Salud

Aumenta tus defensas con la equinácea

Flor de la equinácea
0 Comentar

El aire acondicionado y los cambios de temperatura de esta época del año pueden provocar resfriados. En estos casos la equinácea será un buen aliado para aumentar tus defensas y protegerte de las infecciones. Hoy te contamos todas sus propiedades.

¿Qué es la equinácea?

La equinácea es una planta común en América del sur y África. También crece en América del norte y esta siendo introducida en Europa. Puede soportar distintos climas y condiciones adversas y de ella se usan las hojas, las flores y las raíces.

Beneficios de la equinácea

equinácea
La equinácea se utiliza para combatir las infecciones.

Esta planta usa principalmente para tratar infecciones y síntomas de la gripe. Algunas de sus propiedades más destacadas son:

  • Estimula el sistema inmunológico

    Evita los resfriados y es un remedio eficaz contra la gripe. Según un estudio publicado en la revista científica The Lancet, indican que esta planta ayuda a curar la gripe con rapidez, debido a que los síntomas desaparecen unas 36 horas antes de lo normal.

  • Combate las infecciones

    Combate infecciones de todo tipo como las infecciones en el tracto urinario, infecciones genitales, infecciones genitales, infecciones en la sangre, en las encías, etc.

  • Alivia dolores de garganta

    También ayuda a reducir la inflamación de anginas.

  • Inhibe los síntomas de la gripe A

    Según un estudio de la Universidad de Giessen,  revela que la equinácea inhibe el virus de la gripe A: “Aunque la actividad antiviral y antibacteriana de la equinácea es muy conocida, es la primera vez que se demuestra una eficacia directa sobre el virus de la gripe A”.

  • Alivia las migrañas

    Es eficaz contra las migrañas. 

  • Útil frente a problemas digestivos

    Disminuye las molestias por problemas digestivos.

  • Alivia los sintomas de afecciones de la epidermis

    Como heridas, eccemas, psoriasis, herpes, las picaduras, hemorroides, etc.

¿Cómo podemos tomarla?

equinácea
Una de las formas más comunes de tomarla es en infusión.

La forma más habitual de encontrárnosla es natural, en extracto seco y fluido, en cápsulas e infusiones. También podemos encontrarla en cremas, lociones o apósitos.

En las infusiones se emplean las hojas de equinácea y el extracto seco de la raíz. En caso de resfriado se pueden tomar unas cinco tazas de té al día e ir reduciendo la cantidad a medida que vayan remitiendo los síntomas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias