Dietas

La paleodieta, comer como nuestros antepasados está de moda

Comer como nuestros antepasados es la nueva moda. Recuperar las viejas costumbres alimenticias es la base de la “Paleodieta”. Una forma de cuidarse a través de los alimentos de toda la vida, que según los expertos ayudan a controlar el peso. Vamos a describir en qué consiste.

¿Cómo surge la paleodieta?

paleodieta
¿Volverías a la alimentación de nuestros antepasados?

En los años 70, Walter L. Voegtlin, comenzó a popularizar la paleodieta. Tras él, Loren Cordain, defendió que la dieta ideal es aquella para la que estamos preparados por nuestra genética. Según Cordain, hay recuperar las necesidades vitales: comer con hambre, beber si se tiene sed, hacer ejercicio y recuperar el deseo sexual.

¿En qué se basa?

paleodieta
Las frutas son uno de los pilares de esta dieta ancestral

La paleodieta es una forma de alimentarse que se siguió durante un período de más de 2,5 millones de años, hasta el momento en que apareció la agricultura.

Según Carlos Pérez, especialista en medicina natural y autor del manual Paleodieta (Ediciones B). Hay alimentos que llevan con el ser humano desde hace 76.000 generaciones (carne, pescado, huevos, frutos del bosque, verduras, frutos secos, etc) y otros, llevan menos de 300 (lácteos, azúcares refinados y productos procesados ).

Entre sus detractores está el doctor Albert Lecube, coordinador del grupo de obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, que sostiene que “volver a 100.000 años atrás es una aberración”.

¿Qué se puede comer y qué no con la paleodieta?

paleodieta
La base de la paleodieta es comer alimentos sin procesar

Los alimentos “permitidos” por este tipo de dieta son: vegetales, frutas, frutos secos y algas. Huevos, carne magra, pescados y marisco fresco también están permitidos. Los lácteos, legumbres y cereales sólo de forma puntual.

“El cuerpo necesita hidratos de carbono, pero no de los refinados ni los de alta carga glucémica, sino los que contienen frutas y verduras”, defiende Carlos Pérez.

Según esta dieta hay que comer solo tres veces al día y beber agua únicamente cuando se tenga sed. “Hay que beber de tal manera que, al final del día, la ingesta de agua haya ganado por goleada al resto de líquidos que se hayan tomado”, dice el experto.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias