Sexo

El clítoris: ese gran olvidado

Clítoris
Secretos del clítoris
0 Comentar

El clítoris ha sido el órgano olvidado por la ciencia y la anatomía hasta hace muy poco tiempo. Concebido exclusivamente para dar placer a la mujer, aún es un tema desconocido y misterioso para muchos. Veamos qué es y cómo se estimula.

¿Qué es el clítoris?

clítoris
Para muchos, aún es un gran desconocido.

Su nombre proviene de Kleitoris (pequeño monte). Es el órgano sexual femenino situado en el interior de la vagina, se puede observar desde la parte superior de la vulva.

Es el único órgano dedicado exclusivamente a proporcionar placer. Está formado por vasos sanguíneos, glándulas y terminaciones nerviosas que se asemejan completamente al pene masculino, pero no sirve para la reproducción. 

Cosas que debes saber sobre el clítoris

hongos vaginales

  1. Varias formas de estimulación

    Se estimula de varias formas. La más conocida es a través de las caricias (masturbación) la segunda a través del sexo oral (cunilingus).
    Los orgasmos vaginales existen, pero apenas un 30% de las mujeres consiguen tener uno con penetración. El resto requiere estimulación directa del clítoris.

  2. Aparenta ser más pequeño de lo que es

    Sólo se ve la parte exterior, pero por dentro hay glándulas, bulbos vestibulares y pilares

  3. No hay ninguno igual

    Cada mujer tiene un clítoris diferente, lo que lo hace aún más especial.

  4. La eterna juventud

    No envejece con el paso del tiempo.

  5. Similar a un pene

    Es casi idéntico a un pene y se comportan igual.

  6. Su estimulación es cerebral

    Cuando los impulsos del clítoris llegan al cerebro se produce el deseado orgasmo. Cuando nos acercamos al clímax, el clítoris recoge toda la información sensorial del cerebro para tal fin.

  7. Se puede “poner en forma”

    Hacer ejercicio con regularidad lo fortalecerá.

¿Cómo estimularlo?

clítoris
El clítoris sólo cumple una función: dar placer a la mujer.

Cada mujer siente placer de una forma. Algunas mujeres sienten rechazo hacia su manipulación, ya que lejos de darles placer, les produce incomodidad.

Por ello hay mujeres que prefieren una estimulación indirecta con el roce de la ropa, el tacto de los dedos o a través del sexo oral.

Durante el sexo en pareja, se pueden adoptar posturas en las que el hombre se sitúa detrás de la mujer. Si la mujer está encima, el clítoris se verá estimulado con el roce del pubis o la penetración.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias