Sexo

Las nuevas prácticas sexuales más peligrosas

Prácticas sexuales peligrosas

Innovar en el terreno de las relaciones es fundamental para tener un sexo satisfactorio. Sin embargo, las últimas modas sexuales distan mucho de ser “sanas” y se han convertido en una tendencia de riesgo para la salud. ¿Quieres saber cuáles son las prácticas sexuales más peligrosas?

El juego de moda entre los jóvenes: el “muelle”

prácticas sexuales
Practicar el sexo de forma arriesgada es una de las tendencias actuales.

Consiste en que varios chicos se sientan desnudos mientras que las chicas se colocan encima de ellos. Ellos fuerzan la penetración durante treinta segundos, cambian de pareja y repiten la operación. El chico que eyacula primero pierde.

VIH, hepatitis C, sífilis, gonorrea o virus del papiloma humano (VPH) son algunas de las enfermedades de transmisión que ocasiona este “juego”.

Quitarse el preservativo durante el acto sexual sin consentimiento

La última moda en EE.UU. está dando mucho que hablar por el aumento del índice de violaciones entre los jóvenes. Esta es una de las prácticas sexuales más peligrosas, ya que se realiza sin consentimiento de una de las partes.

El hombre se quita el preservativo durante la relación sexual sin que la mujer sea consciente de que lo está haciendo. Lo cual conlleva no sólo un peligro extremo para la salud por transmisión de enfermedades, sino porque puede provocar embarazos no deseados y un “asalto” a la intimidad de la mujer.

Alexandra Brodsky, de la Facultad de Derecho de Yale, ha escrito un artículo Columbia Journal of Gender and Law, en el que explica cómo el sexo consentido puede pasar a ser no consentido con esta práctica. Además, afirma que esta nueva moda expone a las víctimas a riesgo de embarazo y de enfermedades“. 

La “asfixia”

practicas sexuales
La asfixia es una de las prácticas sexuales de moda más peligrosas.

Aunque no es nueva, esta práctica sexual ha ganado fama y en número de asiduos en los últimos tiempos. ¿En qué consiste? En cortar el suministro de oxígeno al cerebro mediante la asfixia. Se suele hacer con una bolsa o estrangulando a la otra persona durante el orgasmo. Los que lo practican afirman que lo que supone una sensación de riesgo muy placentera, pero es un acto altamente peligroso que puede llevar directamente a la muerte.

La mecanofilia, entre las prácticas sexuales más raras

Hay personas que sienten atracción sexual hacia los objetos mecánicos. Por ello utilizan objetos de todo tipo para darse placer pero que les pueden llevar a sufrir cortes e infecciones severas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias