Alimentación

¿Por qué no es saludable comer bollería industrial?

¿Por qué no es saludable comer bollería industrial?
¿La bollería industrial es perjudicial para la salud?
0 Comentar

En los últimos años son muchos los estudios que confirman que el consumo de bollería industrial y de alimentos procesados es perjudicial para la salud. ¿Por qué no es recomendable? Analizamos los contras de los bollos para nuestra salud.

¿Por qué es tan desconsejable la bollería industrial?

bollería industrial
La bollería industrial contiene un alto nivel de azúcares, grasas trans y aditivos.
  • En primer llegar su calidad nutricional es muy dudosa.
  • Genera adicción. La combinación de grasas y azúcares que contiene se convierte es responsable de su poder adictivo.
  • Las grasas que contienen no son saludables. Son productos ricos en grasas trans las cuales provocan enfermedades cardiovasculares entre otras enfermedades graves.
  • Tienen un alto nivel de calorías. 100 gramos nos aportan una media de 450 Kcal, lo que equivale  a ingerir 600 gramos de patatas o 1600 gramos de judías…
  • El exceso de azúcar refinado que contienen pueden provocar picos de azúcar y de insulina que pueden desembocar en enfermedades como la diabetes.
  • Pueden provocar hipertensión por su alto contenido en sodio.
  • Aportan colesterol malo lo cual puede producir enfermedades como la arterioesclerosis y enfermedades cardíacas.
  • Por su aporte en grasas puede provocar sobrepeso, obesidad y celulitis.
  • Aumentan el riesgo de depresión. Según un estudio publicado en la revista Public Health Nutrition, declara que los consumidores habituales de este tipo de productos tiene un 51% más de posibilidades de desarrollar depresión.

¿Es más sana la bollería casera?

bollería industrial
La bollería casera tiene menos sodio, grasas y conservantes.

Las razones por las que se considera más sana son:

  • Podemos conocer el origen de los ingredientes con la que está realizada. Además, se hornea de forma moderada, lo que las hace más saludables.
  • Contienen menos sodio y no se emplean aditivos ni conservantes.
  • Reducen la presencia de grasas trans.
  • Tienen menos calorías si están elaborados con lácteos desnatados.
  • Tienen mejor calidad nutricional si se le añaden frutos secos y si se sustituye la harina refinada por avena o cereales integrales.

Podemos concluir que la bollería casera es bastante más sana que la industrial, aunque sigue siendo un alimento de consumo moderado por contenido en carbohidratos, azúcar y grasas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias