro del barrio de Gamonal.

Ana Julia Quezada aún refleja en su perfil en la red social Facebook que vive en Burgos. Sin embargo, hace tiempo que se trasladó a Nijas (Almería). “Quién iba a pensar que podía hacer algo así”, se pregunta otro burgalés.

 

Últimas noticias