Salud

Beneficios del té de limón

te-limon
0 Comentar

Tanto el té como el limón se presentan como productos beneficiosos para la salud, pero la combinación de ambos nos ayudarán a aprovechar mucho mejor sus propiedades con un té con limón. Esta elaboración se conoce desde hace bastante tiempo, pasando de generación en generación. A continuación os mostramos los beneficios del té con limón, que conseguirá que lo tomes todos los días a las 5 como los británicos.

Esta bebida puede ser un estupendo remedio para los casos de resfriado o de gripe. Además de tratarse de una solución casera, sus propiedades estimulantes y desintoxicantes contribuirán a que te encuentres mucho mejor. No lo dudes en caso de que arrastres alguna de estas dolencias.

El consumo de té de limón después de cada comida consigue mejorar la digestión, en gran medida ya que contribuye a la eliminación de aquellas sustancias no deseadas. También ayuda que los elementos más beneficiosos puedan ser absorbidos con más rapidez.

En los momentos en los que te encuentres con dolor de cabeza, debilidad o con estrés deberías probar una taza de té de limón. Conseguirá que recuperes la energía y tu ánimo se verá mejorado de forma considerable. Es cuestión de probarlo y experimentarlo en tus carnes. Incluso aquellas personas con enfermedades cardiovasculares pueden recurrir a una taza de esta bebida para mejorar su estado. Pese a que debemos acudir a la consulta del médico, está comprobado a través de la ciencia que los flavonoides de esta bebida contribuyen a disminuir los lípidos, rebajan la inflamación y evitan la coagulación de sangre.

Otro de los beneficiados por el consumo de té de limón será la piel. La combinación del té con limón o con otro cítrico consigue prevenir el cáncer de piel, mientras que sus características antioxidantes conseguirán que la piel se mantenga joven durante más tiempo.

Preparación del té de limón

Resulta muy fácil y barato hacer un té de limón. Se puede tomar tanto caliente en los meses de frío o fresco durante el verano añadiéndole un par de cubitos de hielo y guárdalo en el frigorífico. No está de más que en tu despensa siempre tengas unas bolsitas de té para prepararlo cuando quieras.

Lo más sencillo es utilizar los saquitos. Pon una taza con agua a hervir en un cazo o en el microondas. Una vez que empieza a hervir le añadiremos la bolsita de té y lo dejaremos reposar unos cinco minutos. También existe la opción de añadirle hebras que te obligarán a colarlo más adelante.

El último paso consistirá en echarle el limón. La cantidad dependerá del gusto de cada uno. En cuanto al endulzante puedes recurrir a una cuchara de azúcar, sacarina o miel. Estos son algunos beneficios del té con limón. ¿Y a ti cómo te gusta tomarlo?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias