Sexo

¿Por qué es mejor el sexo en primavera?

La primavera la sangre altera, eso lo sabemos todos. Pero no sólo altera la sangre, el deseo sexual también aumenta considerablemente en esta época del año. Cuando las horas de sol se alargan, las temperaturas suben y el ánimo está por las nubes. ¿Sabes cuáles son las razones por las que el sexo en primavera es mejor?

La luz y el sol

sexo en primavera
Las horas de sol favorecen el aumento de la atracción sexual.

El sol y la luz actúan como afrodisíacos naturales, ya que son productores de vitamina D. Según un estudio de la Universidad Médica de Graz, en Austria, los hombres con más cantidad de esta vitamina tienen mejores niveles de testosterona (hormona del deseo). Tanto la testosterona como la vitamina D aumentan en estos meses hasta culminar en Agosto.

Además, la luz libera endorfina, oxitocina y serotonina que mejoran el estado de ánimo general.

La alimentación

sexo en primavera
Las fresas aumentan la libido en esta época del año.

Asimismo, con la primavera llegan las frutas de temporada que tienen propiedades afrodisíacas. Entre ellas están las fresas, que además de deliciosas despiertan la libido.

Otro alimento que aumentan nuestro deseo en primavera es el espárrago. “Comerlo durante tres días seguidos pueden potenciar el poder sexual de una persona”, afirman en The Vegetarian Society.

La hormona luteninizante

sexo en primavera
Las hormonas juegan un papel fundamental en las relaciones sexuales.

Esta hormona se produce más en primavera y está asociada a la ovulación de las mujeres. Entre otras cosas, favorece la temperatura corporal haciendo que mejore el color de la piel y el aspecto general. Según los especialistas, esta hormona las hace más atractivas y envía una especie de “señal de fertilidad”.

Según señala la antropóloga Helen Fisher, las mujeres se ven más guapas cuando ovulan y es la época en la que se pintan más las uñas y los labios de rojo, atrayendo al sexo opuesto.

El deporte ayuda

sexo en primavera
El deporte también ayuda a tener más deseo sexual.

Hacer ejercicio influye directamente en nuestro estado anímico ya que aumenta la producción de endorfina. Al mejorar el flujo sanguíneo se producen también buenas erecciones. Según el antropólogo Ignacio Moncada, el deporte también ayuda a tener deseo sexual: “la posibilidad de dedicar más tiempo al deporte en esta estación ayuda también a mantener en regla los niveles de las hormonas sexuales”.