Salud

¿Qué es la frustración y cómo superarla?

frustración
¿Harto de sentirte frustrado? ¡Sigue nuestros consejos!
0 Comentar

En ocasiones, cuando no conseguimos lo que queremos nos sentimos decepcionados y frustrados. Este sentimiento puede acarrear una situación grave si nos “instalamos” en la queja durante mucho tiempo. Para evitarlo, te explicamos qué es la frustración y cómo afrontarla.

¿Qué es la frustración?

frustración
Sentirnos decepcionados cuando no conseguimos lo que queremos es una de sus características.

Es una respuesta emocional relacionada la decepción que surge cuando cuando no se puede satisfacer un deseo u objetivo planteado. Ante este tipo de situaciones, la persona suele reaccionar con ira, tristeza, ansiedad o una actitud violenta.

La frustración surge, no de una experiencia real, sino de cómo se vive a a nivel emocional. Aprender a tolerarla es un proceso lento y si no empieza desde la niñez, puede costarnos mucho esfuerzo en la época adulta.

¿Por qué se da la baja tolerancia a la frustración?

frustración
La baja tolerancia a la frustración puede empezar durante la niñez.

Entre las causas de la frotación, los expertos señalan que las siguientes son las más habituales:

  • El individuo sólo es capaz de ver el aspecto negativo de las cosas.
  • Cuando existe una tendencia a controlar todo.
  • Sentimiento de incapacidad para afrontar las situaciones difíciles de la vida.
  • Condicionamiento social: educación, presión del entorno para conseguir determinados objetivos, etc.
  • Tener un razonamiento muy rígido ante las cosas y situaciones.
  • Tener expectativas alejadas de lo racional y demasiado exigentes.
  • La persona es muy impulsiva e impaciente.
  • Temperamento adquirido (genética).
  • Falta de motivaciones.
  • Cuando hay dificultades para expresar las emociones.

¿Cómo superar la frustración?

Las personas que saben tolerarla, viven de forma más estable y feliz alejadas de la autoexigencia. Para saber afrontar la frustración, los psicólogos afirman que estos pasos pueden ayudarnos:

  • El primer paso es la aceptación. Las cosas no ocurren cuando queremos y de la forma en qué deseamos, por lo que aceptar este hecho nos evitará sentimientos frustrantes.
  • Ser conscientes de los sentimientos y emociones que la frustración provoca en nosotros.
  • Saber que nuestros deseos no pueden ser satisfechos de forma inmediata.
  • Bajar el nivel de exigencia. Reconocer que la perfección no existe aumentará nuestra tolerancia a la frustración.
  • Aprender a controlar nuestros impulsos e impaciencia y saber apreciar que que todas las situaciones negativas conllevan un aprendizaje.
  • En vez de instalarnos en la queja y la frustración, busca soluciones creativas. Busca soluciones. Hazte preguntas como ¿qué puedo hacer de forma diferente?.
  • Valora tus logros y acéptate con tus limitaciones.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias