Salud

Grelina, la hormona del apetito

Grelina
La hormona grelina es la responsable de nuestro apetito
0 Comentar

En la batalla contra los kilos de más juegan muchos factores. No sólo es importante prestar atención a la comida y el ejercicio. Las condiciones físicas y nuestro organismo son los máximos responsables de cómo perdemos peso. Hoy queremos contarte todo sobre la “hormona del apetito”: la grelina.

¿Qué es la grelina?

grelina
Los niveles de grelina aumentan si se pasan períodos de hambre o ayuno continuo.

Es una hormona sintetizada por el estómago y es la responsable de la sensación de “hambre”.

Su función principal es predisponer a los diferentes órganos digestivos para el procesamiento de los alimentos. En periodos de hambre el organismo segrega esta hormona para despertar el apetito de la persona.

Es importante controlar los niveles de esta hormona aunque es sencillo, la clave está en no pasar grandes periodos de tiempo sin comer. Por ello es importante comer varias veces al día en menores cantidades y con alimentos saciantes.

¿Cómo controlar la grelina?

grelina
Hacer ejercicio físico con regularidad es un factor clave para controlar esta hormona del apetito.

Además de comer varias veces al día, hay varias pautas a seguir si queremos controlar esta hormona:

  • No saltarse las comidas y evitar el ayuno

    Esta situación aumenta notablemente los niveles de la hormona e incrementa las ganas de comer.

  • Evitar las dietas estrictas

    Cuando reducimos la ingesta de calorías de forma drástica se suele desencadenar un aumento considerable de los niveles de grelina.

  • La fibra es esencial en tu dieta diaria

    Las comidas altas en fibra te hacen sentir saciadoLa y reduce los factores de riesgo de una enfermedad cardiovascular.

  • Dormir bien

    Si nuestras horas de descanso son insuficientes o padecemos de insomnio o algún trastorno del sueño, los niveles de grelina aumentan considerablemente. Además, las personas que no duermen lo suficiente a menudo consumen más carbohidratos y azúcares.

  • Rebajar los niveles de estrés y ansiedad

    Estos factores aumentan las posibilidades de que nuestro apetito aumente de forma incontrolada.

  • Moverse y realizar ejercicio físico habitualmente

    Éste hábito saludable favorece la sensación de saciedad y disminuye el hambre gracias al aumento de la hormona leptina en el organismo.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias