Salud

¿En qué consiste una cura de sueño?

cura de sueño
¿Cómo se hace una cura de sueño?
0 Comentar

Dormir bien es fundamental para poder llevar una vida saludable. Sin embargo, el estrés y algunos trastornos psicológicos pueden dificultar el descanso de forma permanente. Hoy hablamos de la cura del sueño para solucionar este problema. ¿En qué consiste? ¡Toma nota!

¿Qué es una cura de sueño?

cura de sueño
Se trata de una terapia para casos de trastornos mentales, experiencias traumáticas o problemas crónicos de sueño.

Es un método terapéutico para conseguir hacer dormir a la persona que padece determinados trastornos del sueño  o psicológicos. En ocasiones se emplea en caso de experiencias traumáticas, intentos de suicidios o en en pacientes con psicosis, delirios, etc.

Según Luis Montalvo Arzeno, psiquiatra y director de la Unidad de Salud Mental de Cedimat: “En un sistema sano todo se mantiene en orden, pero en esas situaciones, lo que presenciamos está fuera del alcance de nuestro control y el sistema autónomo se sobrecarga y activa exageradamente por la sensación de impotencia”.

Para inducir al sueño se le suelen administran al paciente una dosis leve de hipnóticos, en un plazo que puede variar desde una a tres semanas. Durante la cura, sólo se interrumpe el sueño para alimentar al paciente.

En función de las necesidades de cada persona, la cura de sueño puede ser profunda, intermedia o ligera.

Beneficios de la cura de sueño

cura de sueño
Una cura de sueño tiene un poderoso efecto reparador del organismo.
  • El principal beneficio es que devuelve al organismo la serenidad y el descanso necesario para poder enfrentarse a la rutina.
  • Efecto reparador del organismo (puede incluso resultar más efectivo que el consumo de determinados medicamentos para el insomnio).
  • Combate los efectos negativos del el estrés y el insomnio.
  • Aumenta la capacidad de concentración y agilidad mental.

¿Cómo mantener sus efectos con el tiempo?

cura de sueño
Para mantener sus beneficios a largo plazo, los expertos recomiendan adoptar una serie de hábitos saludables.

Los expertos aconsejan seguir una serie de hábitos para mantener sus beneficios a largo plazo:

  • Llevar a cabo rutinas nocturnas positivas (darse un baño o ducha relajante, realizar algún ejercicio de relajación y respiración en la cama, etc.)
  • Adaptar la temperatura en el dormitorio (procurar mantener una temperatura templada y agradable).
  • Mantener el dormitorio a oscuras y sin ruidos molestos.
  • Evitar las cenas copiosas.
  • Hacer uso de las técnicas de meditación o mindfulness para evitar el estrés diario.
  • Evitar el consumo de excitantes como el café o el alcohol.
  • Adoptar hábitos de vida saludables como llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio fisico con regularidad.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias