Salud

Hormigueo en extremidades ¿Cuáles son sus causas?

hormigueo extremidades
0 Comentar

Aunque suele ser una situación pasajera, el hormigueo en extremidades es muy molesto y a veces causa dolores y cambios de temperatura corporal. Descubre todas sus causas en el artículo de hoy.

Malas posturas

hormigueo en extremidades
Adoptar una mala postura durante mucho tiempo puede producir hormigueo.

Mantener una postura durante mucho tiempo que corte la circulación sanguínea puede producir hormigueo en las extremidades. En la mayoría de los casos este hormigueo se pasa cuando nos colocamos en una posición adecuada o activamos la circulación.

Esclerosis

hormigueo en extremidades
Uno de los síntomas de la esclerosis es el hormigueo en las extremidades.

El hormigueo es uno de los primeros síntomas de la esclerosis múltiple. Esto se produce porque el flujo sanguíneo es deficiente en las extremidades.

Deficiencia de vitamina B12

hormigueo en extremidades
Otra de sus causas es una dieta deficiente en alimentos que proporcionen vitamina B12.

Cuando una persona tiene deficiencia de vitamina B12, el sistema nervioso se descontrola provocando hormigueo, fatiga, anemia, etc.

Diabetes

hormigueo en extremidades
La diabetes es una de las causas del hormigueo en las extremidades.

La diabetes puede producir un  flujo sanguíneo insuficiente que puede hacerle sentir a la persona hormigueo en piernas y pies.

Problemas circulatorios

hormigueo en extremidades
La mala circulación sanguínea puede provocar hormigueo en manos, pies o piernas.

Cuando una persona tiene problemas circulatorios, es posible que sienta sensaciones de hormigueo. Si el hormigueo aumenta o se convierte en algo constante, podría ser un síntoma de una enfermedad grave.

Otras causas del hormigueo en extremidades

  • Estar sentado en la misma posición por mucho tiempo.
  • Lesiones en los nervios.
  • Síndrome de piernas inquietas.
  • Deficit de minerales en el organismo como calcio, sodio o potasio.
  • Síntoma de una hernia discal.
  • Consumo de bebidas alcohólicas o tabaco.
  • Consumo de algunos medicamentos.
  • Enfermedad de Buerger.
  • Hipoestesia: El hormigueo puede ser uno de los síntomas de la hipoestesia, seguido de una pérdida de la sensibilidad.
  • Retención de líquidos: Uno de los síntomas más comunes de la retención de líquidos es el hormigueo de piernas y pies. Para evitarlo es fundamental llevar una alimentación equilibrada.
  • Picaduras o mordeduras de animales o insectos venenosos.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias