Entrenamiento

Descubre los ejercicios de Kegel

Ejercicios de Kegel
¿Qué son los ejercicios de Kegel?
0 Comentar

Los ejercicios de Kegel están en boca de todos. Es uno de los entrenamientos de moda y ha llegado para quedarse. ¿Cuál es su secreto? Fortalecer el suelo pélvico. Te invitamos a descubrir más sobre este novedoso sistema.

¿Qué son?

Ejercicios de Kegel
El objetivo es recuperar el tono muscular de la zona pélvica y evitar la incontinencia.

Los ejercicios de Kegel consisten en contracción del músculo pubocoxígeo. Este movimiento tiene como objetivo fortalecer el suelo pélvico. Haciéndolos de forma adecuada, refuerzan los músculos del aparato reproductor femenino y se controla la orina.

Estos ejercicios Fueron creados en torno a 1940 por el Arnold Kegel como método para prevenir a incontinencia urinaria tras el parto. Con los años, se fue descubriendo que estos ejercicios sirven para algo más que tratar la incontinencia urinaria. Trabajar los músculos de la zona hace que las relaciones sexuales mejoren.

Beneficios de los ejercicios de Kegel

Ejercicios de Kegel
Fortalecer el suelo pélvico no es la única de sus ventajas.
  • Se pueden realizar en cualquier lugar ya que no se aprecian externamente.
  • Son recomendables para cualquier sexo y edad. Con el paso del tiempo la musculatura del suelo pélvico se deteriora, por ello los ejercicios de Kegel son ideales para potenciar y fortalecer esta musculatura.
  • Resultan muy beneficiosos en el plano sexual. En los hombres pueden ayudar a combatir la eyaculación precoz y en las mujeres facilitan llegar al orgasmo y la sensibilidad de la zona.
  • Control de la incontinencia. Tanto en hombres como en mujeres. Los ejercicios de Kegel son recomendados tanto en el post-parto de las mujeres como después de una cirugía de próstata en los hombres.

¿Cómo se realizan?

Ejercicios de Kegel
Para realizar los ejercicios de Kegel lo ideal es estar sentado.
  • Lo ideal es realizar estos ejercicios sentados, pero para los “novatos” se pueden empezar tumbados en el suelo para facilitar los movimientos.
  • Hay que respirar con normalidad. No se debe contener la respiración, sino relajar nuestro cuerpo y mantener una postura alineada.
  • Es necesario vaciar la vejiga antes de comenzar con los ejercicios. 
  • Para comenzar hay que contraer y relajar sucesivamente los músculos del suelo pélvico. Primero se contraen durante cuatro segundos. Se relaja el músculo completamente y se repite durante otros cuatro segundos.
  • Las repeticiones se realizarán 10 veces seguidas de 4 a 8 veces por día.
  • No has bueno realizar los ejercicios Kegel en exceso, ya que puede ocasionar fatiga muscular y aumentar la incontinencia urinaria.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias