Salud

¿Qué hacemos mal cuando tenemos gripe?

gripe
0 Comentar

En los meses de más frío se incrementa considerablemente la incidencia de la gripe debido al debilitamiento del sistema inmune. Seguro que estarás cansado de escuchar los innumerables consejos para prevenir esta enfermedad, que puede llegar a dejarnos K.O. varios días. Los meses en los que se producen más casos de gripe se concentran entre diciembre y enero, aunque también hay que reconocer que desde el comienzo del otoño empiezan a producirse los primeros casos, prolongándose hasta marzo, según la información del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España. ¿Qué hacemos mal cuando tenemos gripe?

Pequeños detalles como llevar a cabo una alimentación saludable o la adecuada limpieza de las manos también influyen en este proceso.

Suele resultar muy frecuente que confundamos una gripe con un catarro, principalmente porque los síntomas sean muy parecidos. En cualquier caso, nunca hay que automedicarse. La gripe cuenta con un periodo de incubación de un par de días aproximadamente, teniendo entre sus principales signos la debilidad muscular, la fiebre, obstrucción nasal y la tos. Por su parte, en el caso del catarro, los síntomas son más leves, aunque sin la presencia de fiebres altas.

El antibiótico no podrá contrarrestar los efectos de la gripe, sobre todo porque ésta está causada por un determinado tipo de virus y la medicación tiene la función de luchar contra las infecciones bacterianas. Sólo hay que recurrir a los antibióticos cuando un médico nos lo recete.

Por motivos de educación y de respeto hacia las personas que tenemos a nuestro alrededor casi siempre nos tapamos la boca en el momento de estornudar o toser. Sin embargo, las manos no se presentan como el sitio más propicio para abandonar los gérmenes, ya que estamos en contacto con el ambiente que nos rodea y con otras personas. Lo adecuado sería taparse la boca con un pañuelo de papel.

Al contrario de lo que muchos pudiesen pensar, los aparatos de aire acondicionado no influyen en sí mismos al contagio de la gripe. Cuando en realidad hay más opciones de que incrementen los contagios es cuando permanecemos en una sala con personas que tengan la gripe y por lo tanto, el virus de la gripe circule en el ambiente.

La gripe suele durar entre tres y siete días. Lo más normal es que en el plazo de una semana el organismo recupere la normalidad, ya sea con fármacos o sin ellos. Resulta extraño que se registren casos de gravedad en torno a la gripe, pero en determinados colectivos, como pueden ser los mayores de 60 años, personas con patologías previas o los niños, una simple gripe puede conducirnos a otras enfermedades como la neumonía o la bronquitis. En ese caso será preciso recurrir a los consejos de un médico. Por lo tanto, recuerda que la gripe se cura con el paso de las jornadas, y que los medicamentos no conseguirán acabar con las dolencias. Únicamente disminuyen los efectos.

Consejos contra la gripe

Aunque resulte un tanto obvio, lavarse las manos con regularidad resulta necesario para prevenir los contagios de las sustancias patógenas que se hayan podido establecer en las mismas. Utilizaremos agua y jabón, frotando bien en cada rincón, sobre todo entre los dedos. En cuanto al secado, lo aconsejable sería el uso de toallitas de usar y tirar para no contagiar el virus a otros.

Tampoco hay que pasar por alto las virtudes de una buena alimentación para enfrentarse a esta enfermedad. La dieta influye mucho en la protección del organismo. Intentaremos recurrir a productos con alto contenido en minerales y vitaminas para reforzar las defensas y acabar lo antes posible con la gripe. Al seguir unos hábitos de vida saludables, en donde también tenga cabida la práctica de ejercicio, nos convertiremos en personas más fuertes ante los agentes patógenos.

Al igual que hacemos incidencia en la alimentación, también hay que preocuparse por la hidratación y el consumo de líquido. De esta forma se consigue un adecuado estado de las mucosas y permite una pronta recuperación de los procesos febriles. Cuando se tiene fiebre uno de los grandes problemas es la deshidratación del cuerpo de manera progresiva. En las primeras jornadas de la gripe se aconsejan las sopas y las bebidas calientes con cafeína. Nuestro cuerpo lo agradecerá.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias